Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 



ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO DE FECHA 7 DE JUNIO DE 2013, RELATIVO A APLICACIÓN DEL REAL DECRETO-LEY 20/2012, DE 13 DE JULIO EN MATERIA DE PERMISOS DE VACACIONES DEL PERSONAL AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA (BOME DEL 18)


 
(IL 2582/2013)

El Consejo de Gobierno, en sesión ordinaria celebrada el 07 de junio de 2013 adopto entre otros el siguiente acuerdo:

"Terminados los asuntos contenidos en el Orden del Día, previa su declaración de urgencia, se adoptaron los siguientes acuerdos:

"TERCERO:

Visto el correspondiente expediente, donde figura acuerdo favorable adoptado por la Comisión Permanente de Administraciones Públicas, en sesión celebra el día 18 de febrero de 2013, de conformidad con el mismo, El Consejo de Gobierno acuerda aprobar propuesta de la Excma. Sra. Consejera de Administraciones Públicas, que literalmente dice:

"PROPUESTA DE ACUERDO DE APLICACIÓN DEL REAL DECRETO-LEY 20/2012, DE 13 DE JULIO EN MATERIA DE PERMISOS DE VACACIONES DEL PERSONAL AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA CIUDD AUTÓNOMA.

Las Administraciones Públicas son competentes para establecer la ordenación del tiempo de trabajo del personal a su servicio, de acuerdo con el artículo 47 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, que aprueba el Estatuto Básico del Empleado Público.

Esta competencia debe ser ejercida respetando, a su vez lo establecido en el artículo 37.1 m) del mismo texto legal, que señala como materias objeto de negociación las referidas al calendario laboral, horarios, jornadas y permisos.

La jornada general de trabajo en el Sector Público ha quedado establecida en la disposición adicional septuagésima primera de la Ley 2/2012, de 29 de junio de Presupuestos Generales del Estado para 2012, fijando que la misma no podrá ser inferior a treinta y siete horas y media semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual.

Por ello, los representantes de la Administración de la Ciudad Autónoma y las Organizaciones Sindicales presentes en la Mesa General Común de Personal Funcionario y Laboral en sesión celebrada el día 14 de Diciembre de 2012, firmaron el "Acuerdo para la aplicación de la jornada general del trabajo en el Sector Público" estableciéndola como mínimo, en 1642 horas y media en cómputo anual no procediéndose al abono ni de horas extraordinarias ni de cualquier otra gratificación por servicios extraordinarios que no excedan del mínimo legal de horas establecido.

Por su parte, el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, en su artículo 8 modifica los artículos 48 y 50 de la ley 7/2007, de 12 de abril, de Estatuto Básico de Empleado Público, sobre permisos y vacaciones de los funcionarios públicos, en virtud del cual se reducen respecto a la normativa anterior los días de libre disposición, se suprimen los días adicionales por antigüedad tanto en el caso de las vacaciones como en el de los días por asuntos particulares y se suspenden los pactos, acuerdos y convenios para el personal funcionario y laboral suscritos por las Administraciones Públicas y por sus Organismos o Entidades a ellas vinculados, que contradigan estas disposiciones.

En consecuencia, se hace necesario adecuar la regulación sobre vacaciones y permisos jornadas y horarios del personal de la Administración de la Ciudad Autónoma de Melilla a las anteriores normas.

En virtud de lo expuesto, previa negociación con las organizaciones sindicales con representación en la Mesa General Común de Negociación de Personal Funcionario y Laboral de la Ciudad Autónoma de Melilla, y conforme a las competencias atribuidas a la Consejería de Administraciones Públicas por el Decreto de atribución de competencias (BOME Extraordinario número 20, de 26 de agosto de 2011), VENGO A PROPONER al Consejo de Gobierno, la aprobación del ACUERDO DE APLICACIÓN DEL REAL DECRETO-LEY 20/2013, DE 13 DE JULIO, EN MATERIA DE PERMISOS Y VACACIONES DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA CIUDAD AUTÓNOMA.

1.- Cada año natural las vacaciones retribuidas de los empleados públicos de la Ciudad tendrán una duración de 22 días hábiles anuales por año completo de servicio, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor. A estos efectos, los sábados se considerarán inhábiles, sin perjuicio de las adaptaciones que se establezcan para los horarios especiales.

2.- La vacaciones se disfrutarán, previa autorización y siempre que resulte compatible con las necesidades del servicio, dentro del año natural y hasta el 15 de enero del año siguiente, en períodos mínimos de 5 días hábiles consecutivos.

Sin perjuicio de lo anterior, y siempre que las necesidades del servicio lo permitan, de los días de vacaciones previstos en el apartado primero de este Acuerdo, se podrá solicitar el disfrute independiente de hasta 7 días hábiles por año natural.

3.- El permiso normal de vacaciones será el comprendido entre los meses de junio, julio, agosto y septiembre, debiendo anunciar la Dirección General correspondiente, en el mes de enero, en cual o cuales de los cuatro meses citados podrán disfrutar de las vacaciones, si bien se permite su disfrute en otro período de forma excepcional previa petición a la Dirección General quien resolverá, teniendo en cuenta las necesidades del Servicio y las razones aducidas por el empleado.

Cuando se prevea el cierre de las instalaciones debido a la inactividad estacional de determinados servicios públicos, los períodos de de disfrute de las vacaciones coincidirá en la franja temporal de cierre.

4.- Cuando el período de vacaciones previamente fijados o autorizado, y cuyo disfrute no se haya iniciado, pueda coincidir en el tiempo con una situación de incapacidad temporal, riesgo durante la lactancia, riesgo durante el embarazo o con los permisos de maternidad o paternidad o permiso acumulado de lactancia, se podrá disfrutar en fecha distinta.

Cuando las situaciones o permisos indicados en el párrafo anterior impidan iniciar el disfrute de las vacaciones dentro del año natural al que correspondan, las mismas se podrán disfrutar en año natural distinto. En el supuesto de incapacidad temporal, el período de vacaciones se podrá disfrutar una vez haya finalizado dicha incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se haya originado.

Si durante el disfrute del período de vacaciones autorizado, sobreviniera el permiso de maternidad o paternidad, o una situación de incapacidad temporal, el periodo de vacaciones quedará interrumpido pudiendo disfrutarse el tiempo que reste en un período distinto. En el caso de que la duración de los citados permisos o de dicha situación impida el disfrute de las vacaciones dentro del año natural al que correspondan, las mismas se podrán disfrutar en el año natural posterior.

6.- Los permisos de los empleados públicos son los recogidos en el artículo 48 del Estatuto Básico del Empleado Público, conforme a la modificación efectuada por el artículo 8 del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

Sin perjuicio de lo anterior, y siempre que las necesidades del servicio lo permitan, los días por asuntos propios podrán acumularse a los días de vacaciones que se disfruten de forma independiente".

Lo que le traslado para su conocimiento y efectos oportunos.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Dossier Plan Anual Normativo
III Congreso Internacional Compliance. El futuro Compliance
Ley it be
Webinar FCPA
 
Tarifa plana