Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

DECRETO 113/2014, DE 3 DE DICIEMBRE, POR EL QUE SE REGULA LA ORDENACIÓN DE LOS CONTENIDOS EDUCATIVOS DEL PRIMER CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL (BOPA 283 DE 12)


PREÁMBULO

El Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias ( RCL 1982, 48 ) atribuye a la Comunidad Autónoma, en su artículo 18, según redacción dada al mismo por la Ley Orgánica 1/1994, de 24 de marzo ( RCL 1994, 889 , 1095 y RCL 1995, 811) , la competencia del desarrollo legislativo y ejecución de la enseñanza en toda su extensión, niveles y grados, modalidades y especialidades, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 27 de la Constitución Española ( RCL 1978, 2836 ) y las leyes orgánicas que lo desarrollen, y sin perjuicio de las facultades que atribuye al Estado el artículo 149.1.30 de la Constitución Española y de la alta inspección para su cumplimiento y garantía.

La educación que reciben los niños y las niñas en sus primeros años de vida es un factor decisivo para su posterior desarrollo integral como personas. A la familia le corresponde en primer lugar la responsabilidad educativa como agente prioritario de socialización ya que es a través de su influencia como se consolidan los valores básicos que han de estructurar su personalidad, se desarrollan las capacidades intelectuales y afectivas y se transmite la cultura de las personas mayores. A los poderes públicos, garantes del derecho a la educación, corresponde colaborar con las familias en esta tarea educativa impulsando las medidas más adecuadas para su desarrollo.

La infancia es, además, una etapa caracterizada por la capacidad de aprender y el período de la vida en el que se producen los avances evolutivos más determinantes para el desarrollo del ser humano. Esta realidad debe ser considerada y su planificación ajustada a las políticas educativas dirigidas a la escolarización de la población infantil.

Dentro de la estructura del sistema educativo se contempla la educación infantil como una etapa educativa única, organizada en dos ciclos con identidad propia, que debe contribuir al desarrollo emocional y afectivo, físico y motor, social y cognitivo del alumnado en colaboración con sus familias, proporcionándoles un clima y un entorno de confianza.

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo ( RCL 2006, 910 ) , de Educación, regula, en el titulo I, capitulo I, la etapa de educación infantil y establece en su artículo 14.7 que las Administraciones educativas determinarán los contenidos educativos del primer ciclo de dicha etapa, y regularán los requisitos que hayan de cumplir los centros que impartan dicho ciclo. Además, esta ley ordena la educación infantil en dos ciclos. El primero comprende desde el nacimiento hasta los tres años, y el segundo, desde los tres a los seis años de edad. En sentido idéntico se pronuncia el Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre ( RCL 2007, 27 ) , por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación infantil.

El Ministerio de Educación y Ciencia ha aprobado la Orden ECI/3960/2007, de 19 de diciembre ( RCL 2008, 24 ) , por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la educación infantil para los centros docentes correspondientes a su ámbito de gestión. Por su parte, el Principado de Asturias ha aprobado el Decreto 85/2008, de 3 de septiembre ( LPAS 2008, 358 ) , por el que se establece el currículo del segundo ciclo de Educación Infantil.

Con ello, se crea el marco necesario para que la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias pueda, dentro de sus competencias, regular el primer ciclo de la etapa de educación infantil.

El presente decreto establece el currículo del primer ciclo que se orienta a lograr un desarrollo integral, armónico y global de la persona en los distintos planos: físico, motriz, emocional, afectivo, social y cognitivo, y a procurar los aprendizajes que contribuyen y hacen posible dicho desarrollo.

Su regulación incluye los objetivos, los contenidos y los criterios generales para realizar la valoración del progreso del alumnado, de modo que los equipos docentes adopten las decisiones relativas a la distribución de los contenidos, que girarán sobre el eje vertebrador de la alimentación, la higiene y el descanso, estableciendo las medidas necesarias para su desarrollo y considerando el primer ciclo como unidad temporal de programación,

La agrupación en bloques establecida en este decreto tiene como finalidad la presentación de los contenidos de forma coherente. En la práctica ha de traducirse en plantear experiencias y actividades de carácter global que las niñas y los niños han de realizar con el fin de lograr lo objetivos educativos propuestos.

En la tramitación del presente decreto se ha solicitado informe al Consejo Escolar del Principado de Asturias, que ha sido favorable.

En su virtud, a propuesta de la Consejera de Educación, Cultura y Deporte, de acuerdo con el Consejo Consultivo del Principado de Asturias y previo acuerdo del Consejo de Gobierno en su reunión de 3 de diciembre de 2014, dispongo:


CAPÍTULO I
Principios y disposiciones generales


Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación

1. El objeto del presente decreto es regular los contenidos del primer ciclo de educación infantil en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias.

2. Lo establecido en este decreto será de aplicación a los centros docentes, tanto de titularidad pública como privada, de la Comunidad Autónoma que, debidamente autorizados por la Consejería competente en materia educativa e inscritos en el Registro de Centros Docentes no Universitarios del Principado de Asturias, impartan las enseñazas del primer ciclo de educación infantil.


Artículo 2. Principios generales

1. El primer ciclo de educación infantil, que juntamente con el segundo ciclo del mismo constituye una etapa educativa con identidad propia, atiende a niñas y niños desde las 12 semanas hasta los tres años y tiene carácter voluntario.

2. El primer ciclo de educación infantil se inspirará en los siguientes principios:

a) La calidad de los entornos educativos, haciendo referencia a todos los elementos que influyen directa e indirectamente en la educación del alumnado.

b) La colaboración y el esfuerzo compartido por familias, profesionales, centros, Administraciones, instituciones y el conjunto de la sociedad, para alcanzar una educación de calidad.

c) La equidad, como elemento que garantice la adaptación de la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades, y como garante de la prevención y compensación de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales.

d) La formación integral y personalizada, capaz de proporcionar a los niños y las niñas, en colaboración con las familias, el desarrollo de su personalidad y de todas sus capacidades, en un marco de bienestar y seguridad.


Artículo 3. Objetivos del primer ciclo de educación infantil

El primer ciclo de educación infantil contribuirá a desarrollar en los niños y las niñas las capacidades que les permitan alcanzar los objetivos siguientes:

a) Comprender y expresarse por medio del lenguaje oral y corporal, aprendiendo a comunicarse con otras personas y a regular su comportamiento en función de las diferentes situaciones.

b) Identificar y expresar, de forma cada vez más precisa, las necesidades básicas de alimentación, higiene, salud, descanso, juego y relación, actuando progresivamente de forma autónoma.

c) Adquirir progresivamente autonomía en la resolución de sus necesidades básicas y en las actividades habituales.

d) Dominar progresivamente el cuerpo y la adquisición de nuevas habilidades motrices, aumentando su autonomía en los desplazamientos, en el uso de los objetos y la orientación en el espacio cotidiano.

e) Establecer relaciones afectivas positivas, comprendiendo y apreciando progresivamente su entorno inmediato, iniciándose en la adquisición de comportamientos sociales que faciliten la integración en el grupo.

f) Identificar los sentimientos y emociones en relación con su propia persona, con otras y con los objetos.

g) Proyectar las propias vivencias a través de las rutinas y de la actividad lúdica, e ir representándolas a través de un incipiente juego simbólico.

h) Descubrir, experimentar, interpretar y utilizar diversas formas de comunicación y representación, tales como los lenguajes musical, gestual, plástico, audiovisual y de las tecnologías de la información y la comunicación, desarrollando, de forma progresiva, actitudes de cooperación y ayuda a otras personas.

i) Desarrollar las capacidades sensoriales y perceptivas para favorecer la curiosidad por el entorno inmediato y por los elementos que lo configuran, atribuyéndoles significación.


Artículo 4. Currículo del primer ciclo de educación infantil

El currículo del primer ciclo de educación infantil es el establecido en el anexo del presente decreto.


CAPÍTULO II
Estructura del primer ciclo de educación infantil


Artículo 5. Áreas de educación infantil

1. Los contenidos educativos de educación infantil se organizarán en las siguientes áreas que se corresponden con ámbitos propios de la experiencia y del desarrollo infantil, sin perjuicio del carácter global de la etapa:

a) Conocimiento de sí mismo o misma y autonomía personal.

b) Conocimiento del entorno.

c) Lenguajes: comunicación y representación.

2. Estas áreas deben entenderse como ámbitos de actuación, como espacios de aprendizaje de todo orden, de actitudes, de procedimientos, que deben contribuir al desarrollo de los niños y las niñas y que tienen que propiciar su aproximación a la interpretación de su entorno, otorgándole significado y facilitando su participación activa en él.

3. Las tres áreas representan campos de acción que están vinculadas, aunque se establecen ciertas delimitaciones entre ellas con el propósito de hacer distinciones curriculares que ayuden a la ordenación y sistematización del trabajo educativo. Esta organización facilita a los profesionales de educación infantil el desarrollo de forma sistemática de su actividad educativa.

4. Los centros de educación infantil elaborarán a partir de los contenidos desarrollados en el anexo su propuesta pedagógica que contendrá al menos los apartados señalados en el artículo 12.


Artículo 6. Principios pedagógicos

1. La acción educativa estará orientada a generar la satisfacción de experimentar, de conocer, de explorar, de aprender, de descubrir, de investigar, de relacionarse, de ampliar figuras de apego y comprender, y constituirá la base de un proceso educativo con un horizonte de realización personal y de participación social.

2. Los métodos de trabajo se basarán en las experiencias, las sensaciones, las actividades y el juego. Se aplicarán en un ambiente de seguridad, afecto y confianza, garantizando el pleno respeto al ritmo de desarrollo de cada niño y niña y al bagaje de experiencias del entorno familiar y sociocultural, para potenciar la autoestima e integración social.

3. Se fomentará el trabajo en equipo, favoreciendo la coordinación de diferentes profesionales que desarrollan su labor en el centro.

4. En las oportunas actuaciones educativas que se desarrollen, se deberán contemplar mecanismos de actuaciones preventivas y compensatorias que eviten desigualdades derivadas de factores personales, sociales, económicos, culturales, geográficos, étnicos o de otra índole.


CAPÍTULO III
Desarrollo y aprendizaje del alumnado


Artículo 7. Valoración del progreso del alumnado

1. En el primer ciclo de educación infantil se realizará un proceso continuo y global de valoración del progreso del alumnado. La observación directa, constante y sistemática, compartida por los distintos y las distintas profesionales que atiendan a cada grupo, junto con las conclusiones obtenidas de la colaboración con la familia debe posibilitar el conocimiento de las condiciones iniciales individuales de cada niño y niña, de los progresos que ha efectuado en su desarrollo y del grado de consecución de los objetivos educativos establecidos.

2. La evaluación deberá atender a dos dimensiones fundamentales: la valoración del proceso seguido y de los logros alcanzados, y la valoración de la intervención educativa y su grado de ajuste de lo planificado.

3. La valoración del alumnado, con carácter general, será responsabilidad del encargado o encargada referente del grupo de niños y niñas que será la persona que realice las funciones de recoger y registrar las informaciones relevantes de este proceso.


Artículo 8. La atención a la diversidad

1. Se entiende por atención a la diversidad el conjunto de actuaciones educativas dirigidas a dar respuesta a las diferentes capacidades, ritmos y estilos de aprendizaje, motivaciones e intereses, situaciones sociales, culturales, lingüísticas y las de salud del alumnado.

Todo el alumnado, con independencia de las especificidades individuales o de carácter social, tiene derecho a una educación adecuada a sus necesidades y características.

2. Se pondrán en marcha mecanismos de detección precoz de dificultades de tipo madurativo y educativo que los niños y las niñas puedan presentar.

3. Una vez detectadas las dificultades referidas, se tomarán las decisiones necesarias para favorecer el proceso de desarrollo y aprendizaje de estos niños y estas niñas, de modo que permitan concreciones individuales ajustadas a las características, los ritmos de desarrollo y aprendizaje y las singularidades de cada niño o niña.


CAPÍTULO IV
Autonomía pedagógica


Artículo 9. Autonomía de los centros

1. La Consejería competente en materia educativa fomentará la autonomía pedagógica y organizativa de los centros, favorecerá el trabajo en equipo y su actividad investigadora a partir de la práctica docente.

2. Las centros que impartan las enseñazas del primer ciclo de educación infantil desarrollarán los contenidos de acuerdo con lo recogido en el anexo, adaptándolo a las características de las niñas y los niños y a su realidad educativa, mediante la elaboración de la propuesta pedagógica a la que hace referencia el artículo 14.2 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo ( RCL 2006, 910 ) .


Artículo 10. Propuesta pedagógica

1. En el ejercicio de su autonomía pedagógica, los centros docentes incluirán en el proyecto educativo del centro la propuesta pedagógica, que recogerá el carácter educativo del ciclo y que contendrá al menos los siguientes apartados:

a) La adecuación de los objetivos generales del ciclo al contexto socioeconómico y cultural del centro y a las características del alumnado, teniendo en cuenta lo establecido al respecto en el propio proyecto educativo.

b) La organización y distribución de los contenidos.

c) Las decisiones de carácter general sobre la metodología.

d) Los recursos que se vayan a utilizar.

e) Las directrices generales sobre los procedimientos de valoración en los progresos del alumnado.

f) Las directrices generales y decisiones referidas a la atención a la diversidad del alumnado.

g) Las actuaciones previstas para la colaboración permanente con las madres, los padres o personas que ejerzan la tutoría legal y la transmisión de información a ellos y ellas.

2. Conforme establece el artículo 92.2 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo ( RCL 2006, 910 ) , la propuesta pedagógica será responsabilidad de un profesional o una profesional con el título de graduado en maestro de Educación Infantil o de graduada en maestra de Educación Infantil o título equivalente, tanto en su elaboración, como en su seguimiento y evaluación. No obstante, en su elaboración y seguimiento participarán aquellos y aquellas profesionales que atiendan al alumnado del ciclo.

3. Asimismo, conforme a lo establecido en el artículo 15.4 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, aquellos centros cuya oferta sea de al menos un año completo del citado ciclo también deberán incluir en su proyecto educativo la propuesta pedagógica.


Artículo 11. Programas de intervención educativa con el alumnado

1. Las personas profesionales que atienden al alumnado del primer ciclo de educación infantil elaborarán un programa de intervención con el alumnado adaptado a cada unidad, a partir de las directrices establecidas en la propuesta pedagógica del centro.

2. Las personas profesionales que atienden a los niños y las niñas de cada unidad, tendrán la responsabilidad de contextualizar, valorar e implementar los programas de intervención educativa con el alumnado.

3. Los programas de intervención educativa serán supervisados y coordinados en su elaboración y desarrollo por el profesional o la profesional con el título de graduado en maestro de Educación Infantil o de graduada en maestra de Educación infantil o título equivalente.


Artículo 12. Coordinación entre ciclos de educación infantil

1. Se favorecerá la coordinación entre los centros del primer ciclo de educación infantil y los centros del segundo ciclo de educación Infantil.

2. Cuando un alumno o alumna se traslade de un centro a otro, se establecerán mecanismos para garantizar el intercambio de información entre ambos centros.

3. Los centros que imparten el primer ciclo y el segundo ciclo de educación infantil establecerán mecanismos para garantizar la coordinación y asegurar la transición entre los mismos.


Disposición transitoria única. Calendario de aplicación con carácter retroactivo

La implantación del currículo correspondiente al primer ciclo de educación infantil regulado en el presente decreto, tendrá carácter retroactivo, toda vez que su implantación tendrá efectos en el curso 2014-2015.


Disposición final primera. Habilitación normativa

Se faculta a la persona titular de la Consejería competente en materia educativa para dictar cuantas disposiciones sean necesarias para el desarrollo y ejecución de lo dispuesto en el presente decreto.


Disposición final segunda. Entrada en vigor

El presente decreto entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación