Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 
DECRETO 52/2015, DE 8 DE ABRIL, DEL GOBIERNO DE ARAGÓN, DE DECLARACIÓN DEL PAISAJE PROTEGIDO DE LA SIERRA DE SANTO DOMINGO (BOA NÚM. 72 DE 16)

     De conformidad con lo establecido en el artículo 71.21.ª de la Ley Orgánica 5/2007, de 20 de abril (RCL 2007, 822 y 2223), del Estatuto de Autonomía de Aragón es competencia de la Comunidad Autónoma la gestión de los Espacios Naturales Protegidos incluyendo «la regulación y declaración de las figuras de protección, la delimitación, la planificación y la gestión de los mismos y de los hábitats protegidos situados en Aragón».
    
     Asimismo, el artículo 71.22.ª del vigente Estatuto de Autonomía atribuye a la Comunidad Autónoma la competencia de dictar «Normas adicionales de la legislación básica sobre protección del medio ambiente y del paisaje, que incluye la planificación de la prevención y eliminación de las distintas fuentes de contaminación, así como el desarrollo de políticas que contribuyan a mitigar el cambio climático», estableciendo el 75.3, de la Ley Orgánica 5/2007, de 20 de abril (RCL 2007, 822) como competencia compartida la «Protección del medio ambiente, que, en todo caso, incluye la regulación del sistema de intervención administrativa de los planes, programas, proyectos, instalaciones y actividades susceptibles de afectar al medio ambiente; la regulación de los recursos naturales, la flora y fauna y la biodiversidad, la prevención y corrección de la generación de los residuos, de la contaminación atmosférica, del suelo y del subsuelo, así como el abastecimiento, saneamiento y depuración de las aguas».
    
     Por otro lado, el artículo 36 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre (RCL 2007, 2247 y RCL 2008, 348), del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad establece que la declaración y gestión de los espacios naturales protegidos corresponde a las Comunidades Autónomas en cuyo ámbito territorial se ubiquen, y el artículo 34 define los paisajes protegidos como aquellas partes del territorio que las Administraciones competentes, a través del planeamiento aplicable, por sus valores naturales, estéticos y culturales, y de acuerdo con el convenio Europeo del Paisaje (Consejo de Europa, 2000), consideren meritorios de una protección especial. El artículo 13 de la Ley 6/1998, de 19 de mayo (LARG 1998, 104), de Espacios Naturales Protegidos de Aragón, modificada por la Ley 6/2014, de 26 de junio (LARG 2014, 213), se expresa en términos similares.
    
     La sierra de Santo Domingo y su entorno constituyen una zona de transición entre dos grandes unidades ecológicas y paisajísticas, el valle del Ebro y los Pirineos. Representa, a su vez, la continuidad como corredor ecológico a las sierras pre-pirenaicas (Guara-Leyre).
    
     El reconocimiento de los valores naturales que albergan esta Sierra y su entorno se constata con la declaración de los siguientes espacios de la Red Natura 2000:
     1. ZEPA ES0000287 Sierra de Santo Domingo y Caballera y río Onsella.
     2. LIC (RCL 1986, 1194) ES2430063 Río Onsella.
     3. LIC ES2410064 Sierras de Santo Domingo y Caballera.
     4. LIC ES2430065 Río Arba de Luesia.
     5. LIC ES2430066 Río Arba de Biel.
    
     El paisaje de la sierra de Santo Domingo se configura como un mosaico de formaciones boscosas naturales, pinares de repoblación, matorrales de transición, pastizales de gran valor ecológico y formaciones rocosas con vegetación incipiente. Desde el punto de vista de la fauna, se identifican mamíferos y aves de gran interés, incluyendo especies catalogadas. Asimismo, el área de estudio presenta un importante legado histórico y cultural, desde asentamientos que datan del Neolítico hasta la Guerra Civil Española.
    
     Con el fin de proteger toda esta riqueza paisajística, natural y sociocultural se hace necesario declarar un espacio natural protegido con la categoría de paisaje protegido, que englobe la Sierra de Santo Domingo y su entorno. Uno de los principales objetos del espacio, según la legislación vigente sería la promoción del desarrollo sostenible, compatibilizando al máximo la conservación de los valores naturales con el aprovechamiento ordenado de sus recursos y la utilización con fines científicos, educativos, culturales y recreativos en armonía con los derechos de su población y potenciando su desarrollo socioeconómico.
    
     En virtud del artículo 18 de la Ley 6/1998, de 19 de mayo, de Espacios Naturales Protegidos de Aragón, modificada por la Ley 6/2014, los paisajes protegidos deberán declararse por decreto del Gobierno de Aragón.
     Por otra parte, en desarrollo del artículo 43 de la mencionada ley, en el presente decreto se regulan los órganos de administración y gestión de este Paisaje Protegido. Además, conforme al artículo 45, se procede a la creación de un patronato, órgano consultivo y de participación social, en cuya composición se garantiza una representación equilibrada de las Administraciones Públicas e intereses sociales implicados.
    
     Con carácter previo a la aprobación del presente Decreto se han seguido todos los trámites establecidos en el artículo 20 de la Ley 6/1998, de 19 de mayo, modificada por la Ley 6/2014, contando con los correspondientes informes del Consejo de Protección de la Naturaleza y del Consejo de Ordenación del Territorio de Aragón, habiendo sido asimismo sometido a trámite de audiencia a las entidades afectadas y a información pública por espacio de un mes.
     Este decreto consta de doce artículos, una disposición transitoria, una disposición adicional, una disposición final y un anexo.
    
     En su virtud, a propuesta del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, y previa deliberación del Gobierno de Aragón, en su reunión del día 8 de abril de 2015, dispongo:
    

Artículo 1. Objeto
El objeto de este decreto es el establecimiento de un régimen jurídico especial de protección para la Sierra de Santo Domingo, mediante su declaración como paisaje protegido en razón de su elevado interés paisajístico, natural y cultural.


Artículo 2. Zonas periféricas de protección
Con el fin de evitar impactos ecológicos o paisajísticos procedentes del exterior se establecen varias zonas periféricas de protección alrededor del paisaje protegido.


Artículo 3. Ámbito territorial del Paisaje Protegido y sus zonas periféricas de protección
El ámbito territorial del paisaje protegido y sus zonas periféricas de protección comprende una superficie total de 13.772,64 hectáreas, de las cuales 4.094,67 corresponden a las zonas periféricas de protección. Estos terrenos se reparten entre los términos de Biel, Longás y Luesia, de la provincia de Zaragoza. La delimitación geográfica y la superficie incluida en cada uno de los municipios citados figuran en el anexo que acompaña al presente decreto.


Artículo 4. Objetivos de la declaración del Paisaje Protegido
La declaración como Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo tiene por finalidad dar cumplimiento a los objetivos y principios establecidos en la legislación en materia de espacios naturales protegidos y, en concreto:
a) Asegurar la conservación de los valores paisajísticos y el funcionamiento de los sistemas ecológicos presentes en este entorno mediante una gestión adecuada.
b) Preservar la interacción armoniosa entre la naturaleza y la cultura en la zona.
c) Mantener la diversidad genética de especies y de ecosistemas, así como la diversidad cultural presentes en el espacio natural.
d) Proteger y conservar el hábitat de las especies presentes en el espacio natural, especialmente de aquellas con algún grado de amenaza.
e) Proteger y conservar el flujo de bienes y servicios ambientales (recursos forestales, cinegéticos, pascícolas, sociales y otros).
f) Conservar los recursos culturales, históricos, arqueológicos, arquitectónicos y etnológicos existentes.
g) Regular, a través del futuro Plan Rector de Uso y Gestión, los usos y actividades de carácter educativo, científico, recreativo, turístico, ganadero, agrícola, forestal, urbanístico, o de cualquier otro tipo con incidencia en el medio natural o cultural, haciendo compatibles las finalidades de protección y conservación con las de un adecuado desarrollo económico y social.
h) Ordenar, a través del futuro Plan Rector de Uso y Gestión, el uso público del espacio de forma que se satisfagan las necesidades de los visitantes sin poner en peligro la integridad ecológica y paisajística del espacio ni los aprovechamientos tradicionales que en él se realicen.
i) Promover y facilitar la difusión de los valores paisajísticos y culturales, a través de programas de investigación, interpretación y educación ambiental.
j) Promover el desarrollo socioeconómico de los municipios de la zona de influencia socioeconómica del Paisaje Protegido, favoreciendo un uso racional y sostenible de los recursos naturales.


Artículo 5. Área de Influencia Socioeconómica
1. El Área de Influencia Socioeconómica del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo queda delimitada por el conjunto de los términos municipales de Biel, Longás y Luesia, de la comarca de las Cinco Villas.
2. La delimitación del Área de Influencia Socioeconómica tiene por objeto la integración de los habitantes de la zona en la protección y actividades derivadas de la gestión del espacio, así como apoyar y estimular las iniciativas económicas, culturales, científicas, educativas, recreativas y turísticas en la zona, fomentando un adecuado desarrollo socioeconómico y demográfico basado en la puesta en valor sostenible de los recursos naturales.
3. Esta área se beneficiará de los programas de desarrollo socioeconómico y líneas de ayudas a entidades locales, entes privados y asociaciones sin ánimo de lucro que para este tipo de zonas establezca el Gobierno de Aragón y, en especial, el Departamento competente en materia de conservación de la naturaleza.


Artículo 6. Administración y gestión del Paisaje Protegido
Corresponde la administración y gestión del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo y sus zonas periféricas de protección, al Departamento competente en materia de conservación de la naturaleza. La dirección de la administración y gestión del Paisaje Protegido y sus zonas periféricas de protección corresponderá al Director técnico que designe el Departamento de entre su personal, sin perjuicio del órgano competente para emitir autorizaciones e informes.


Artículo 7. Creación del Patronato del Paisaje Protegido
1. Se crea el Patronato del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo, como órgano consultivo y de participación social para asesorar en la gestión del mismo.
2. El Patronato estará adscrito, a efectos administrativos, al Departamento competente en materia de conservación de la naturaleza.


Artículo 8. Composición del Patronato del Paisaje Protegido
1. El Patronato estará compuesto por los siguientes miembros:
a) El Director del Espacio Natural Protegido.
b) Un representante de cada uno de los siguientes Departamentos del Gobierno de Aragón: Departamento competente en materia de conservación de la naturaleza; Departamento competente en materia de ordenación del territorio; Departamento competente en materia de patrimonio cultural, Departamento competente en materia de turismo; Departamento competente en materia de obras públicas.
c) Un representante de la Diputación Provincial de Zaragoza.
d) Un representante de la Comarca de las Cinco Villas.
e) Un representante de cada uno de los ayuntamientos en cuyos términos municipales se ubica el Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo.
f) Un representante de la Confederación Hidrográfica del Ebro.
g) Un representante de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
h) Un representante del Instituto Pirenaico de Ecología.
i) Un representante de la Universidad de Zaragoza.
j) Dos representantes de organizaciones conservacionistas con implantación en Aragón.
k) Un representante de asociaciones culturales radicadas en el entorno del Paisaje Protegido de cada uno de los tres municipios implicados.
l) Un representante de la propiedad particular de terrenos incluidos en la zona del espacio protegido de cada uno de los tres municipios implicados.
m) Un representante de asociaciones agroganaderas radicadas en el área de influencia socioeconómica del Paisaje Protegido.
n) Un representante del Consejo de Protección de la Naturaleza.
o) Un representante de las federaciones deportivas de Aragón cuyo deporte tenga relación con la naturaleza.
p) Un representante de los colegios profesionales relacionados con la conservación de la Naturaleza.
2. El Presidente del Patronato será nombrado, de entre sus miembros, por el Gobierno de Aragón, a propuesta del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, oído el Patronato.
3. El Secretario del Patronato será un funcionario de la Administración autonómica, con voz pero sin voto.


Artículo 9. Funciones del Patronato del Paisaje Protegido
Son funciones del Patronato el asesoramiento, promoción, seguimiento y control de la gestión del paisaje protegido y, en particular las siguientes:
a) Velar por el cumplimiento de las normas establecidas en el paisaje protegido.
b) Informar preceptivamente, y con anterioridad a su aprobación o revisión, el Plan Rector de Uso y Gestión, así como cualesquiera otros planes sectoriales de gestión que se deriven del mismo.
c) Informar los planes anuales de trabajo a realizar en el paisaje protegido.
d) Promover y realizar cuantas gestiones considere oportunas en favor del paisaje protegido.
e) Aprobar la memoria anual de actividades, promoviendo las medidas que considere oportunas para corregir disfunciones o mejorar la gestión.
f) Informar sobre cualquier clase de proyectos, trabajos, obras o planes de investigación que se pretendan realizar en el interior del paisaje protegido, que no estén incluidos en los correspondientes planes.
g) Informar los proyectos de actuaciones de desarrollo socioeconómico a realizar en el Área de influencia socioeconómica del paisaje protegido.
h) Elaborar y aprobar su propio reglamento de régimen interior.
i) Elaborar sus propios presupuestos.
j) Informar sobre cualquier asunto relacionado con el paisaje protegido.
k) Informar las propuestas de modificación de límites del paisaje protegido.
l) Proponer medidas de difusión e información de los contenidos y los valores del paisaje protegido.


Artículo 10. Plan Rector de Uso y Gestión
1. Una vez constituido el Patronato del Paisaje Protegido, se iniciará el procedimiento de aprobación mediante decreto del Gobierno de Aragón del Plan Rector de Uso y Gestión del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo.
2. El Plan Rector de Uso y Gestión contendrá la regulación de usos y el régimen de autorizaciones, así como una zonificación para los mismos en función de las unidades ambientales, incluyendo las zonas periféricas de protección.
3. El Plan Rector de Uso y Gestión prestará especial atención tanto al medio natural como a las edificaciones e infraestructuras de interés patrimonial, arquitectónico y cultural.


Artículo 11. Financiación
En los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón se consignarán las partidas necesarias para la gestión ordinaria del Paisaje Protegido declarado por este decreto, así como para garantizar las actuaciones de desarrollo socioeconómico y líneas de ayuda asociadas al área de influencia socioeconómica.


Artículo 12. Infracciones
Las infracciones al régimen de protección que se establezca para el paisaje protegido serán sancionadas de acuerdo con lo dispuesto en la legislación aplicable en materia de espacios naturales protegidos sin perjuicio de la responsabilidad penal o de otro orden en que se pueda incurrir.


Disposición transitoria única. Normativa transitoria de uso y gestión en el espacio natural protegido
1. Sin perjuicio de lo que establezca el Plan Rector de Uso y Gestión y de las normas transitorias de uso y gestión contenidas en el presente decreto, será de aplicación la legislación estatal y autonómica en materia de espacios naturales protegidos.
2. Transitoriamente, en tanto se apruebe el Plan Rector de Uso y Gestión, serán de aplicación las siguientes normas y directrices:
a) Se podrá mantener el uso agrícola actual, permitiéndose el laboreo de parcelas de antiguos cultivos, siempre que no hayan alcanzado la consideración de monte de acuerdo a la Ley 15/2006, de 28 de diciembre (LARG 2006, 406), de Montes de Aragón.
b) Se favorecerá el uso ganadero actual, fomentando el régimen extensivo mediante la recuperación de pastos tradicionales.
c) Las edificaciones e infraestructuras ligadas a las explotaciones agrícolas y ganaderas, deberán ejecutarse con la máxima integración posible en el entorno, priorizando en todo caso la restauración del patrimonio existente.
d) En las zonas de uso agrícola y ganadero se respetarán los setos arbustivos y arbóreos, las zonas arboladas y las alineaciones de arbolado, así como cuantos elementos puedan resultar significativos para la conservación del paisaje tradicional. Se respetarán asimismo los ribazos existentes entre las tierras de labor.
e) La gestión forestal se orientará a la mejora, recuperación y conservación de los hábitats naturales, intentando en lo posible mantener la renta periódica de los aprovechamientos. Las actuaciones en materia forestal deberán contar con informe favorable de la Dirección del Paisaje Protegido. En los trabajos selvícolas se fomentará, para la saca de madera, el empleo de medios de bajo impacto, minimizando la apertura de trochas o calles de desembosque.
f) Como norma general, se priorizará la conservación y mantenimiento de las infraestructuras viales existentes, así como el empleo de métodos alternativos de acceso. Sólo se autorizará la apertura de nuevas vías cuando quede claramente justificada su necesidad, su impacto sobre el medio natural sea poco relevante y no exista otra alternativa. La apertura de nuevas infraestructuras viarias, incluidas las pistas y caminos ganaderos y forestales, requerirá autorización de la Dirección del Paisaje Protegido.
g) No se autorizarán nuevas actividades extractivas a cielo abierto reguladas en la legislación minera. Quedan excluidas de esta prohibición las pequeñas canteras tradicionales que no requieran el empleo de técnicas mineras tal y como las define la ley de minas y que, en todo caso, requerirán informe favorable de la Dirección del Paisaje Protegido.
h) No se autorizarán las instalaciones industriales de producción de energía, incluidos los aerogeneradores.
i) En lo relativo al dominio público hidráulico, y sin perjuicio de las autorizaciones del organismo de cuenca y de los usos existentes, sólo serán autorizables aquellos usos concesionales vinculados a los abastecimientos de agua de boca, apoyo a la ganadería extensiva, prevención y extinción de incendios forestales, seguridad, uso público, así como la producción de energía para autoabastecimiento con fines no industriales.
j) No se autorizarán nuevos tendidos eléctricos aéreos, salvo los de distribución a núcleos urbanos del entorno del Paisaje Protegido. Cuando las condiciones topográficas lo permitan, se priorizará el soterramiento de los tendidos eléctricos siguiendo la traza de pistas y caminos.
k) Como norma general, no se autorizará la instalación de nuevos repetidores de telecomunicaciones, salvo los que se ubiquen sobre infraestructuras ya existentes o aquellos destinados a mejorar el servicio de los núcleos urbanos del entorno del Paisaje Protegido. Se promoverá el desmantelamiento de los repetidores y antenas que se encuentren en desuso, así como al reagrupamiento de antenas sobre una misma torre.
l) La Dirección del Paisaje Protegido podrá limitar el acceso con vehículos a motor cuando peligre la conservación de los recursos a proteger por un exceso de afluencia de público, sin menoscabo del tránsito para las funciones de gestión y los usos amparados por las servidumbres y derechos existentes.
m) Los eventos organizados y programados de índole social, académica, turística, micológica, cultural y deportiva, requieren comunicación previa a la Dirección del Paisaje Protegido, que podrá condicionar en el plazo de un mes desde dicha comunicación, aquellos que por sus características puedan afectar a los objetivos de conservación. Todo ello sin perjuicio de las autorizaciones que procedan según la legislación sectorial correspondiente.
n) Se podrá mantener la actividad cinegética actual. El Plan Rector de Uso y Gestión, con el fin de compatibilizar distintos usos, podrá determinar zonas de seguridad en los términos previstos en la ley de caza.
ñ) Los suelos incluidos en el espacio natural protegido deberán ser clasificados por los correspondientes planeamientos urbanísticos como suelo no urbanizable especial.
o) Se fomentará la rehabilitación del patrimonio arquitectónico y etnológico existente, de conformidad con la legislación urbanística y los instrumentos de planeamiento aplicables.
p) Sin perjuicio de la legislación urbanística, las rehabilitaciones podrán ir acompañadas de cambios de uso, pero no de modificaciones arquitectónicas sustanciales, ni incremento superior al 50% de los volúmenes originalmente edificados.
q) Como norma general no se autorizarán divisiones de los edificios en varias viviendas, salvo las excepciones justificadas que pudiera establecer el Plan Rector de Uso y Gestión.
r) Se prohíbe toda instalación publicitaria de carácter comercial.


Disposición adicional única. Constitución del Patronato
El Patronato se constituirá en el plazo de seis meses a partir de la publicación del presente Decreto.


Disposición final única. Entrada en vigor
El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial de Aragón».
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación