Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 



RESOLUCIÓN DE 14 DE JUNIO DE 2005, DE LA CONSEJERÍA DE VIVIENDA Y BIENESTAR SOCIAL, POR LA QUE SE APRUEBA LA SEGUNDA ADECUACIÓN DEL PLAN GENERAL DE INSERCIÓN DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS PARA 2004, PRORROGADO PARA 2005, A LAS FASES DE ENTRADA EN VIGOR DEL SALARIO SOCIAL BÁSICO (BOPA DE 4 DE JULIO)


 
Documentos relacionados

Por su propia configuración legal, la ejecución del Ingreso Mínimo de Inserción en cada ejercicio necesita de la previa existencia de un Plan General de Inserción del Principado de Asturias, en el que se integren todas las actividades de inserción a desarrollar y se armonice la actuación de todos los agentes implicados en su desarrollo.

Los artículos 20.1.e) y 29 de la Ley 6/1991, de 5 de abril, de Ingreso Mínimo de Inserción, y 46.1.f), 21.2.a) y 61 de su Reglamento general de aplicación, aprobado por el Decreto 158/1991, de 2 de diciembre, atribuyen las competencias de estudio y aprobación del Plan General de Inserción, respectivamente, al Consejo de Inserción del Principado de Asturias y a la Consejería de Vivienda y Bienestar Social.

Por otra parte, el artículo 63 de la norma reglamentaria dispone que el Plan General sea publicado en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, comunicándolo a las entidades participantes en el programa.

Tras haberse reunido el Consejo de Inserción del Principado de Asturias el 18 de diciembre de 2003, para debatir y elevar para su aprobación el proyecto de Plan General de Inserción del Principado de Asturias presentado por la Dirección General de Servicios Sociales Comunitarios y Prestaciones, dicho documento fue aprobado por Resolución de 19 de diciembre de 2003 (Boletín Oficial del Principado de Asturias núm. 25, de 31 de enero de 2004).

El Plan General, aprobado en el marco de un período transitorio hasta la aprobación de una Ley de Salario Social Básico en Asturias que vengan a sustituir a la actual de Ingreso Mínimo de Inserción, preveía su finalización el 31 de diciembre de 2004, aunque con la cautela de poder adaptar sus previsiones a las fases y plazos de entrada en vigor de la nueva Ley y de mantener, en su caso, su vigencia en 2005 para los proyectos aprobados a su amparo.

Estimando que la Ley de Salario Social Básico fuese aprobada en el primer período ordinario de sesiones de la Junta General del Principado, el Consejo de Inserción debatió en reunión ordinaria y se aprobó por Resolución de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social de 17 de noviembre de 2004 una adecuación del contenido del Plan General del Principado de Asturias para 2004, prorrogándolo expresamente para 2005 y abriendo una convocatoria excepcional de recepción de solicitudes, en la modalidad social, para evitar la aparición de vacíos en cuanto a cobertura social de situaciones de necesidad en el período de transición entre normas.

Una vez conocidos los plazos que ha fijado la Junta General del Principado para la tramitación de comparecencias, propuestas de enmiendas y debates en relación al proyecto de Ley de Salario Social Básico remitido por el Consejo de Gobierno, es más que probable su aprobación definitiva como Ley a finales de octubre de 2005.

Esta nueva perspectiva aconseja, una vez valorada la disponibilidad presupuestaria para ello, efectuar una nueva adecuación del Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004, prorrogado a 2005, buscando las fórmulas más idóneas para ejecutar actuaciones que cubran las necesidades sociales que se vayan presentando y que ofrezcan a las personas beneficiarias instrumentos de inserción adecuados a sus circunstancias personales y sociales.

En consecuencia, en uso de las facultades conferidas por los precitados artículos de la Ley 6/1991, y de su Reglamento de aplicación, y de acuerdo con los artículos 21.4 de la Ley 2/1995, de 13 de marzo, sobre Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias, y 9 de la Ley 1/1985, de 4 de junio, reguladora de la publicación de normas, así como de las disposiciones y otros actos de los órganos del Principado de Asturias, resuelvo:


Primero.-Aprobar la segunda adecuación del Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004 que figura como anexo a esta Resolución, prorrogado durante 2005 hasta la entrada en vigor del salario social básico.


Segundo.-Ordenar su inserción en el Boletín Oficial del Principado de Asturias y su comunicación a los ayuntamientos y entidades susceptibles de participar en el programa.


ANEXO

Segunda adecuación del Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004 a las fases de entrada en vigor del salario social básico

El Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004, se aprobó por Resolución de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social de 19 de diciembre de 2003 (BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias núm. 25, de 31 de enero de 2004), previa presentación y debate por el Consejo de Inserción del Principado de Asturias en reunión ordinaria de 18 de diciembre de 2003, como un Plan para un período de transición a la próxima entrada en vigor de un Salario Social Básico que sustituya en Asturias al vigente Ingreso Mínimo de Inserción, enfocado a mejorar la situación de cobertura de la atención a las necesidades básicas de la población en situación de graves carencias económicas y sociales y la paralela adecuación y cobertura de los programas de incorporación social, ampliando las posibilidades de apoyo e intervención de los Servicios Sociales públicos hacia la población destinataria a través de un mayor conocimiento y contacto con la misma.

Por otra parte, por Resolución de 17 de mayo de 2004, la Junta General del Principado de Asturias había instado al Consejo de Gobierno a dar continuidad, sin interrupción alguna, a los proyectos presentados por ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro dentro de los planes y programas de Ingreso Mínimo de Inserción hasta la entrada en vigor de la nueva Ley que regule el Salario o Renta Social Básica, a incorporar al IMI durante 2004 la totalidad de los proyectos presentados por ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro en función de los criterios del Plan General de Inserción, con el objeto de garantizar la inserción sociolaboral de personas con riesgo de exclusión social, y a garantizar durante este mismo ejercicio la no desestimación de ninguna solicitud de IMI justificada en la próxima entrada en vigor de una nueva Ley que dé regulación al Salario o Renta Social Básica.

No habiéndose aprobado la Ley de Salario Social Básico en las fechas que inicialmente se barajaron y para dar cumplimiento al requerimiento de la Junta General del Principado, por Resolución de 17 de noviembre de 2004 (Boletín Oficial del Principado de Asturias núm. 266, de 11 de diciembre), se aprobó una adecuación del Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004 a las fases de entrada en vigor de aquélla, garantizando que las prestaciones de carácter laboral iniciadas en ese ejercicio tuviesen una duración mínima de seis meses, con posibilidad de ampliar esa duración en función de los tiempos de tramitación del proyecto de la nueva Ley, y abriendo una nueva convocatoria de Ingreso Mínimo de Inserción en la modalidad puramente social para dar cobertura a situaciones de necesidad sobrevenidas al cierre de la convocatoria anual ordinaria y durante todo el período de transición normativa.

El Acuerdo para el desarrollo económico, la competitividad y el empleo, suscrito el 30 de diciembre de 2003 entre el Principado de Asturias, Comisiones Obreras de Asturias, la Unión General de Trabajadores de Asturias y la Federación Asturiana de Empresarios, contempló dentro de su cuadro financiero para la implantación del Salario Social Básico un presupuesto de 15.025.000 euros para el año 2005, pero en la Ley de Presupuestos Generales del Principado de Asturias para el mismo año ese presupuesto se ha desglosado en dos partidas, una de 4.412.240 euros para el mantenimiento temporal del programa de Ingreso Mínimo de Inserción y otra de 10.612.760 euros para emprender la aplicación del Salario Social Básico, considerando que el tránsito entre normas se produciría en el primer trimestre del ejercicio.

Una vez conocidos los plazos previstos por la Junta General del Principado de Asturias para la tramitación de comparecencias, propuestas de enmiendas y debates en relación al proyecto de Ley de Salario Social Básico remitido por el Consejo de Gobierno, es más que probable su aprobación definitiva como Ley a finales de octubre de 2005.

A la vista de ello, en la Consejería de Vivienda y Bienestar Social se ha analizado la información disponible de la evolución mensual de las solicitudes de Ingreso Mínimo de Inserción que se han ido recibiendo a partir de la adecuación del Plan General de diciembre de 2004 a fin de diseñar medidas de garantía de ingresos mínimos que permitan diseñar la mejor transición desde la actual prestación a la que entrará en vigor a finales del ejercicio.

La conclusión a que se ha llegado es que con el crédito disponible es factible proceder a autorizar nuevos proyectos de inserción formativo-laborales de ámbito municipal, a ejecutar en el segundo semestre de 2005, para la cual se ha tramitado una modificación presupuestaria para transferir parte del crédito asignado al Salario Social Básico en 2005 al Ingreso Mínimo de Inserción por importe de 9.611.920,89 euros. Esta transferencia permite no sólo acometer nuevos proyectos, sino también llevar hasta una duración de doce meses las prestaciones laborales iniciadas en 2004 y mantener abierta la convocatoria en la modalidad social, habiéndose tramitado por el Consejo de Gobierno sendos expedientes de autorización de gasto para la cobertura de la ampliación de las prestaciones laborales ya vigentes y para la ejecución de las nuevas que se proponen.

Las previsiones efectuadas permiten que en los nuevos proyectos participen un máximo de 750 personas en toda Asturias, en función de un reparto individualizado por Concejos en el que se ha conjugado al cincuenta por ciento el criterio poblacional con el de evolución histórica de personas beneficiarias, garantizando que cada Concejo tenga al menos opciones a incluir a una persona.

Los proyectos tendrán una duración máxima de seis meses, y podrán consistir en la realización de actividades de carácter laboral, dentro de los límites que impone la normativa de Ingreso Mínimo de Inserción, o en actividades formativas organizadas por las entidades locales, si bien en este caso es posible que su desarrollo práctico se lleve a cabo en colaboración con entidades sin ánimo de lucro. En uno u otro caso se ha previsto que haya subvenciones para la contratación de personas de formación, en función del número de personas beneficiarias y siempre dentro del perfil de la inserción laboral, toda vez que el personal para tareas de intervención social, como pueden ser los ámbitos de trabajo social o de educación social, ya han tenido su acomodo en el Plan Concertado de Prestaciones Básica para 2005.

En consecuencia, cumpliendo con sus propias previsiones, el Plan General de Inserción para 2004, que ha sido objeto de una primera adecuación y una prórroga expresa para 2005, debe nuevamente adecuarse a las circunstancias concurrentes actualmente en el sentido anterior, con las siguientes aclaraciones:

- La apertura de nuevos programas formativo-laborales no indica la supresión paralela de la convocatoria de recepción de solicitudes en la modalidad social, sino que esta se mantendrá en las mismas condiciones en que se venía ejecutando hasta la entrada en vigor de la nueva Ley de Salario Social Básico, y no impedirá que las prestaciones laborales que se iniciaron en 2004 continúen hasta alcanzar doce meses de duración, como venía siendo habitual en ejercicios anteriores.

- Las personas que participen en los nuevos programas pueden proceder tanto de nuevas solicitudes que se vayan recibiendo desde el momento presente como de reconversiones de prestaciones sociales ya vigentes, conforme a los criterios que establezca cada ayuntamiento en función de las situaciones de necesidad que se detecten en cada caso. Incluso podrían prorrogarse prestaciones laborales ya vigentes que estén próximas a finalizar su período ordinario de duración, en este caso, acompañando un informe que justifique la conveniencia de su mantenimiento a la vista de los objetivos de inserción obtenidos.

- Las entidades locales que no tuviesen vigente un Plan Específico de Inserción que contemple actuaciones formativo-laborales deberán presentar uno antes del día 28 de junio de 2005, a fin de su valoración y aprobación por la Dirección General de Servicios Sociales Comunitarios y Prestaciones. Igualmente, las entidades que pretendan introducir variaciones en el Plan vigente deberán presentar en el mismo plazo el programa de cambios.

- En caso de que se realicen acciones formativas, la prestación que percibirán las personas beneficiarias vendrá dada por la suma de una cuantía básica equivalente al 80% del Indicador Público de Referencia de Efectos Múltiples (IPREM) en cómputo mensual y del mismo complemento familiar de 72,12 euros previsto para la modalidad social de la prestación, con el tope máximo del IPREM en cómputo anual y prorrateo mensual.

Estas medidas entrarán en vigor al día siguiente de la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias de la resolución que apruebe esta segunda adecuación del Plan General de Inserción del Principado de Asturias para 2004.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación