Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

INDICE

RESOLUCIÓN DE 10 DE MARZO DE 2000, DEL DIRECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL, POR LA QUE SE DISPONE EL REGISTRO Y LA PUBLICACIÓN DEL «ACUERDO INTERPROFESIONAL SOBRE PROCEDIMIENTOS VOLUNTARIOS PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS LABORALES-PRECO» (BOPV DE 4 DE ABRIL)



Documentos relacionados

RESOLUCIÓN DE 10 DE MARZO DE 2000, DEL DIRECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL, POR LA QUE SE DISPONE EL REGISTRO Y LA PUBLICACIÓN DEL «ACUERDO INTERPROFESIONAL SOBRE PROCEDIMIENTOS VOLUNTARIOS PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS LABORALES-PRECO» (BOPV DE 4 DE ABRIL)


 
Documentos relacionados

Expediente C.C.O.C. 183/00

Visto el expediente referenciado, relativo al «Acuerdo Interprofesional sobre procedimientos voluntarios para la resolución de conflictos laborales-PRECO», y

Resultando: Que con fecha 18 de febrero de 2000 tuvo entrada en esta Dirección de Trabajo y Seguridad Social el texto del Acuerdo citado, suscrito el 16 de febrero de 2000 por la Asociación Empresarial CONFEBASK y las Centrales Sindicales E.L.A., U.G.T., CC.OO. y L.A.B., cuyo ámbito territorial comprende la Comunidad Autónoma del País Vasco, así como la documentación consistente en el acta de firma del Convenio

Considerando: Que de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 90 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores aprobado mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, en relación con el Real Decreto 1040/1981, de 22 de mayo, el Decreto del Gobierno Vasco 39/1981, de 2 de marzo y la Orden de 3 de noviembre de 1982 que lo desarrolla, así como el Decreto 303/1999, de 17 de julio, por el que se establece la Estructura Orgánica del Departamento de Justicia, Trabajo y Seguridad Social, y tras los trámites pertinentes, procede el registro y publicación del citado Convenio Colectivo.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general aplicación, el Director de Trabajo y Seguridad Social Resuelve:

Primero.-Ordenar su inscripción en el Órgano Central del Registro de Convenios Colectivos de Euskadi, con notificación a las Asociaciones Empresariales y Sindicales firmantes.

Segundo.-Disponer su publicación en el «Boletín Oficial del País Vasco».


ACUERDO INTERPROFESIONAL SOBRE PROCEDIMIENTOS VOLUNTARIOS PARA LA SOLUCIÓN DE CONFLICTOS LABORALES-PRECO


PREÁMBULO

En 1984 se suscribió en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco un primer acuerdo sobre procedimientos voluntarios de resolución de conflictos de trabajo al que siguió, en junio de 1990, un segundo acuerdo. Respondían ambos a una apuesta decidida para que las organizaciones sindicales y empresariales asumieran el mayor grado posible de autonomía en las relaciones laborales, haciendo del diálogo y de la negociación colectiva el instrumento principal y más eficaz para determinar su contenido y para solucionar los conflictos laborales, en especial los colectivos.

En el primero de dichos acuerdos se avanzaba ya en esa doble dirección estableciendo para la solución de los conflictos colectivos vías propias de conciliación, mediación y arbitraje. Este paso se dio en un contexto social y legal poco favorable acerca de esta posibilidad.

En 1990 se reeditó esta primera experiencia con el nombre de Preco II. Poco antes la Ley de Procedimiento Laboral había apuntado un cierto reconocimiento a estos sistemas y empezaba a desarrollarse una cierta opinión favorecedora de que las organizaciones sindicales y empresariales acordaran este tipo de procedimientos. No obstante, la realidad social apenas había evolucionado en este sentido.

A partir de estas experiencias pioneras se produjo un cambio en profundidad, tanto en la realidad social como en el marco legal, siendo la reforma de la legislación de 1994 la que facilitó definitivamente la práctica de mediaciones y arbitrajes y promovió su utilización.

Hoy día, la realidad es muy diferente. Los procedimientos autónomos de solución de conflictos están implantados en casi todo nuestro entorno. Además, nuestra propia realidad ha evolucionado de modo notable: el alto grado de utilización de nuestros procedimientos en los conflictos colectivos, su alto nivel de acogida en la negociación colectiva, la eficacia demostrada en la solución de los mismos, revelan un sistema ya plenamente consolidado y maduro, pero conservando aún ciertas cautelas propias del momento en el que se suscribió el Preco II.

Es, por tanto, un momento adecuado para revisarlo y dar nuevos pasos.

La maduración del sistema permite aprovechar la oportunidad que ofrece la ley para asumir en exclusividad la conciliación requerida como requisito previo para acudir a la vía judicial en relación a los conflictos colectivos de trabajo. Se suprime con ello la dualidad existente hasta ahora para acudir alternativamente a estos efectos a la autoridad laboral. Siendo de interés público que las organizaciones sindicales y empresariales se autogobiernen en la solución de los conflictos, conviene que las vías creadas por ellas acojan la conflictividad en el mayor grado posible. Esta decisión contribuye a ello.

Por otro lado, se ha estimado conveniente agilizar las reglas de los procedimientos dotando a éstos de una mayor flexibilidad para su óptima acomodación a las circunstancias de cada conflicto y a los deseos de las partes. A la vez se han adaptado los criterios de decisión de la Comisión Paritaria del Acuerdo. Y se ha dado respuesta a ciertas necesidades puestas de manifiesto por la negociación colectiva sobre el empleo de los procedimientos del Preco. Teniendo en cuenta que la interacción entre las reglas del Preco y las de los convenios colectivos es un hecho insoslayable, el nuevo Acuerdo abre posibilidades para un mejor entronque con los convenios colectivos, a la vez que refuerza la prioridad que deben tener las comisiones paritarias en su administración y en la solución de los conflictos que se deriven de ellos.

Durante el pasado 1999 las organizaciones sindicales ELA, CCOO, LAB y UGT y la organización empresarial CONFEBASK han venido trabajando sobre estos objetivos en el seno del Consejo de Relaciones Laborales para ofrecer a los empresarios y trabajadores de nuestra Comunidad Autónoma y a sus representantes un sistema de procedimientos de conflictos laborales adecuado a la realidad actual, contribuyendo, así, a que la profundización en el diálogo y en la negociación entre los propios protagonistas de los conflictos sea el elemento determinante para su solución y para la consolidación de nuestro sistema de relaciones laborales.

A este fin, suscriben este «Acuerdo interprofesional sobre procedimientos voluntarios para la solución de conflictos laborales-Preco» en Bilbao, a dieciséis de febrero de dos mil.


DISPOSICIONES GENERALES DEL ACUERDO

Primera.  Objeto del Acuerdo.-

Este Acuerdo constituye la regulación actual del sistema de procedimientos de resolución de conflictos laborales hasta ahora vigente, que en adelante será denominado «Preco».


Segunda.  Ámbito territorial.-

Su ámbito de aplicación es el de la Comunidad Autónoma Vasca. Los conflictos que excedan de él podrán ser objeto de sus procedimientos cuando lo acuerden quienes representen a la mayoría de los trabajadores y de los empresarios afectados.


Tercera.  Naturaleza y ámbito personal.-

El Acuerdo se ampara en el artículo 83.3 del Estatuto de los Trabajadores. Posee así eficacia general en su ámbito territorial sobre todos los empresarios, trabajadores, representaciones de éstos y organizaciones sindicales y empresariales.


Cuarta.  Ámbito temporal.-

El Acuerdo se concierta por tiempo indefinido. A intervalos de cuatro años a contar de la fecha de su firma, cada organización signataria podrá efectuar su denuncia con seis meses de antelación. A partir de su expiración el Acuerdo continuará produciendo sus efectos hasta que sea sustituido por uno nuevo. Los procedimientos iniciados con anterioridad a la fecha de dicha sustitución proseguirán según las reglas del acuerdo expirado.


Quinta.  Comisión Paritaria del Acuerdo.-

La interpretación y aplicación del Acuerdo y la elaboración de sus normas de aplicación se confieren a una comisión paritaria integrada por representantes de ELA, CC.OO, LAB y UGT y de Confebask. La comisión se reunirá como mínimo una vez al año y adoptará sus acuerdos por mayoría de cada parte, salvo lo establecido en los artículos 6 y 11.2, en que los adoptará por unanimidad. En la parte sindical esta mayoría se conformará según el criterio establecido en el artículo 8.3 de la Ley 11/1997, de 27 de junio, del Consejo de Relaciones Laborales/Lan Harremanen Kontseilua.

Cualquier miembro de la Comisión Paritaria podrá requerir que se examine si una cuestión sometida a su consideración excede o no de la mera interpretación o aplicación del acuerdo. En tal caso, tres árbitros del Preco, nombrados y procediendo de modo análogo al de los tribunales arbitrales del procedimiento de arbitraje, examinarán y decidirán sobre ello en el plazo más reducido posible. La comisión sólo conocerá y decidirá en caso de que los árbitros hayan opinado que la cuestión sometida a su consideración no excede de la mera interpretación o aplicación del acuerdo.


Sexta.  Regulaciones específicas.-

Las particularidades que puedan establecer los convenios o acuerdos colectivos pasarán a constituir parte de este Acuerdo a los efectos de los mismos si lo aprueba unánimemente la Comisión Paritaria creada en el punto anterior.

Se computará del mismo modo el plazo de 15 días establecido en el punto 13 del Acuerdo respecto de la actuación previa de las comisiones paritarias de los convenios o acuerdos colectivos.

Este segundo párrafo ha sido añadido por la Resolución de 24 de mayo de 2002 (BOPV de 21 de junio), por la que se dispone el registro y publicación de tres acuerdos que modifican o amplían las normas de aplicación del Acuerdo Interprofesional sobre procedimientos voluntarios para la resolución de conflictos laborales - PRECO.


DISPOSICIONES GENERALES SOBRE LOS PROCEDIMIENTOS

Séptima.  Clases de procedimientos.-

Se crean procedimientos de conciliación, mediación y arbitraje. En la conciliación un conciliador o conciliadora trata de que las partes alcancen un acuerdo que solucione el conflicto. En la mediación el mediador o mediadora intenta que alcancen tal acuerdo y, si no lo consigue, les presenta una propuesta formal que cada parte debe aceptar o rechazar. En el arbitraje, de no lograrse dicho acuerdo, el árbitro dicta un laudo vinculante, basado en derecho o en equidad, que zanja el conflicto.


Octava.  Objeto de los procedimientos.-

Los procedimientos serán aplicables:

- En los conflictos colectivos de toda clase:

De interpretación o aplicación de norma estatal, o de convenio o pacto colectivo, cualquiera que sea su eficacia.

De decisión o práctica de empresa.

De intereses (falta de consenso en la negociación de los convenios o acuerdos).

- En los desacuerdos de los períodos de consulta establecidos en la legislación laboral o en la negociación colectiva.


Novena.  Partes del procedimiento.-

Estarán legitimados para participar en los procedimientos quienes lo estén para una negociación colectiva cuyo ámbito fuera el mismo del conflicto. Por tanto, en cada procedimiento cada una de las dos partes estará constituida por quienes estando legitimados participen en representación de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto.

Respecto de los conflictos planteables en la vía judicial, cualquier otro sujeto que ostente legitimación procesal en dicha vía podrá solicitar una conciliación o una mediación y participar en ella.


Décima.  Agotamiento del requisito previo a la vía judicial.-

Las conciliaciones o mediaciones desarrolladas o intentadas conforme a este Acuerdo sustituyen al intento de conciliación ante un servicio administrativo que el artículo 154.1 de la vigente Ley de Procedimiento Laboral exige como requisito previo a todo procedimiento judicial de conflicto colectivo.


Undécima.  Conciliadores, mediadores y árbitros.-

Para actuar en estos procedimientos se constituirá un colegio de conciliadores-mediadores y otro de árbitros. Estarán compuestos por profesionales nombrados por acuerdo unánime de las organizaciones firmantes.

Las listas de los profesionales serán actualizadas cada año a fecha uno de enero por acuerdo unánime de la Comisión Paritaria. En todo caso el nombramiento de cada profesional se efectuará por el período que medie desde su nombramiento hasta la fecha de la siguiente actualización.


Duodécima.  Gestión de los procedimientos.-

Los procedimientos serán gestionados por el Consejo de Relaciones Laborales a través de las sedes territoriales que mantiene en cada uno de los Territorios Históricos de la Comunidad Autónoma en virtud de la encomienda efectuada a estos efectos por las organizaciones firmantes.


SOLICITUD DE LOS PROCEDIMIENTOS

Decimotercera.  Actuación previa de las comisiones paritarias de los convenios o acuerdos colectivos.-

Todo conflicto colectivo derivado de la interpretación o aplicación de un convenio o acuerdo colectivo será sometido, antes de solicitar cualquiera de estos procedimientos, a la comisión paritaria que el convenio o acuerdo haya constituido, si la misma actúa de modo efectivo. Si a la persona responsable de la sede del Consejo no le consta que la comisión actúa de modo efectivo, se dará trámite a la solicitud cuando el solicitante niegue dicho funcionamiento, y no se opongan quienes representen la mayoría de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto.

Se considerará agotada esta exigencia al cumplirse quince días desde la solicitud a la comisión paritaria sin que se acredite que el conflicto ha sido solucionado.


Decimocuarta.  Solicitud de los procedimientos.-

La solicitud se presentará en documento normalizado en la sede correspondiente del Consejo. Podrá presentarla cualquiera de los sujetos legitimados, sea de modo directo o a través de alguna de las organizaciones que suscriben este Acuerdo. En la solicitud de arbitraje deberá constar la conformidad de quienes representen a la mayoría de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto.


PRÁCTICA DE LOS PROCEDIMIENTOS

Decimoquinta.  Inicio de la conciliación o de la mediación.-

La persona responsable de la sede convocará a los sujetos legitimados a un encuentro de conciliación en fecha inmediata. En él intentará que las partes alcancen una avenencia. De no alcanzarse de seguido, mediante acuerdo de quienes representen a la mayoría de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto podrán decidir que el procedimiento continúe, sea como conciliación o como mediación. De ser así, designarán a continuación un conciliador o un mediador.

La asistencia al encuentro anterior es obligatoria para el solicitante y para la otra parte. La inasistencia injustificada del solicitante originará el archivo de la solicitud. La no concurrencia de quienes representen a la mayoría de los afectados de una u otra parte o la imposibilidad de que acuerden la continuación del procedimiento harán que la conciliación se considere intentada sin efecto y agotada la exigencia prevista en el artículo 154.1 de la vigente Ley de Procedimiento Laboral, lo que se certificará oportunamente.


Decimosexta.  Continuación necesaria como mediación.-

El procedimiento continuará por la sola voluntad de quienes representen a la mayoría de los afectados de una de las dos partes, aun cuando no participe la otra, en los siguientes casos:

- Cuando así lo haya establecido un convenio o acuerdo colectivo respecto a los conflictos colectivos que se señalen en los mismos.

- Cuando hayan transcurrido seis meses desde la iniciación de las negociaciones de un convenio colectivo sin que se haya producido acuerdo y siempre que no existan negociaciones en curso en los dos meses últimos.

La continuación tendrá lugar como mediación.

Al solicitante que no consiga el respaldo mayoritario de su parte, se le extenderá la certificación indicada en el punto anterior.


Decimoséptima.  Inicio del arbitraje.-

Presentada en regla una solicitud de arbitraje, la persona responsable de la sede convocará a los sujetos legitimados según lo dispuesto en el número 9 para ofrecerles participar. A continuación se procederá a designar el árbitro si dicha designación no constara en el impreso de solicitud.


Decimoctava.  Designación del conciliador, mediador o árbitro.-

Serán designados por mayoría de quienes participen por cada parte. Si no logran tal acuerdo, se les presentará una lista impar de profesionales, de la que una y otra parte descartarán nombres alternativamente hasta que quede uno solo.


Decimonovena.  Asistencia de asesores en la conciliación.-

Por acuerdo de la mayoría de cada parte del procedimiento, se podrá facultar para que asistan como asesores del conciliador a una persona designada por la organización empresarial firmante de este Acuerdo y a otra por aquella organización sindical firmante que elijan por unanimidad quienes conformen la parte social del conflicto. Con independencia de ello, todo participante podrá hacerse acompañar de un asesor propio.


Vigésima.  Actividades de los procedimientos.-

La actividad del conciliador, mediador o árbitro comenzará inmediatamente después de su designación. El profesional practicará, a instancia de parte o por propia iniciativa, las actuaciones que estime convenientes y recabará la información que considere precisa para su función.

Se garantizará en todo caso el derecho de audiencia de todos los participantes en el procedimiento y a que se mantengan los principios de igualdad y contradicción sin que se produzca indefensión.


Vigésima primera.  Plazos máximos de las prácticas.-

Las prácticas de la conciliación y del arbitraje indicadas en el punto anterior deberán finalizar en el plazo máximo de 15 días hábiles, y las de la mediación en el de 20 días hábiles, contados desde la designación del profesional. La conclusión de este plazo será comunicada al profesional y a los participantes por la persona responsable de la sede; desde ese momento el mediador o el árbitro dispondrán de 7 días hábiles para formular la propuesta de mediación o el laudo arbitral.


FINALIZACIÓN DE LOS PROCEDIMIENTOS

Vigésima segunda.  Finalización mediante avenencia.-

Todo procedimiento concluirá por avenencia en el momento en que se alcance acuerdo entre las mayorías de cada parte del procedimiento, lo que quedará acreditado en acta.


Vigésima tercera.  Finalización de la conciliación.-

La conciliación concluirá también cuando el conciliador constate la imposibilidad de lograr avenencia, o por el transcurso del plazo de actividades señalado en el punto 21.

El conciliador podrá sugerir a las partes en cualquier momento, o éstas requerírselo, que la conciliación finalice formulando él mismo una propuesta de mediación o un laudo arbitral en los términos de los puntos 24 y 25. La finalización del procedimiento con una propuesta de mediación requerirá la mayoría de cada parte. Su transformación en arbitraje exigirá el consentimiento de quienes representen a la mayoría de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto.


Vigésima cuarta.  Finalización de la mediación.-

De no lograrse avenencia, el mediador emitirá una propuesta motivada en el plazo indicado en el punto 21.

Cada parte comunicará por escrito a la sede territorial su aceptación o rechazo globales de la propuesta. En todo caso se presumirá aceptada sin prueba en contrario por quienes no presenten su rechazo por escrito en cinco días hábiles contados desde el siguiente a su notificación. Se considerará que la propuesta es vinculante si resulta aceptada por la mayoría de los participantes por cada parte.

Igualmente el mediador o las partes podrán plantear que la mediación finalice emitiendo él mismo un laudo arbitral en los términos del punto siguiente. Este proceder requerirá el consentimiento de quienes representen a la mayoría de los trabajadores y empresarios afectados por el conflicto.

La mediación concluirá también de modo anticipado por desistimiento motivado que, a juicio del mediador, niegue utilidad a su continuación. Lo hará también de modo automático cuando durante su desarrollo se inicien huelgas, salvo que la mayoría de los participantes por cada parte acuerden su continuación.


Vigésima quinta.  Finalización del arbitraje.-

No lograda avenencia, el árbitro emitirá un laudo arbitral motivado en el plazo indicado en el punto 21.


Vigésima sexta.  Recurso interno frente al laudo arbitral.-

Cualquiera de los sujetos colectivos participantes podrá interponer recurso contra el laudo ante un tribunal de tres árbitros por los mismos motivos admitidos en la normativa legal para su impugnación judicial. Este recurso será preceptivo de modo previo a dicha impugnación judicial.

El recurso se presentará en la sede territorial del Consejo dentro de los cinco días hábiles siguientes al de la notificación del laudo. Por acuerdo unánime de las partes o, en su defecto, por sorteo ante la sede territorial serán designados los tres árbitros con exclusión del que haya intervenido. Éstos darán audiencia a las partes y dictarán una resolución arbitral, todo ello dentro de los plazos que el punto 21 del acuerdo fija para el arbitraje. La resolución confirmará o modificará el laudo, cuya ejecutividad quedará en suspenso hasta que se dicte.


Vigésima séptima.  Aclaración de la propuesta de mediación y del laudo o resolución arbitral.-

Dentro de los 3 días hábiles siguientes a la notificación de la propuesta de mediación o del laudo o resolución arbitral, cualquiera de dichos participantes podrá solicitar que se corrijan los errores materiales o de hecho y los aritméticos o que se aclare algún concepto oscuro, con suspensión del plazo para aceptar o rechazar la propuesta o para recurrir el laudo.

La aclaración o subsanación deberá ser resuelta en el plazo de 3 días hábiles. Desde el siguiente a su notificación se seguirán contando los que resten del plazo dejado en suspenso.


EFECTOS DE LOS PROCEDIMIENTOS

Vigésima octava.  Discrepancias en los períodos de consulta.-

La presentación de una solicitud de conciliación o mediación prorrogará todo período de consultas establecido en las normas legales o mediante la negociación colectiva, hasta que el procedimiento finalice. Esta prórroga tendrá lugar si quienes representen a la mayoría de los afectados por cada parte aceptan la práctica del procedimiento o cuando baste la voluntad de una representación mayoritaria según el punto 16 del Acuerdo.


Vigésima novena.  Eficacia de los instrumentos de solución del conflicto.-

Las avenencias, propuestas de mediación aceptadas y laudos o resoluciones arbitrales producirán los efectos propios de un convenio colectivo de eficacia general, cuando quienes hayan participado en el procedimiento hayan reunido los requisitos de legitimación y adoptado sus acuerdos según las mayorías que se requieren legalmente a estos efectos. En tal caso se remitirán para su registro y publicación oficial cuando legalmente proceda.

De no ser así, vincularán a quienes hayan adoptado el acuerdo y a sus representados.


DISPOSICIÓN ADICIONAL


El Acuerdo entrará en vigor al cabo de dos meses a contar desde su publicación oficial. La sustitución del intento de conciliación ante el servicio administrativo por sus procedimientos de conciliación o mediación, que se lleva a cabo mediante su artículo 10, afectará a toda solicitud que se presente desde esa fecha.


DISPOSICIÓN FINAL


Quedan derogados y sustituidos los Acuerdos Interconfederales sobre Procedimientos Voluntarios de Resolución de Conflictos-Preco II, texto revisado del 14.4.1994.


MODOS DE EXPRESIÓN NO SEXISTASLos firmantes de este acuerdo, persuadidos de que los modos de expresión no deben oscurecer, aunque sea involuntariamente, la necesaria presencia de la mujer en plano de igualdad, han tratado de conseguirlo en su redacción. No obstante, la dificultad de lograrlo por completo sin introducir una complejidad perturbadora para su comprensión y aplicación les mueve a puntualizar expresamente que toda expresión que defina una condición o actividad, como las de trabajador, empresario, conciliador, mediador o árbitro es utilizada en el texto en sentido comprensivo de las personas de ambos sexos.


ANEXO

Normas de aplicación

1.  Gestión de los procedimientos. Funciones de las sedes territoriales del Consejo de Relaciones Laborales.-Las sedes recibirán los escritos y proveerán sobre ellos, efectuarán las convocatorias y notificaciones, registrarán la documentación originada, certificarán lo sucedido en las actuaciones y el resultado de los procedimientos, y en general asumirán cuantas funciones sean precisas para posibilitar y facilitar su desarrollo.

2.  Contenido del documento de solicitud.-Existirán dos documentos normalizados de solicitud, uno para la conciliación o la mediación y otro para el arbitraje. En ambos se deberá expresar como contenido general:

- El tema discutido.

- El colectivo afectado por el conflicto y el ámbito territorial del mismo.

- La identificación de todos los sujetos que estén legitimados.

El de conciliación o de mediación indicará además la concurrencia de una u otra de las circunstancias que permiten que la mediación se lleve a cabo por voluntad de la mayoría de los afectados de una sola parte.

El de arbitraje indicará como contenido especial:

- La opción entre arbitraje en derecho o en equidad.

- Las cuestiones concretas que se someten al árbitro.

- La identidad de éste o la aceptación del que resulte designado en el encuentro con la persona responsable de la sede territorial.

- La desconvocatoria de las huelgas o cierres patronales convocados o en curso.

- La aceptación de la imposibilidad de iniciar vías judiciales o administrativas para resolver las cuestiones sometidas, y el carácter vinculante y ejecutivo del laudo o resolución arbitral.

3.  Desarrollo de la mediación practicada por voluntad de quienes representen a la mayoría de los afectados de una sola parte.-Cuando el procedimiento continúe como mediación por voluntad de la mayoría de los afectados de una sola parte según el punto 16 del Acuerdo, el mediador será designado mediante sorteo por la persona responsable de la sede. Se convocará en cada trámite a todos los sujetos legitimados, hayan optado por participar o no en el procedimiento, para posibilitar la defensa de sus intereses.

4.  Ampliación, reducción y suspensión de los plazos máximos de los procedimientos.-Por acuerdo de la mayoría de ambas partes del procedimiento se podrá decidir la ampliación de los plazos hasta la mitad de su duración. Igualmente se podrá establecer la reducción de los mismos de acuerdo con el conciliador, mediador o árbitro.

En casos excepcionales en que lo requiera así el procedimiento, las partes podrán solicitar de la persona responsable de la sede territorial la suspensión del plazo, que se acordará restrictivamente.

5.  Información a las organizaciones firmantes.- Las sedes del Consejo informarán a los firmantes de este Acuerdo de los procedimientos que se soliciten, así como del resultado final de los mismos.

6.  Días hábiles.-Serán días hábiles para el cómputo de los plazos de los procedimientos todos los laborables salvo los sábados.

7.  Desarrollo del encuentro de conciliación.-Iniciado el procedimiento de conciliación o de mediación con la presencia de la mayoría de cada parte ante el responsable de la sede en el encuentro de conciliación, su actuación finalizará cuando constate la imposibilidad de avenencia en ese acto. En caso de que una u otra parte no se muestre dispuesta a que el procedimiento prosiga mediante la intervención de un conciliador o mediador de los incluidos en los colegios mencionados en el punto 11 del PRECO, se acreditará en acta la finalización del encuentro de conciliación sin avenencia y el agotamiento de la exigencia prevista en el artículo 154.1 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Esta norma 7 ha sido añadida por la Resolución de 24 de mayo de 2002 (BOPV de 21 de junio), por la que se dispone el registro y publicación de tres acuerdos que modifican o amplían las normas de aplicación del Acuerdo Interprofesional sobre procedimientos voluntarios para la resolución de conflictos laborales - PRECO.

8.  Procedimientos específicos de los convenios colectivos.-Si un convenio colectivo establece un procedimiento específico para conflictos de interpretación o aplicación del mismo, que no prevea la actuación de la comisión paritaria de dicho convenio, la utilización de aquel procedimiento agotará la exigencia prevista en el punto 13 del PRECO.

Esta norma 8 ha sido añadida por la Resolución de 24 de mayo de 2002 (BOPV de 21 de junio), por la que se dispone el registro y publicación de tres acuerdos que modifican o amplían las normas de aplicación del Acuerdo Interprofesional sobre procedimientos voluntarios para la resolución de conflictos laborales - PRECO.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación