Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

INDICE

RESOLUCIÓN DE 24 DE MAYO DE 2001, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD LABORAL, POR LA QUE SE DISPONE EL REGISTRO Y PUBLICACIÓN DEL III ACUERDO DE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA (DOGV DE 23 DE AGOSTO)



Documentos relacionados

RESOLUCIÓN DE 24 DE MAYO DE 2001, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO Y SEGURIDAD LABORAL, POR LA QUE SE DISPONE EL REGISTRO Y PUBLICACIÓN DEL III ACUERDO DE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA (DOGV DE 23 DE AGOSTO)


 

Visto el texto del III Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana, suscrito en fecha 9 de mayo de 2001, por la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (CIERVAL), la Unión General de Trabajadores del País Valenciano (UGT-PV) y la Confederación Sindical de Comisiones Obreras del País Valenciano (CC.OO.-PV), y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 83.3, 90.2 y 3 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, y lo previsto en el artículo 2.c) del Real Decreto 1040/1981, de 22 de mayo, sobre Registro y Depósito de Convenios Colectivos de Trabajo, esta Dirección General de Trabajo y Seguridad Laboral, conforme a las competencias que tiene transferidas según Real Decreto 4105/1982, de 29 de diciembre, acuerda:

Primero.-Ordenar su inscripción en el Registro de Acuerdos y Convenios Colectivos de Trabajo de esta Dirección General, con notificación a las partes signatarias, y el Depósito del texto del Acuerdo presentado.

Segundo.-Disponer su publicación en el «Diari Oficial de la Generalitat Valenciana».


III ACUERDO DE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA DE 9 DE MAYO DE 2001

Reunidos de una parte, D. Rafael F.G., con DNI n.º (...), y con domicilio a efectos de notificación en Valencia, c/ Hernán Cortés, n.º 4, D.P. 46004.

Y de otra, D. Rafael R.M., con DNI n.º (...), con domicilio a efectos de notificación en Valencia, c/ Arquitecto Mora, 7-6.ª, D.P. 46010 y D. Joan S.M., con DNI n.º (...), con domicilio a efectos de notificación en Valencia, plaza de Nápoles y Sicilia, 5, D.P 46003.

Intervienen:

D. Rafael F.G., en su condición de presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (CIERVAL).

Y, D. Rafael R.M. y D. Joan S.M., en su condición de secretarios generales de la Unión General de Trabajadores del País Valenciano y de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras del País Valenciano, respectivamente.

Las partes se reconocen en virtud de la representación acreditada, la capacidad y legitimación suficiente para la formalización del presente Acuerdo al cual se le otorga expresamente la validez, eficacia, naturaleza y tratamiento propio de los convenios colectivos de conformidad con lo dispuesto en el artículo 83.3 del Estatuto de los Trabajadores.

En uso de las atribuciones de sus respectivos cargos, y puestos de común acuerdo, exponen:

Las organizaciones sindicales y empresariales más representativas de la Comunidad Valenciana, asumiendo la responsabilidad de la defensa y representación de los trabajadores y empresarios y, con la voluntad manifiesta de instrumentar acuerdos para la solución pacífica de conflictos laborales, suscribieron en 1993 el Acuerdo para la Solución Extrajudicial de Conflictos Colectivos en la Comunidad Valenciana.

Tres años más tarde, el nuevo marco de las relaciones laborales resultante de las importantes modificaciones incorporadas al Estatuto de los Trabajadores y a la Ley de Procedimiento Laboral y la firma y publicación en el año 1996 del ASEC a nivel estatal, planteó la conveniencia de extender los procedimientos extrajudiciales a otros aspectos de las relaciones entre trabajadores y empresarios: fruto de este proceso fue el II Acuerdo de Solución de Conflictos Laborales de 6 de marzo de 1997.

Durante esta andadura y tras unos comienzos ciertamente difíciles, se han alcanzado logros de indudable valor y que por su importancia para el desarrollo y consolidación de un sistema de solución pacífica de conflictos laborales merecen ser destacados. En primer lugar, cabe mencionar la constitución por las Organizaciones firmantes, en el marco del AVEF, de la Fundación para la Solución Extrajudicial de Conflictos Colectivos, entidad dotada con personalidad jurídica propia y aprobada por la Dirección General de Justicia de la Generalitat Valenciana en fecha 4 de marzo de 1996 y destinada a gestionar el entramado administrativo que conlleva el buen desarrollo de los procedimientos con la colaboración de la Conselleria de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat Valenciana.

En segundo lugar, las organizaciones sindicales y empresariales signatarias muestran su satisfacción por haber conseguido conjuntamente consolidar un sistema de solución de controversias laborales para la Comunidad Valenciana, conscientes de la necesidad de adecuar el anterior Acuerdo de Solución de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana a la nueva realidad jurídica-negocial y a unos criterios de mayor eficacia, se congratulan por la adopción unánime de este nuevo Acuerdo con el fin común de potenciar, por encima de intereses particulares, los criterios de solución de conflictos entre los agentes económicos y sociales, estableciendo un marco más avanzado de relaciones para garantizar y propiciar la paz laboral, creando instancias mediadoras y arbitrales que promuevan y favorezcan la adopción de acuerdos mediante el Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana, imposibilitando que las diferencias existentes en las relaciones laborales cristalicen en conflictos de difícil o compleja solución, con la certeza de aumentar la productividad y la competitividad y con el firme propósito de mejorar las condiciones de vida y trabajo en la Comunidad Valenciana.

Resultado de esta inequívoca apuesta es el presente III Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana, cuya vocación de permanencia queda expuesta en su articulado y el del Reglamento que lo desarrolla, a los que se incorporan ambiciosas novedades que encajan con mayor precisión en el sistema de relaciones laborales actual al tiempo que revelan un esfuerzo de cohesión con el espíritu que impregna el II ASEC de fecha 31 de enero de 2001, dotando, en definitiva, de una mayor operatividad al Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana, acuerdan:


Artículo 1.  Objeto.-El presente Acuerdo tiene por objeto potenciar, desarrollar y mejorar el sistema de solución extrajudicial de conflictos laborales, mediante el Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana (TAL).


Artículo 2.  Naturaleza jurídica y eficacia.-El Acuerdo se suscribe al amparo de lo dispuesto en el Título III del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en los artículos 6 y 7 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical y en el artículo 154 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral.

Al versar sobre una materia concreta, cual es la solución extrajudicial de conflictos laborales, constituye uno de los acuerdos previstos en el artículo 83.3 del Estatuto de los Trabajadores.

En virtud de lo pactado en el presente acuerdo, será obligatorio acudir a los procedimientos de solución de conflictos en los términos previstos en el mismo y salvo lo dispuesto en el artículo 6.3 respecto de los conflictos individuales de trabajo.

Sin perjuicio de la eficacia directa del Acuerdo, las organizaciones firmantes se comprometen a difundir el mismo y promover la inclusión de cláusulas de expreso sometimiento en los textos de los convenios colectivos que se firmen en el ámbito de aplicación del presente acuerdo.


Artículo 3.  Partes negociadoras.-Las partes signatarias del presente Acuerdo son, de un lado, la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (CIERVAL), y de otro, las Organizaciones Sindicales de Comisiones Obreras (CC.OO.) y Unión General de Trabajadores del País Valenciano (UGT-PV), reconociéndose todas ellas legitimación suficiente en virtud de la representación que ostentan para la firma de este acuerdo según lo dispuesto en los artículos 83 y concordantes del Estatuto de los Trabajadores.


Artículo 4.  Ámbito de aplicación territorial y personal.-El presente Acuerdo y los procedimientos de solución autónoma de conflictos que establece serán de aplicación en la totalidad del territorio de la Comunidad Valenciana y de obligado cumplimiento para todas las organizaciones empresariales y sindicales, así como para todas las entidades, empresas y trabajadores de cualquier sector de actividad que no estén sometidos a un convenio colectivo de ámbito supracomunitario.

También será de aplicación a los conflictos que se produzcan en empresas a las que resulte de aplicación un convenio colectivo supracomunitario, cuando afecten exclusivamente a centros de trabajo ubicados en el territorio de la Comunidad Valenciana. Asimismo cuando, excediendo de dicho ámbito, las partes legitimadas y con capacidad suficiente para ello acuerden remitirse o someterse al ámbito territorial de actuación del sistema de solución de conflictos previsto en el presente Acuerdo.


Artículo 5.  Ámbito temporal.-El presente Acuerdo entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el DOGV y finalizará el 31 de diciembre de 2004, prorrogándose a partir de tal fecha, por sucesivos períodos de cuatro años, de no mediar denuncia expresa de alguna de las partes con una antelación mínima de 3 meses a la terminación de cada período.


Artículo 6.  Conflictos afectados.-1.  Serán susceptibles de someterse a los procedimientos establecidos en este acuerdo, y en el caso de suscitarse en los ámbitos a que se refiere el artículo 4, los siguientes tipos de conflictos laborales:

Los conflictos colectivos de interpretación y aplicación definidos de conformidad con lo establecido en el artículo 151 del texto refundido de la Ley del Procedimiento Laboral.

Los conflictos ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo u otro acuerdo o pacto colectivo debidos a diferencias que conlleven el bloqueo de la negociación correspondiente por un período de, al menos, 5 meses a contar desde la constitución de la mesa negociadora.

Los conflictos que den lugar a la convocatoria de una huelga o que se susciten sobre la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga.

Los conflictos derivados de discrepancias surgidas en el período de consultas exigido por los artículos 40, 41, 47 y 51 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Las controversias colectivas que, sin revestir la forma de demanda judicial de conflicto colectivo jurídico, surjan con ocasión de la aplicación e interpretación de un Convenio Colectivo a causa de la existencia de diferencias sustanciales debidamente constatadas que conlleven el bloqueo en la adopción del correspondiente acuerdo en la Comisión Paritaria. La iniciativa de sometimiento a los procedimientos previstos en este acuerdo deberá instarse por la mayoría de ambas representaciones de dicha Comisión Paritaria.

Los conflictos derivados de la no iniciación de la negociación de un convenio colectivo vencido, tras su denuncia y promoción por una de las partes, que no esté motivada por alguna de las causas establecidas en el artículo 89 del Estatuto de los Trabajadores.

2.  Se excluyen del presente acuerdo:

- Los conflictos que se planteen en relación con el sistema público de Seguridad Social.

No obstante, sí quedarán sometidos al presente Acuerdo los conflictos colectivos que recaigan sobre Seguridad Social complementaria, incluidos los planes de pensiones.

- Los conflictos en que sea parte el Estado, comunidades autónomas, entidades locales, y organismos autónomos dependientes de los mismos a que se refiere el artículo 69 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral.

3.  Las partes firmantes afirman su voluntad de aplicar en el futuro los procedimientos previstos en el presente Acuerdo a los conflictos individuales de trabajo, en la forma y supuestos en que reglamentariamente se determine y previos los pertinentes estudios acerca de los medios económicos y materiales precisos a tal fin.

En todo caso, el sometimiento de los conflictos individuales de trabajo a los procedimientos de conciliación-mediación y arbitraje del presente Acuerdo será voluntario, respetándose cuantos trámites procesales sean de aplicación según la legislación vigente.


Artículo 7.  Procedimientos.-Los procedimientos que se establecen en el presente Acuerdo para la solución de los conflictos son:

- La conciliación-mediación.

- El arbitraje.

Si por convenio colectivo o acuerdo sectorial, estuviera establecido un procedimiento de solución de los conflictos colectivos con órganos específicos de mediación o arbitraje, ése será el de aplicación, equivaliendo su cumplimiento al de los procedimientos establecidos en este acuerdo, siempre que se respeten en su tramitación los principios establecidos en el artículo siguiente.


Artículo 8.  Principios rectores de los procedimientos.-Los procedimientos previstos en el presente Acuerdo se regirán por los principios de gratuidad, celeridad, igualdad procesal, audiencia de las partes, contradicción e imparcialidad, respetándose, en todo caso, la legislación vigente y los principios constitucionales.


Artículo 9.  Intervención previa de las Comisiones Paritarias.-Los conflictos derivados de la interpretación de convenios colectivos que hayan regulado Comisiones Paritarias con funciones de resolución de conflictos deberán ser sometidos a éstas si así se estableciese en tales convenios, con carácter previo a la promoción de cualquier procedimiento de solución de conflictos previsto en este acuerdo.

Se considera agotado el trámite previo ante las Comisiones Paritarias de los convenios colectivos si éstas no logran llegar a un acuerdo o, en todo caso, por el transcurso de veinte días naturales desde la solicitud de convocatoria inicial de la parte o partes legitimadas, lo que se acreditara mediante copia de la misma.


Artículo 10.  El Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral.-El Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral (TAL) es el órgano constituido para la solución de conflictos laborales de la Comunidad Valenciana a través de los procedimientos de conciliación-mediación y arbitraje regulados en el presente Acuerdo y está formado por el Tribunal de Mediación y por el Cuerpo de Árbitros, cuya composición y funciones se determinan en el Reglamento de aplicación.


Artículo 11.  Procedimiento de conciliación-mediación.-1.  El procedimiento de conciliación-mediación será obligatorio cuando lo solicite una de las partes legitimadas de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento de aplicación.

Será igualmente preceptiva la conciliación-mediación como requisito pre-procesal para la interposición de una demanda de conflicto colectivo de interpretación o aplicación de los definidos en el artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral ante la Jurisdicción Social por cualquiera de las partes, excepto que se haya tramitado a través de un sistema de solución de conflictos establecido en convenio colectivo conforme a lo dispuesto en el artículo 7, último párrafo.

La conciliación-mediación desarrollada conforme a este acuerdo sustituye al trámite de conciliación previsto en el artículo 154.1 de la Ley de Procedimiento Laboral.

En caso de huelga, la mediación será preceptiva. La convocatoria de la huelga requerirá, con anterioridad a su comunicación formal, haber agotado el procedimiento de conciliación-mediación en los términos en que se determine en el Reglamento de aplicación. Ello no implicará la ampliación por esta causa de los plazos previstos en la legislación vigente.

2.  El acuerdo en mediación, de producirse, se formalizará por escrito, y se presentará, en su caso, copia a la autoridad laboral competente a los efectos oportunos.

En los conflictos de interpretación y aplicación definidos conforme el artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y en los ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo, los efectos del acta final en la que conste el acuerdo serán los propios de un convenio colectivo de eficacia general, siempre que la suma de los que lo hayan aceptado sea suficiente para atribuir dicha eficacia en el ámbito del conflicto. En caso de acuerdos o pactos extraestatutarios tendrá la eficacia limitada que corresponda en función de los que hayan aceptado el acuerdo en mediación.

En los conflictos por discrepancias producidas en los períodos de consulta previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, así como en los derivados de la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga, los efectos del acta serán los mismos que corresponden al acuerdo entre las partes sobre los asuntos referidos.

3.  En caso de no producirse avenencia, el secretario del Tribunal levantará acta en ese mismo instante declarando la ausencia de acuerdo. Seguidamente ofrecerá a las partes la posibilidad de someter el conflicto a arbitraje.

4.  Las formalidades, plazos y efectos del procedimiento de mediación se regularán en el Reglamento de aplicación.


Artículo 12.  Procedimiento de arbitraje.-1.  El procedimiento de arbitraje requerirá la manifestación expresa de la voluntad de las partes de someterse a dicho procedimiento, y que se haya tramitado el procedimiento de conciliación-mediación regulado anteriormente, o el equivalente según lo previsto en el artículo 7 de este acuerdo.

2.  Una vez finalizado el trámite de conciliación-mediación sin acuerdo, el TAL facilitará al efecto la lista de los que componen el cuerpo de árbitros del Tribunal.

3.  El procedimiento arbitral, cuyas formalidades, plazos y efectos se regulan en el Reglamento de aplicación, garantizará en todo caso, el derecho de audiencia de los personados, así como el principio de igualdad y contradicción, sin que se produzca indefensión.

4.  La formalización del convenio arbitral impedirá la convocatoria de huelgas, así como el ejercicio de acciones judiciales o administrativas, o cualquier otra dirigida a la solución del conflicto.

5.  La resolución arbitral excluye cualquier otro procedimiento, demanda de conflicto colectivo o huelga sobre la misma materia resuelta y en función de su eficacia.

6.  En los conflictos de interpretación y aplicación definidos conforme al artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y en los ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo, los efectos del laudo serán los propios de un convenio colectivo de eficacia general, siempre que la suma de los que hayan suscrito el convenio arbitral sea suficiente para atribuir dicha eficacia en el ámbito del conflicto. En caso de acuerdos o pactos extraestatutarios tendrá la eficacia limitada que corresponda en función de los que hayan suscrito el convenio arbitral.

En los conflictos por discrepancias producidas en los períodos de consulta previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, así como en los derivados de la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga, los efectos del acta serán los mismos que corresponden al acuerdo entre las partes sobre los asuntos referidos.

7.  El laudo arbitral se equiparará en cuanto a ejecución a las sentencias firmes, según lo dispuesto en la disposición adicional séptima de la Ley de Procedimiento Laboral. El laudo sólo podrá ser recurrido en el plazo de treinta días que prevé el artículo 67.2 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral, en los casos y por los procedimientos legalmente establecidos.


Artículo 13.  Comité Paritario de interpretación, aplicación y seguimiento.-1.  El Comité Paritario estará compuesto por ocho miembros, dos representantes de cada una de las organizaciones sindicales firmantes y cuatro representantes de la CIERVAL.

2.  Al Comité Paritario se le encomienda la interpretación, aplicación y desarrollo del presente Acuerdo, además de las concretas funciones atribuidas expresamente en el mismo.

3.  Los acuerdos del Comité Paritario se adoptarán por unanimidad.


Artículo 14.  Reglamento de aplicación del acuerdo.-Conjuntamente con este acuerdo las partes suscriben el Reglamento de aplicación y desarrollo del mismo, que está dotado de idéntica naturaleza y eficacia jurídica.


DISPOSICIÓN ADICIONAL



Disposición adicional única.-Las organizaciones firmantes de este acuerdo se dirigirán al Gobierno de la Generalitat Valenciana a efectos de que se adopten las medidas que posibiliten la financiación y ejecución del Acuerdo a través de la Fundación Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana.


DISPOSICIÓN TRANSITORIA


Se tramitarán conforme al anterior Acuerdo de fecha 6 de marzo de 1997, las mediaciones y arbitrajes cuya fecha de registro en el TAL sea anterior a la publicación del presente Acuerdo en el DOGV.


REGLAMENTO DE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA DE 9 DE MAYO DE 2001


Artículo preliminar.-De conformidad con lo previsto en el artículo 14 del Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana de 9 de mayo de 2001, las organizaciones firmantes del mismo suscriben el presente reglamento de aplicación.

Los ámbitos territorial y personal de aplicación del presente reglamento son los propios del Acuerdo que desarrolla. Entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el DOGV y su vigencia seguirá la propia del Acuerdo que se desarrolla, sometiéndose a las vicisitudes de éste.

La naturaleza y eficacia jurídicas de este Reglamento son iguales a las que corresponden al Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana de 9 de mayo de 2001.


TÍTULO I

Disposiciones de carácter general


Artículo 1.  Objeto.-El Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana tiene por objeto potenciar, desarrollar y mejorar el sistema de solución extrajudicial de conflictos laborales, mediante el Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana (TAL).


Artículo 2.  Naturaleza jurídica y eficacia.-El Acuerdo se suscribe al amparo de lo dispuesto en el Título III del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en los artículos 6 y 7 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical y en el artículo 154 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral.

Al versar sobre una materia concreta, cual es la solución extrajudicial de conflictos laborales, constituye uno de los acuerdos previstos en el artículo 83.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Será obligatorio acudir a los procedimientos de solución de conflictos en los términos previstos en el Acuerdo y salvo lo dispuesto en su artículo 6.3 respecto de los conflictos individuales de trabajo.

Sin perjuicio de la eficacia directa del Acuerdo, las organizaciones firmantes se comprometen a difundir el mismo y promover la inclusión de cláusulas de expreso sometimiento en los textos de los convenios colectivos que se firmen en el ámbito de aplicación del Acuerdo.


Artículo 3.  Ámbito de aplicación territorial y personal.-El Acuerdo y los procedimientos de solución autónoma de conflictos que establece serán de aplicación en la totalidad del territorio de la Comunidad Valenciana y de obligado cumplimiento para todas las organizaciones empresariales y sindicales, así como para todas las entidades, empresas y trabajadores de cualquier sector de actividad que no estén sometidos a un convenio colectivo de ámbito supracomunitario.

También será de aplicación a los conflictos que se produzcan en empresas a las que resulte de aplicación un convenio colectivo supracomunitario, cuando afecten exclusivamente a centros de trabajo ubicados en el territorio de la Comunidad Valenciana. Asimismo cuando, excediendo de dicho ámbito, las partes legitimadas y con capacidad suficiente para ello acuerden remitirse o someterse al ámbito territorial de actuación del sistema de solución de conflictos previsto en el Acuerdo.


Artículo 4.  Ámbito temporal.-El Acuerdo entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el DOGV y finalizará el 31 de diciembre de 2004, prorrogándose a partir de tal fecha, por sucesivos períodos de cuatro años, de no mediar denuncia expresa de alguna de las partes con una antelación mínima de 3 meses a la terminación de cada período.


Artículo 5.  Conflictos afectados.-1.  Serán susceptibles de someterse a los procedimientos establecidos en el Acuerdo, y en el caso de suscitarse en los ámbitos territorial y personal de aplicación, los siguientes tipos de conflictos laborales:

Los conflictos colectivos de interpretación y aplicación definidos de conformidad con lo establecido en el artículo 151 del texto refundido de la Ley del Procedimiento Laboral.

Los conflictos ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo u otro acuerdo o pacto colectivo debidos a diferencias que conlleven el bloqueo de la negociación correspondiente por un período de, al menos, 5 meses a contar desde la constitución de la mesa negociadora.

Los conflictos que den lugar a la convocatoria de una huelga o que se susciten sobre la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga.

Los conflictos derivados de discrepancias surgidas en el período de consultas exigido por los artículos 40, 41, 47 y 51 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Las controversias colectivas que, sin revestir la forma de demanda judicial de conflicto colectivo jurídico, surjan con ocasión de la aplicación e interpretación de un Convenio Colectivo a causa de la existencia de diferencias sustanciales debidamente constatadas que conlleven el bloqueo en la adopción del correspondiente acuerdo en la Comisión Paritaria. La iniciativa de sometimiento a los procedimientos previstos en el Acuerdo deberá instarse por la mayoría de ambas representaciones de dicha Comisión Paritaria.

Los conflictos derivados de la no iniciación de la negociación de un convenio colectivo vencido, tras su denuncia y promoción por una de las partes, que no esté motivada por alguna de las causas establecidas en el artículo 89 del Estatuto de los Trabajadores.

2.  Se excluyen del Acuerdo:

- Los conflictos que se planteen en relación con el sistema público de Seguridad Social.

No obstante, sí quedarán sometidos al Acuerdo los conflictos colectivos que recaigan sobre Seguridad Social complementaria, incluidos los planes de pensiones.

- Los conflictos en que sea parte el Estado, comunidades autónomas, entidades locales, y organismos autónomos dependientes de los mismos a que se refiere el artículo 69 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral.


Artículo 6.  Días hábiles y vacaciones.-A los efectos del cómputo de plazos de los procedimientos establecidos en el Acuerdo, se declaran inhábiles los sábados, domingos, festivos y el mes de agosto.


TÍTULO II


CAPÍTULO I

De los procedimientos


Artículo 7.  Procedimientos.-Los procedimientos que se establecen en el Acuerdo para la solución de los conflictos son:

- La conciliación-mediación.

- El arbitraje.

Si por convenio colectivo o acuerdo sectorial, estuviera establecido un procedimiento de solución de los conflictos colectivos con órganos específicos de mediación o arbitraje, ése será el de aplicación, equivaliendo su cumplimiento al de los procedimientos establecidos en el Acuerdo, siempre que se respeten en su tramitación los principios establecidos en el artículo siguiente.


Artículo 8.  Principios rectores de los procedimientos.-Los procedimientos previstos en el Acuerdo se regirán por los principios de gratuidad, celeridad, igualdad procesal, audiencia de las partes, contradicción e imparcialidad, respetándose, en todo caso, la legislación vigente y los principios constitucionales.


Artículo 9.  Intervención previa de las Comisiones Paritarias.-Los conflictos derivados de la interpretación de convenios colectivos que hayan regulado Comisiones Paritarias con funciones de resolución de conflictos deberán ser sometidos a éstas si así se estableciese en tales convenios, con carácter previo a la promoción de cualquier procedimiento de solución de conflictos previsto en el Acuerdo.

Se considera agotado el trámite previo ante las Comisiones Paritarias de los convenios colectivos si éstas no logran llegar a un acuerdo o, en todo caso, por el transcurso de veinte días naturales desde la solicitud de convocatoria inicial de la parte o partes legitimadas, lo que se acreditara mediante copia de la misma.


CAPÍTULO II

De la gestión de los procedimientos


Artículo 10.  El Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral.-El Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral (TAL) es el órgano constituido para la solución de conflictos laborales de la Comunidad Valenciana a través de los procedimientos de conciliación-mediación y arbitraje regulados en el Acuerdo y está formado por el Tribunal de Mediación y por el Cuerpo de Árbitros.


Artículo 11.  Composición del Tribunal de Mediación.-El Tribunal de Mediación está compuesto por las representaciones de las organizaciones empresariales y sindicales firmantes del Acuerdo. Todos los acuerdos se adoptarán por unanimidad de sus miembros.

El Tribunal de Mediación podrá actuar en pleno o a través de sus Secciones Provinciales. El Tribunal o en su caso cada una de las Secciones quedará válidamente constituido:

En primera convocatoria, por un número de miembros no inferior a cuatro ni superior a ocho, siendo designados por las organizaciones empresariales y sindicales firmantes del Acuerdo: la mitad de ellos designados de forma igualitaria por las organizaciones sindicales y la otra mitad por las organizaciones empresariales.

En segunda convocatoria, que tendrá lugar quince minutos después de la primera, por un número de miembros no inferior a dos, siempre y cuando hayan sido designados, al menos, uno por las organizaciones sindicales y otro por las organizaciones empresariales firmantes del Acuerdo, entendiéndose que los ausentes, en su caso, delegan a todos los efectos sus facultades en los presentes.

La designación de los componentes del Tribunal o de las Secciones se efectuará, en la proporción antedicha, por cada organización, de entre la lista de mediadores confeccionada por cada una de ellas. Las respectivas listas de medidores podrán ser ampliadas, reducidas o modificadas, en cualquier momento, por decisión de la organización correspondiente.


Artículo 12.  Incompatibilidades.-Los mediadores deberán ser ajenos al conflicto concreto en que actúan, sin que puedan concurrir intereses personales o profesionales directos susceptibles de alterar o condicionar su actividad mediadora.

A este efecto, se considerarán los siguientes supuestos:

a)  si el conflicto fuera de sector, serán incompatibles para ser mediadores los asesores de cada parte y los integrantes del órgano directivo de los sindicatos o de las asociaciones empresariales afectados que hayan intervenido en el conflicto.

b)  si el conflicto fuera de empresa, tenga ésta convenio colectivo propio o no, serán incompatibles los miembros del comité de empresa o, en su caso, los delegados de personal, los miembros de los órganos directivos de las secciones sindicales, la dirección de la empresa, así como los asesores de una u otra parte que hayan participado en la negociación origen del conflicto.

Es incompatible la participación como mediador en un acto de conciliación-mediación en el cual se debatan cuestiones relativas a las relaciones laborales de una empresa o grupo de empresas determinado, cuando exista vinculación directa para el mediador, tal como: pertenencia a la plantilla de dicha empresa; haber sido asesor de la dirección, de los trabajadores o de cualquiera de las partes en dicho conflicto previamente a su interposición.

En relación con aquellos conflictos que afecten a un sector de actividad, la incompatibilidad alcanza a los asesores respectivos de las dos representaciones en el conflicto correspondiente, siempre que hayan tenido intervención directa previamente a la interposición de dicho conflicto.


Artículo 13.  De la presidencia y la secretaría.-1.  La presidencia del Tribunal corresponderá a uno de sus miembros, representante de la organización a la que se haya atribuido tal condición, en virtud de acuerdo adoptado por el Comité Paritario de Interpretación, Aplicación y Seguimiento del presente Acuerdo, en base a un sistema de alternancia anual.

Serán funciones del presidente:

Dar la orden para las convocatorias.

Mantener el orden de las reuniones, concediendo el uso de la palabra a quien lo solicite.

Dirigir el debate y proponer la correspondiente deliberación cuando proceda, actuando como portavoz único de la voluntad unánime de todos los mediadores.

2.  La función de secretario será ejercida por persona ajena a los miembros del Tribunal que posea reconocida experiencia en el ámbito jurídico. Será designado por el Comité Paritario de Interpretación, Aplicación y Seguimiento, por acuerdo unánime de todos sus miembros.

Serán funciones del secretario:

Convocar por orden del presidente a los miembros del Tribunal o de sus Secciones y a los árbitros, así como a cada una de las partes en los procedimientos previstos en el Acuerdo.

Asistir a los actos de conciliación-mediación.

Levantar acta de las sesiones, haciendo constar los acuerdos adoptados.

Hacer certificaciones de las actas, cuando lo solicite cualquiera de las partes.

Elaborar la memoria anual.

Cualesquiera otras funciones que le encomiende el Tribunal.

Estas funciones, excepto la de elaborar la memoria anual, podrán ser delegadas por el secretario.


Artículo 14.  Del Cuerpo de Árbitros.-A los efectos de llevar a cabo el procedimiento de arbitraje, el Cuerpo de Árbitros del Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana estará compuesto por personas de reconocida experiencia en el campo de las relaciones de trabajo. Serán designados unánimemente por el Comité Paritario de Seguimiento del Acuerdo.


Artículo 15.  Funciones del Tribunal.-El Tribunal tendrá asignadas las siguientes funciones:

Conciliación y Mediación de todos los conflictos laborales que le sean sometidos a través del procedimiento previsto en el título III de este Reglamento.

Arbitraje, por medio del Cuerpo de Árbitros a que se refiere el artículo anterior, y de acuerdo con lo establecido en el título IV de este Reglamento.


TÍTULO III

De la conciliación-mediación


Artículo 16.  Procedimiento de conciliación-mediación.-1.  El procedimiento de conciliación-mediación será obligatorio cuando lo solicite una de las partes legitimadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo siguiente.

Será igualmente preceptiva la conciliación-mediación como requisito pre-procesal para la interposición de una demanda de conflicto colectivo de interpretación o aplicación de los definidos en el artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral ante la Jurisdicción Social por cualquiera de las partes, excepto que se haya tramitado a través de un sistema de solución de conflictos establecido en convenio colectivo conforme a lo dispuesto en el último párrafo del artículo 6.

La conciliación-mediación desarrollada conforme a este acuerdo sustituye al trámite de conciliación previsto en el artículo 154.1 de la Ley de Procedimiento Laboral.

En caso de huelga, la mediación será preceptiva. La convocatoria de la huelga requerirá, con anterioridad a su comunicación formal, haber agotado el procedimiento de conciliación-mediación. Entre la solicitud de mediación y la comunicación formal de la huelga deberán transcurrir, al menos, setenta y dos horas de conformidad con lo previsto en el presente reglamento. Ello no implicará la ampliación por esta causa de los plazos previstos en la legislación vigente. Será posible, igualmente, la sumisión voluntaria y concorde de las partes al procedimiento de arbitraje.

2.  La mediación será desarrollada por el Tribunal o, en su caso, la sección correspondiente del mismo, procurando sus miembros, de manera activa, solventar el conflicto.

El procedimiento de mediación no estará sujeto a ninguna tramitación preestablecida, salvo la formalización del acuerdo de avenencia que en su caso se alcance.

Los datos e informaciones aportados serán tratados de forma confidencial.


Artículo 17.  Legitimación para instar la mediación.-1.  En los conflictos colectivos de interpretación y aplicación definidos de conformidad con lo establecido en el artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y en los conflictos que den lugar a la convocatoria de una huelga, estarán legitimados todos los sujetos que, de acuerdo con la legalidad, estén capacitados para promover una demanda de conflicto colectivo en vía jurisdiccional o para convocar una huelga.

En estos supuestos, el TAL notificará la solicitud de mediación a las restantes organizaciones sindicales y empresariales afectadas por el conflicto al objeto de que puedan personarse y participar en el procedimiento.

2.  En los conflictos ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo u otro acuerdo o pacto colectivo, estarán legitimadas las respectivas representaciones de empresarios y trabajadores que participan en la negociación. La decisión de instar la mediación deberá contar con la mayoría de la representación que la promueva.

3.  Cuando el conflicto se suscite sobre la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga, estarán legitimados el Comité de Huelga y el empresario.

4.  En los conflictos derivados de discrepancias surgidas en el período de consultas exigido por los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores estarán legitimados el empresario y la representación de los trabajadores que participe en las consultas correspondientes. La decisión de instar la mediación deberá contar con la mayoría de la representación que la promueva.


Artículo 18.  Inicio de la conciliación-mediación.-1.  La promoción de la conciliación-mediación se iniciará con la presentación de un escrito dirigido al Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral.

2.  El escrito de iniciación deberá contener los siguientes extremos:

a)  La identificación del empresario o de los sujetos colectivos que estén legitimados para acogerse al procedimiento en el ámbito del conflicto, y en su caso, acreditación del acuerdo de instar la mediación de la representación que la proponga y la determinación, identificación y domicilio de las partes afectadas en el conflicto, así como, en los supuestos en que resulte procedente, deberá incluirse también la identificación de las restantes organizaciones empresariales y sindicales representativas en dicho ámbito.

b)  El objeto del conflicto, con especificación de su génesis y desarrollo, de la pretensión y de las razones que la fundamenten.

c)  El colectivo de trabajadores afectados por el conflicto y el ámbito territorial del mismo.

d)  En el supuesto de tratarse de un conflicto de interpretación y aplicación de un convenio colectivo: la acreditación de la intervención de la Comisión Paritaria, o de haberse dirigido a ella sin efecto y el dictamen emitido en su caso, siempre que fuese preceptivo según lo dispuesto en dicho convenio, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9 de este Reglamento.

Igual exigencia existirá en caso de conflictos de interpretación y aplicación de otro acuerdo o pacto colectivo, si existe en su seno una Comisión Paritaria.

e)  Domicilio, fecha y firma del empresario o del sujeto colectivo que inicia el procedimiento.


Artículo 19.  Tramitación.-1.  Instada la mediación ante el Tribunal de Mediación y Arbitraje Laboral, se agotará el trámite en el plazo de 10 días.

2.  Antes de la comunicación formal de una huelga, la mediación deberá producirse a solicitud de los convocantes. Éstos deberán formular por escrito su solicitud, incluyendo los objetivos de la huelga, las gestiones realizadas y la fecha prevista para el inicio de la huelga. De dicho escrito, se enviará copia al empresario.

El procedimiento de mediación tendrá una duración de setenta y dos horas desde su solicitud, salvo que las partes, de común acuerdo, prorroguen dicho plazo.

El escrito de comunicación formal de la convocatoria de huelga deberá especificar que se han intentado la mediación en los plazos anteriormente indicados o que, llevada a cabo, ésta se ha producido sin avenencia. De no acreditarse por los convocantes esta circunstancia, se entenderá que la huelga no se encuentra debidamente convocada.

Cuando se plantee la mediación en relación con la concreción de los servicios de seguridad y mantenimiento, ésta se iniciará a solicitud de cualquiera de las partes si se plantea dentro de las veinticuatro horas siguientes a la comunicación formal de la huelga. Este procedimiento tendrá una duración de setenta y dos horas.

3.  La comparecencia a la correspondiente instancia mediadora es obligatoria para ambas partes, como consecuencia del deber de negociar implícito a la naturaleza de esta mediación.

4.  La actividad de los mediadores comenzará inmediatamente después de su designación. El procedimiento se desarrollará según los trámites que el órgano de mediación considere apropiado, recabando la información que se considere precisa para su función, garantizando, en todo caso, la confidencialidad de la información.

Durante la comparecencia, el Tribunal intentará la avenencia de las partes, moderando el debate y concediéndoles cuantas intervenciones considere oportunas, pudiendo formular propuestas para la solución del conflicto. Si el acto concluye sin avenencia, podrá constar en acta la propuesta de mediación del TAL. Tanto la propuesta de mediación como la decisión de inclusión de la misma en el acta se adoptarán de forma unánime por el Tribunal.

Se garantizará, en todo caso, el derecho de audiencia de los personados, así como el principio de igualdad y contradicción, sin que se produzca indefensión.


Artículo 20.  Efectos de la iniciación del procedimiento.-La iniciación del procedimiento de mediación impedirá la convocatoria de huelgas y la adopción de medidas de cierre patronal, el ejercicio de acciones judiciales o administrativas dirigidas a la solución de conflictos por el motivo o causa objeto de la mediación en tanto dure la misma.


Artículo 21.  Finalización y efectos de la mediación.-1.  El acuerdo en mediación, de producirse, se formalizará por escrito, y se presentará, en su caso, copia a la autoridad laboral competente a los efectos oportunos.

En los conflictos de interpretación y aplicación definidos conforme el artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y en los ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo, los efectos del acta final en la que conste el acuerdo serán los propios de un convenio colectivo de eficacia general, siempre que la suma de los que lo hayan aceptado sea suficiente para atribuir dicha eficacia en el ámbito del conflicto. En caso de acuerdos o pactos extraestatutarios tendrá la eficacia limitada que corresponda en función de los que hayan aceptado el acuerdo en mediación.

En los conflictos por discrepancias producidas en los períodos de consulta previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, así como en los derivados de la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga, los efectos del acta serán los mismos que corresponden al acuerdo entre las partes sobre los asuntos referidos.

2.  En caso de no producirse avenencia, el secretario del Tribunal levantará acta en ese mismo instante declarando la ausencia de acuerdo. Seguidamente ofrecerá a las partes la posibilidad de someter el conflicto a arbitraje.

3.  Si los órganos intervinientes en la mediación fueran los propios constituidos en el ámbito de un convenio colectivo, éstos darán cuenta al TAL de la solución habida a efectos de registro.


TÍTULO IV

Del arbitraje


Artículo 22.  Procedimiento de arbitraje.-1.  El procedimiento de arbitraje requerirá la manifestación expresa de la voluntad de las partes de someterse a dicho procedimiento, y que se haya tramitado el procedimiento de conciliación-mediación regulado anteriormente, o el equivalente según lo previsto en el último párrafo del artículo 9 de este Reglamento.

2.  Una vez finalizado el trámite de conciliación-mediación sin acuerdo, el TAL facilitará al efecto la lista de los que componen el cuerpo de árbitros del Tribunal.


Artículo 23.  Legitimación para instar el arbitraje.-Están legitimados para instar el procedimiento arbitral, de mutuo acuerdo conforme al tipo de conflicto y al ámbito afectado, los mismos sujetos a que se refiere el artículo 17 de este Reglamento.


Artículo 24.  Convenio arbitral.-1.  El secretario del Tribunal hará constar, en su caso, en el acta el acuerdo expreso de las partes de someterse al trámite de arbitraje. El convenio arbitral podrá suscribirse en el mismo momento o con posterioridad.

2.  El convenio arbitral deberá contener los siguientes extremos:

a)  Determinación de las partes que lo suscriben y domicilio de las mismas, así como representatividad que tienen en el ámbito del conflicto.

b)  Determinación del árbitro, o árbitros en número de tres, de entre los que conforman la lista de árbitros del TAL que se designan para la resolución del conflicto.

c)  Condición de arbitraje de derecho o equidad solicitado.

d)  Las cuestiones concretas objeto de arbitraje y de las pretensiones de las partes.

e)  El plazo para dictar el laudo arbitral.

f)  El compromiso de aceptación del laudo arbitral.

g)  Fecha y firma de las partes.

3.  En el supuesto de no llegar a un acuerdo en la designación del árbitro o árbitros, éstos serán determinados mediante el sistema de sorteo.


Artículo 25.  Tramitación y efectos del arbitraje.-1.  El procedimiento se desarrollará según los trámites que el órgano arbitral considere apropiados requiriendo la comparecencia de las partes, pudiendo solicitar documentación complementaria o recabar el auxilio de expertos si lo estima necesario.

Se garantizará, en todo caso, el derecho de audiencia de los personados, así como el principio de igualdad y contradicción, sin que se produzca indefensión. De las sesiones que se produzca se levantará acta suscrita por el árbitro o árbitros y certificada por el Secretario del Tribunal.

2.  La formalización del convenio arbitral impedirá la convocatoria de huelgas, así como el ejercicio de acciones judiciales o administrativas, o cualquier otra dirigida a la solución del conflicto.


Artículo 26.  Del laudo arbitral y sus efectos.-1.  Si las partes no han acordado un plazo para la emisión del laudo, éste deberá emitirse en el plazo máximo de diez días hábiles a partir de la aceptación del árbitro o árbitros designados. Excepcionalmente, atendiendo a la trascendencia y naturaleza del conflicto, el órgano arbitral podrá prorrogar el mencionado plazo mediante resolución motivada debiendo, en todo caso, dictarse el laudo antes del transcurso de veinticinco días hábiles.

2.  La resolución arbitral habrá de ser motivada y notificarse a las partes inmediatamente.

3.  El laudo arbitral será vinculante e inmediatamente ejecutivo.

4.  El laudo arbitral será objeto de depósito en el TAL y será remitido a la autoridad laboral para su depósito, registro y publicación cuando resuelva un conflicto de los recogidos en los artículos 6.1 apartados a) y b) del Acuerdo y 5.1 apartados a) y b) del presente reglamento, así como los que den lugar a la convocatoria de una huelga recogidos en la primera parte del apartado c) de los citados artículos.

5.  El laudo arbitral sólo podrá ser recurrido en el plazo de treinta días que prevé el artículo 67.2 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral, en los casos y por los procedimientos legalmente establecidos.


Artículo 27.  Finalización y efectos del arbitraje.-1.  La resolución arbitral excluye cualquier otro procedimiento, demanda de conflicto colectivo o huelga sobre la misma materia resuelta y en función de su eficacia.

2.  La eficacia y naturaleza jurídica de las decisiones arbitrales están determinadas en función del tipo de conflicto que aquéllas resuelvan y del significado que tuvieran la decisión o acuerdos directos a que sustituyen en cada supuesto.

En los conflictos de interpretación y aplicación definidos conforme al artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y en los ocasionados por discrepancias surgidas durante la negociación de un convenio colectivo, los efectos del laudo serán los propios de un convenio colectivo de eficacia general, siempre que la suma de los que hayan suscrito el convenio arbitral sea suficiente para atribuir dicha eficacia en el ámbito del conflicto. En caso de acuerdos o pactos extraestatutarios tendrá la eficacia limitada que corresponda en función de los que hayan suscrito el convenio arbitral.

En los conflictos por discrepancias producidas en los períodos de consulta previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, así como en los derivados de la determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelga, los efectos del acta serán los mismos que corresponden al acuerdo entre las partes sobre los asuntos referidos.

3.  El laudo se equiparará en cuanto a ejecución a las sentencias firmes, según lo dispuesto en la disposición adicional séptima de la Ley de Procedimiento Laboral.


TÍTULO V

De la gestión del acuerdo


Artículo 28.  Comité Paritario de interpretación, aplicación y seguimiento.-1.  El Comité Paritario estará compuesto por ocho miembros, dos representantes de cada una de las organizaciones sindicales firmantes y cuatro representantes de la CIERVAL.

2.  Al Comité Paritario se le encomienda la interpretación, aplicación y desarrollo del Acuerdo y del presente reglamento, además de las concretas funciones atribuidas expresamente en los mismos.

3.  Los acuerdos del Comité Paritario se adoptarán por unanimidad.


DISPOSICIÓN ADICIONAL



Disposción adicional única.-Los acuerdos del Comité Paritario de Interpretación, Aplicación y Seguimiento adoptados con anterioridad a la entrada en vigor del Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de la Comunidad Valenciana de 9 de mayo de 2001 y del presente reglamento permanecerán vigentes en todo en lo que no se opongan a los mismos.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Descubre ofertas diarias
IV Congreso Nacional de Derecho de Sociedades
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación