Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

INDICE

RESOLUCIÓN DE 15 DE DICIEMBRE, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO E INMIGRACIÓN, POR LA QUE SE DISPONE LA INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO Y PUBLICACIÓN DEL III ACUERDO SOBRE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE ARAGÓN «ASECLA III» (BOA DE 9 DE ENERO DE 2006)



Documentos relacionados

RESOLUCIÓN DE 15 DE DICIEMBRE, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO E INMIGRACIÓN, POR LA QUE SE DISPONE LA INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO Y PUBLICACIÓN DEL III ACUERDO SOBRE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES DE ARAGÓN «ASECLA III» (BOA DE 9 DE ENERO DE 2006)


 
Documentos relacionados

Visto el texto del III Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de Aragón «ASECLA III» (código de Convenio 72/0004/5), suscrito el día 15 de noviembre de 2005, de una parte por la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) y la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa (CEPYME), y de otra por la Unión General de Trabajadores de Aragón (UGT-Aragón) y la Unión Sindical de Comisiones Obreras de Aragón (CC.OO.-Aragón), recibido en esta Dirección General el día 14 de diciembre de 2005, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 83.3, en relación con el artículo 90.2 y 3 del Real Decreto 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y en el Real Decreto 1040/1981, de 22 de mayo, sobre Registro y Depósito de Convenios Colectivos de Trabajo, esta Dirección General de Trabajo e Inmigración dispone:

Primero.—Ordenar la inscripción del citado Acuerdo en el correspondiente Registro de este centro directivo, con notificación a las partes firmantes.

Segundo.—Disponer su publicación en el «Boletín Oficial de Aragón».


ACTA

En Zaragoza, a 15 de noviembre de 2005, reunidos en la Sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, D. Julián Buey Suñén en representación de la Unión Sindical de Comisiones Obreras de Aragón, D. Julián Lóriz Palacio en representación de la Unión General de Trabajadores de Aragón, D. Aurelio López de Hita en representación de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa y D. Fernando García de Leaniz en representación de la Confederación Regional de Empresarios de Aragón, manifiestan:

Que las Organizaciones indicadas ostentan la representatividad exigida en el Título III del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores a efectos de lo dispuesto en el artículo 83.3 y 91 de la citada norma legal, en virtud de lo cual, acuerdan:

Primero: Que examinado el texto del III Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales en Aragón, que se adjunta a la presente Acta, las representaciones firmantes consideran totalmente conforme el mismo con las negociaciones llevadas a cabo y, consecuentemente, aprueban el referido texto en toda su integridad.

Segundo: Que en prueba de conformidad firman la presente acta y cuatro ejemplares del citado texto, que se adjunta, y que, en fecha 1 de enero de 2006, derogará el II Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos en Aragón y el Reglamento de Funcionamiento del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.

Tercero: Que a los efectos oportunos se acuerda remitir tres ejemplares del texto a la Autoridad Laboral para, en virtud de la naturaleza y eficacia jurídica reconocidas por las partes, proceder a su depósito, registro y publicación, de conformidad con lo prevenido en el artículo 90 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

D. Aurelio López de Hita, Presidente de CEPYME Aragón.

D. Julián Lóriz Palacio, Secretario Gral. UGT Aragón. D.

Fernando García de Leaniz, Secretario General de CREA. D.

Julián Buey Suñén, Secretario Gral. CC.OO. Aragón.


III ACUERDO SOBRE SOLUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE CONFLICTOS LABORALES EN ARAGÓN


15 noviembre de 2005

El I Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales en Aragón, suscrito el 29 de octubre de 1996 entre la Confederación Regional de Empresarios de Aragón (CREA), la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa de Aragón, la Unión General de Trabajadores de Aragón y Comisiones Obreras de Aragón expresaba en su preámbulo la voluntad de los firmantes de fortalecer el entendimiento y el diálogo social en materia de solución de conflictos laborales mediante la creación de un Organismo de gestión compartida que contribuyera a la negociabilidad y al tratamiento autónomo de las controversias laborales.

La creación, en noviembre de 1998, del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje vino a consolidar dicha apuesta de los agentes sociales y del Gobierno de Aragón que asumió su entera financiación, revelándose, desde el inicio, como un instrumento sumamente idóneo para adaptar los proyectos de transformación y de cambio de las empresas mediante la ponderación de las circunstancias y actitudes de las partes.

Conscientes de lo anterior procedimos, en julio de 1999, a la firma del II Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales en Aragón, otorgando al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje nuevas competencias materiales, en aquel caso, la solución de controversias de naturaleza individual que, sumadas a las colectivas ya preexistentes, han 31 servido para demostrar la idoneidad de un sistema estrictamente basado en el tratamiento individualizado del conflicto, la atención personalizada de las partes, y el rigor técnico, basado en definitiva en la calidad del servicio ofrecido a empresas y trabajadores de nuestra Comunidad.

Con idéntica vocación de servicio abordamos, mediante la firma del III Acuerdo Sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales en Aragón, la mediación en conflictos colectivos de interpretación y aplicación del artículo 151 de la Ley de Procedimiento Laboral, con carácter universal, y materias de interés tan general como la prevención de los riesgos laborales, en su aspecto estrictamente negocial, la productividad a través de la organización de los métodos y tiempos de trabajo, y la problemática económica de la empresa, dotando al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje de árbitros expertos que, a petición de las partes, contribuyan a prevenir el conflicto en dichas materias, o a su solución, complementando con ello los instrumentos ya existentes, o sirviéndoles de auxilio, en su caso.

Por todo ello, y con derogación del II Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales en Aragón y del Reglamento de Funcionamiento del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, la Confederación Regional de Empresarios de Aragón y la Confederación de Empresarios de la Pequeña y Mediana Empresa de Aragón, de una parte, y de otra, la Unión General de Trabajadores de Aragón y Comisiones Obreras de Aragón, reconociéndonos mutua y recíproca representación y capacidad contractual, en Zaragoza, el 15 de noviembre de 2005, acordamos:


CAPÍTULO I

Disposiciones Generales


Artículo 1.  Objeto.—El presente Acuerdo tiene por objeto el desarrollo del sistema de solución extrajudicial de conflictos laborales en su día creado por las Organizaciones empresariales y sindicales más representativas de Aragón, y la articulación del funcionamiento del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje como Organismo encargado de la promoción y gestión de los procedimientos.


Artículo 2.  Naturaleza y eficacia jurídica.—Este Acuerdo se suscribe al amparo de lo dispuesto en el Título III del Estatuto de los Trabajadores y de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, y constituye un Acuerdo del 83.3 del Estatuto de los Trabajadores con la eficacia normativa y «erga omnes» derivada de las Leyes.

En virtud de lo anterior, serán sus disposiciones de obligado cumplimiento para todas las Organizaciones empresariales y sindicales de Aragón, así como para las empresas y trabajadores de cualquier sector de actividad.


Artículo 3.  Ámbito territorial, personal, funcional y temporal.—1.  El presente Acuerdo será de aplicación a la totalidad del territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.

2.  Los procedimientos de solución de conflictos previstos en este Acuerdo serán de aplicación a los trabajadores y empresas o centros de trabajo, cuando el conflicto quede circunscrito al ámbito de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Dichos procedimientos de mediación/conciliación y arbitraje no podrán versar sobre reclamaciones en las que se ejerciten pretensiones en materia electoral; de Seguridad Social, salvo las de Seguridad Social complementaria entre las que se entienden incluidos los planes de pensiones; o reclamaciones de cantidad cualquiera que fuera su cuantía. No obstante lo anterior, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje podrá acordar salarios adeudados y liquidaciones en actas de conciliación, cuando el reconocimiento y aceptación de la deuda por la empresa se produzca en el marco de un acto extintivo de la relación laboral.

Junto a lo anterior, la competencia del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje en materia de Prevención de Riesgos Laborales queda limitada al tratamiento de las materias que a continuación se relacionan, reservándose expresamente al procedimiento arbitral del artículo 14:

a)  Discrepancias relativas a la organización de la formación en materia preventiva con los límites del artículo 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales:

— Proyecto de formación.

— Modalidad de formación, entendiendo por tal su impartición mediante medios propios o ajenos.

— Impartición de la formación dentro o fuera de la jornada de trabajo.

b)  Discrepancias relativas al análisis y determinación de las medidas de emergencia con los límites del artículo 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales:

— Determinación del plan de emergencia.

— Personal encargado de la puesta en práctica del plan de emergencia: número, formación y material a disposición.

— Medidas de comprobación del correcto funcionamiento del plan.

— Organización de las relaciones necesarias para aplicar las medidas adoptadas.

c)  Discrepancias relativas al derecho de los Delegados de Prevención a acceder a la información y documentación previstas en los artículos 18, 22 y 23 de la ley de Prevención de Riesgos Laborales.

d)  Discrepancias relativas a los medios de coordinación que deben adoptar las empresas que desarrollan sus actividades en un mismo centro de trabajo y la información sobre las medidas de protección y prevención de los riesgos a los trabajadores, en los términos previstos en el apartado 1 del artículo 18 de la ley de Prevención de Riesgos Laborales, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 24.1 de la misma.

e)  Discrepancias surgidas en la determinación del sistema de designación de los Delegados de Prevención y la atribución de competencias en los términos del artículo 35.4 de la ley de Prevención de Riesgos Laborales.

f)  Discrepancias relativas al derecho de los Delegados de Prevención a ser informados por el empresario de los daños producidos en la salud de los trabajadores según lo previsto en el artículo 36.2.c) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

g)  Discrepancias relativas al alcance de las facultades de los Comités de Seguridad y Salud previstas en el apartado 2 del artículo 39 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

h)  Conflictos relativos a la ordenación de tiempo de trabajo como medida organizativa de protección frente a riesgos higiénicos.

i)  Discrepancias relativas al alcance del derecho de los Delegados de Prevención en relación a la organización de recursos para las actividades preventivas y auditorías establecidas en los capítulos III y V del R.D. 39/97, de 17 de enero (B.O.E. del 31).

Igualmente, se reserva el tratamiento de las discrepancias surgidas en la aplicación de sistemas de organización técnica del trabajo al procedimiento arbitral.

En ningún caso las mediciones técnicas serán a cuenta del Organismo; en caso de ser necesarias, deberá quedar claramente delimitado el sujeto obligado al pago de dichos servicios, ya sea en el Convenio Arbitral, ya sea en el transcurso de dicho procedimiento, haciéndolo constar mediante acta o contrato firmado por ambas partes, en ambos casos, con carácter previo a la realización de dichas mediciones.

3.  El presente Acuerdo tendrá duración indefinida de no mediar denuncia expresa de cualquiera de las Organizaciones firmantes.


Artículo 4.  Procedimientos de solución extrajudicial de conflictos laborales.—1.  Será cometido del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje promover, facilitar y proporcionar los sistemas, mecanismos y prácticas de solución de conflictos laborales jurídicos y de intereses, en los términos regulados por las Organizaciones firmantes en este Acuerdo.

2.  Con las limitaciones previstas en el artículo anterior, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje tendrá asignadas las siguientes funciones:

a)  Mediación/conciliación en acciones de naturaleza individual y colectiva de trascendencia jurídica a efectos de lo dispuesto en los artículos 63 y 154 de la Ley de Procedimiento Laboral.

b)  Mediación/conciliación en conflictos laborales que carecen de cauce procesal específico, y en concreto:

— Bloqueos de la negociación colectiva.

— Discrepancias surgidas durante el período de consulta previsto en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores.

— Huelgas, y determinación de los servicios de seguridad y mantenimiento.

c)  Mediación/conciliación en cualquier tipo de conflicto laboral jurídico y/o de interés no excluido expresamente de este Acuerdo.

d)  Arbitraje en conflictos laborales jurídicos y de intereses; y en concreto, en materia de Prevención de Riesgos Laborales y aplicación de Sistemas de Organización Técnica del Trabajo con las limitaciones establecidas en el artículo 3.2.


Artículo 5.  Principios rectores de los procedimientos de solución extrajudicial de conflictos laborales.—Los mencionados procedimientos se regirán por los principios de gratuidad, igualdad, imparcialidad, independencia, oralidad, audiencia y contradicción.


CAPÍTULO II

El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje: Estructura y funcionamiento


Artículo 6.  Composición del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.—1.  El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje es una institución paritaria constituida por las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, con capacidad de firma en Aragón de Acuerdos Interprofesionales. Posee personalidad jurídica y capacidad de obrar, y reviste desde el punto de vista jurídico-formal las características de una Fundación privada regida por sus Estatutos y por la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.

El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje constituye el soporte administrativo y de gestión de los procedimientos de solución de conflictos, a cuyos efectos, pondrá a disposición de sus usuarios un Registro en todas sus delegaciones, e impulsará de oficio, a través de la Secretaría, todos los trámites administrativos. A él se encomienda la aplicación de las disposiciones de este Acuerdo.

2.  El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje estará regido por el Patronato de la Fundación compuesto por un representante de cada una de las Organizaciones firmantes del Acuerdo y un representante del Gobierno de Aragón.

3.  Son órganos de composición paritaria del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje:

a)  El Comité Paritario, formado por 8 miembros, 2 en representación de cada una de las Organizaciones firmantes, que tiene a cargo las funciones de interpretación y seguimiento del presente Acuerdo. Podrá modificar su contenido y ampliar las competencias en él previstas por acuerdo unánime de las Organizaciones que lo integran.

b)  El cuerpo de mediadores del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, compuesto por un número igual de miembros designados por cada una de las Organizaciones firmantes, a quienes corresponderá además, el cese y sustitución de sus designados de conformidad con la normativa acordada al efecto en Comité Paritario. Previo acuerdo del Patronato de la Fundación, podrá modificarse el número total de mediadores siempre que no se altere la proporción indicada anteriormente.

4.  Junto a lo anterior, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje estará integrado, además, por un Colegio de Arbitros compuesto por profesionales de reconocido prestigio, expertos en materias inherentes al sistema de relaciones laborales, designados unánimemente por las Organizaciones firmantes del Acuerdo a través del Comité Paritario.


Artículo 7.  La Secretaría del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.—Integran la Secretaría del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje el personal técnico y administrativo encargado de registrar, gestionar y dar soporte administrativo a los Procedimientos de Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales.

Dicha Secretaría, que impulsará de oficio todos los trámites administrativos, contará en cada delegación con uno o varios Secretarios Técnicos nombrados por unanimidad del Patronato de la Fundación entre personas ajenas a las respectivas Organizaciones, de reconocida formación y experiencia en el ámbito jurídico-laboral.

Serán funciones de los Secretarios Técnicos:

a)  Clasificar las demandas de mediación y arbitraje y ordenar su registro o inhibición.

b)  Ordenar subsanaciones.

c)  Emitir resoluciones de archivo o prosecución de actuaciones.

d)  Proceder a la adscripción de mediador al expediente cuando las partes afectadas por un procedimiento deleguen dicha facultad en el Organismo, de conformidad con lo previsto en los artículos 11 y 12 de este Acuerdo.

e)  Asignar día y hora, y citar de comparecencia a las partes y al Organo Mediador o Arbitral.

f)  Otorgar reconocimientos de representación a petición de las partes.

g)  Asistir a las sesiones de mediación y levantar acta de lo acordado.

h)  Conferir asistencia técnica a las mediaciones.

i)  Expedir certificaciones.

j)  Comunicar a la Autoridad Laboral las convocatorias de huelga y el resultado de la mediación, y solicitar el registro y publicación de los acuerdos alcanzados, cuando proceda.


Artículo 8.  El Cuerpo de Mediadores del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.—1.  El Cuerpo de Mediadores del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje estará compuesto por un número igual de miembros designado por cada una de las organizaciones firmantes del ASECLA. Dichas Organizaciones podrán cesar y sustituir a sus designados de conformidad con la normativa acordada al efecto en Comité Paritario y, previo acuerdo del Patronato de la Fundación, modificar el número total de mediadores siempre que no se altere la proporción indicada anteriormente.

La pertenencia al Cuerpo de Mediadores del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje será incompatible con el desempeño de alguno de los siguientes cargos:

a)  Patrono de la Fundación.

b)  Ejercicio de la Dirección General de Trabajo e Inmigración y las Jefaturas de los Servicios de ámbito Autonómico de ella dependientes; las Direcciones de los Servicios Provinciales de Economía, Hacienda y Empleo, y las Subdirecciones Provinciales de Trabajo.

c)  Letrado Conciliador de las Subdirecciones Provinciales de Trabajo o cargos relacionados con la gestión y dirección de dicha Unidad Administrativa.

El mediador deberá comunicar al Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, en el momento de su nombramiento o designación, la concurrencia de cualquiera de las causas anteriores de incompatibilidad.

2.  Cada solicitud de mediación dirigida al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, irá sucedida por la adscripción de un Organo Mediador al expediente; dicho Organo Mediador, que podrá ser unipersonal o colegiado, será designado de oficio o a instancia de parte de entre los integrantes del Cuerpo de Mediadores de conformidad con lo dispuesto en los artículos 11 y 12 de este Acuerdo.

A fin de dar por cumplida su función de forma satisfactoria, el Organo Mediador está vinculado expresamente por el inexcusable deber de confidencialidad que le impide revelar lo tratado en el ámbito de la mediación tanto en lo referido a datos de hecho como a valoraciones jurídicas vertidas por las partes en estricto uso de su capacidad transaccional, debiendo limitarse a encauzar la negociación entablada entre las partes con motivo de la solicitud de mediación, intentando el acercamiento de posiciones mediante habilidades y técnicas de mediación. Dicha función incluirá, llegado el caso, la realización de propuestas que no constarán en acta a menos que sean objeto de acuerdo.

3.  Los mediadores deberán abstenerse de participar en cualquier mediación donde se vea comprometida su libertad u objetividad, no pudiendo concurrir intereses personales o profesionales directos susceptibles de alterar o condicionar su actividad mediadora.

En concreto, serán causas de abstención las siguientes:

a)  En conflictos de aplicación o interpretación de un convenio colectivo, cualquiera que sea su ámbito, la intervención en la negociación del Convenio aplicable como asesor o representante de alguna de las partes negociadoras, y la integración en el órgano directivo de los Sindicatos, Asociaciones Empresariales y Federaciones afectados por el convenio cuya aplicación o interpretación se debate, así como la pertenencia a la Comisión Paritaria del mismo.

b)  En conflictos de ámbito sectorial, la vinculación al conflicto como asesor o representante de alguna de las partes, y la integración en el órgano directivo de los Sindicatos, Asociaciones Empresariales y Federaciones afectados por el conflicto.

c)  En conflictos de ámbito de empresa o de ámbito inferior, la participación en la misma mediante aportación de capital o pertenencia de acciones, así como la pertenencia pasada o presente a la plantilla o a la dirección de la misma.

d)  Igualmente será causa de abstención la vinculación a las partes como asesor o representante activo en cualquier otra instancia, ya sea administrativa, judicial, o cualquier otro foro negocial.

e)  También será causa de abstención el desarrollo pasado o presente de cualquier actuación inspectora en la empresa, o el deber de emitir resolución respecto de la controversia sometida a mediación por razón de su cargo.

f)  Igualmente será causa de abstención el ejercicio de la función de Letrado del FOGASA cuando el asunto sometido a mediación pudiera tener relación futura con dicho Organismo, y en particular, en reclamaciones salariales, en extinciones de la relación laboral solicitadas por el trabajador por impago reiterado de salarios, y en despidos del artículo 51 y 52 c) del Estatuto de los Trabajadores.

El mediador deberá comunicar al Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje la concurrencia de cualquier motivo de abstención y, particularmente, los anteriores, siendo sustituido de inmediato de oficio o a instancia de parte, según se haya producido su designación. Corresponde al Comité Paritario determinar las sanciones aplicables al mediador que no respete el deber de abstención.


Artículo 9.  El Colegio de Arbitros del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.—El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje está integrado, asimismo, por un Colegio de Arbitros compuesto por profesionales de reconocido prestigio, expertos en materias inherentes al sistema de relaciones laborales, designados unánimemente por las Organizaciones firmantes del Acuerdo a través del Comité Paritario.

Una vez adscrito al Colegio, el árbitro sólo podrá excusar su intervención en un procedimiento arbitral por causa de imposibilidad material, o por concurrencia de alguna causa que justifique su abstención por verse afectada su imparcialidad, en cuyo caso deberá abstenerse de actuar, comunicándolo al Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.

En todo caso, constituirán causas de abstención del árbitro las enumeradas en el artículo anterior, y cualesquiera otras que pudieran comprometer su libertad u objetividad.


CAPÍTULO III

Normas complementarias para la actuación de las Comisiones Paritarias de los Convenios Colectivos


Artículo 10.  Intervención de la Comisión Paritaria del Convenio.—El planteamiento de conflictos colectivos de cualquier naturaleza requerirá el previo sometimiento del conflicto a la Comisión Paritaria, cuando se hubiera establecido dicho trámite como obligatorio, constituyendo el incumplimiento, o la falta de acreditación, causa de archivo de las actuaciones.

El cumplimiento del trámite precedente deberá acreditarse en el momento de la presentación de la solicitud de mediación o arbitraje en el Registro del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, mediante aportación de la resolución emitida por dicha Comisión, o presentación del documento que justifique el transcurso del plazo de 30 días naturales desde la fecha en que se sometiera el conflicto a conocimiento de la Comisión Paritaria, sin haber obtenido el correspondiente dictamen. No obstante lo anterior, se tendrá por cumplido el trámite precedente cuando el promotor de la mediación o el arbitraje acredite la ausencia de competencias de la Comisión Paritaria en materia de solución de conflictos.

En cualquier caso, podrá la Comisión Paritaria acordar la remisión directa del conflicto suscitado al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.


CAPÍTULO IV

Procedimientos de solución de conflictos


Artículo 11.  La mediación/conciliación en acciones individuales y plurales.—1.  Es preceptiva la mediación del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje en conflictos individuales o plurales que requieran conciliación previa a la vía judicial a tenor de lo establecido en los artículos 63 y 64 de la Ley de Procedimiento Laboral, cuando exista adhesión expresa del sector, la empresa o el centro de trabajo al Organismo mediante Convenio, Pacto colectivo o Acta, con las limitaciones establecidas en el artículo 3.2 del presente Acuerdo.

En caso contrario, la mediación/conciliación del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje será potestativa, siendo válida su actuación en tanto exista voluntad de sometimiento del solicitado que se entenderá otorgada cuando, ante la citación, comparezca o no manifieste expresamente y por escrito su disconformidad con la celebración de dicho trámite en los dos días siguientes a la recepción de la citación.

2.  El procedimiento de mediación/conciliación se iniciará mediante su solicitud, a través de un escrito dirigido al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, que deberá contener los siguiente extremos:

a)  Identificación del trabajador/es afectado/s con expresa designación de domicilio a efectos de notificaciones.

b)  Identificación de la/s empresa/s afectada/s por la pretensión que se insta, con expresión de su domicilio a efectos de notificaciones.

c)  Exposición de los hechos que motivan el conflicto.

d)  Objeto de la reclamación que se insta.

e)  Firma del trabajador/es afectado/s o de su representante legal, que deberá acreditar con poder bastante en el momento de la presentación de la solicitud de mediación/conciliación en el Registro del Organismo.

La ausencia o identificación insuficiente de alguno de los extremos enumerados en las letras a), b), d) y e) anteriores, y/o la ininteligibilidad de la solicitud, serán causa de archivo de las actuaciones.

3.  Recibida la solicitud de mediación/conciliación el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje procederá a su registro y señalará fecha, hora, y lugar de celebración, citando de comparecencia a las partes y al Organo Mediador dentro de los cinco días hábiles siguientes al de la presentación.

El Organo Mediador, que podrá ser de naturaleza unipersonal o colegiada, con un máximo de dos miembros, estará integrado por los mediadores designados, respectivamente, por la parte Solicitante en el escrito de iniciación y por la parte Solicitada durante el día siguiente a la recepción de la citación. Se entenderá delegada dicha facultad de designación en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, en caso contrario.

4.  Los efectos de la mediación serán los previstos en los artículos 63 a 68 de la Ley de Procedimiento Laboral.


Artículo 12.  La mediación/conciliación en acciones de naturaleza colectiva.—1.  Será competencia del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje la mediación/conciliación en los conflictos colectivos de interpretación y aplicación a que se refiere el artículo 151 del Texto Refundido de la Ley de Procedimiento Laboral. Igualmente, serán de su competencia los conflictos surgidos con motivo de la convocatoria de una huelga con carácter previo al comienzo de la misma, si existe adhesión expresa del sector, la empresa o el centro de trabajo al Organismo.

En los supuestos restantes, la mediación/conciliación del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje tendrá lugar a petición de una parte interesada, siendo válida su actuación en tanto exista voluntad de sometimiento del solicitado que se entenderá otorgada cuando, ante la citación, comparezca o no manifieste expresamente y por escrito su disconformidad con la celebración de dicho trámite en los dos días siguientes a la recepción de la citación.

2.  El procedimiento de mediación/conciliación en acciones de naturaleza colectiva se iniciará mediante su solicitud, a través de un escrito dirigido al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, que deberá contener los siguiente extremos:

a)  Identificación del promotor del conflicto con expresa designación de domicilio a efectos de notificaciones.

b)  Identificación de la Empresa, Grupo, Asociación Empresarial o colectivo afectado por la pretensión que se insta, con expresión de su domicilio a efectos de notificaciones.

c)  Identificación de los sujetos colectivos que ostentan legitimación para negociar en dicho ámbito.

d)  Descripción del grupo de trabajadores afectados, sector de actividad y Convenio o Pacto colectivo aplicable.

e)  Acreditación de la intervención de la Comisión Paritaria del Convenio o Pacto Colectivo en los términos establecidos en el artículo 10 de este Acuerdo.

f)  Exposición de los hechos que motivan el conflicto.

g)  Objeto de la reclamación que se insta.

h)  Firma del promotor o de su representante legal, que deberá acreditar con poder bastante en el momento de la presentación de la solicitud de mediación/conciliación en el Registro del Organismo.

La ausencia o identificación insuficiente de alguno de los extremos enumerados en las letras a), b), e), g) o h) anteriores, y/o la ininteligibilidad de la solicitud, serán causa de archivo de las actuaciones.

Cuando se inste la mediación/conciliación del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje con motivo de la convocatoria de una huelga, deberán constar expresamente en la solicitud, además de los extremos anteriores, los objetivos y fecha de inicio de la misma, así como la composición del comité de huelga, constituyendo su omisión causa de archivo de las actuaciones.

3.  Recibida la solicitud de mediación/conciliación el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje procederá a su registro y señalará fecha, hora, y lugar de celebración, citando de comparecencia a las partes y al Organo Mediador dentro de los cinco días hábiles siguientes al de la presentación.

El Organo Mediador, que podrá ser de naturaleza unipersonal o colegiada, con un máximo de dos miembros, estará integrado por los mediadores designados, respectivamente, por la parte Solicitante en el escrito de iniciación y por la parte Solicitada durante el día siguiente a la recepción de la citación. Se entenderá delegada dicha facultad de designación en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, en caso contrario.

4.  Los efectos de la mediación serán los previstos en los artículos 63 a 68 y 154 de la Ley de Procedimiento Laboral y 91 del Estatuto de los Trabajadores. A tal fin, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje librará copia del Acta de Acuerdo a la Administración Laboral cuando proceda.


Artículo 13.  Normas comunes al procedimiento de mediación/conciliación.—1.  La asistencia al acto de mediación/conciliación será obligatoria, debiendo comparecer las partes por sí mismas o por medio de sus representantes, que deberán acreditar poder bastante o reconocimiento de representación otorgado ante el Secretario Técnico del Organismo.

2.  Iniciado el trámite de mediación/conciliación serán oídas las partes, concediéndoles la palabra tantas veces como se estime conveniente, desarrollándose el procedimiento en la forma que el Organo Mediador considere oportuna, pudiendo acordar la reunión conjunta o separada de las partes.

Durante el transcurso del acto, el Organo Mediador podrá ofrecer las propuestas y soluciones que considere oportunas, que no constarán en acta a menos que sean objeto de acuerdo.

A petición de ambas partes, o por iniciativa del Organo Mediador, el acto de mediación/conciliación podrá suspenderse cuantas veces se precise, siempre que los plazos legales lo permitan, levantando acta de cada sesión que servirá como notificación de las partes para la próxima comparecencia.

3.  Del trámite de mediación/conciliación levantará acta el Secretario, haciendo constar los nombres y condiciones personales de los asistentes y la representación en la que actúan, así como el resultado de la mediación, que podrá ser de acuerdo, desacuerdo, intentada sin efecto por incomparecencia injustificada de la parte solicitada, o archivo de actuaciones por incomparecencia o desistimiento del solicitante.

A menos que sean objeto de acuerdo, no se incluirán en acta las propuestas realizadas por el Organo Mediador y/o las partes interesadas con la finalidad de acercar posiciones. Las partes podrán hacer constar en acta las manifestaciones de trascendencia jurídica o procesal que a su derecho convenga.

En caso de desacuerdo, el Organo Mediador ofrecerá a las partes la posibilidad de someterse al procedimiento arbitral.


Artículo 14.  El procedimiento de Arbitraje.—1.  Mediante el procedimiento de Arbitraje, en todo caso potestativo, los sujetos titulares del contrato de trabajo, los Organos de Representación de los Trabajadores de la Empresa, los Empresarios, los Sindicatos de Trabajadores y las Asociaciones Empresariales, en función de las reglas de legitimación establecidas en la Ley de Procedimiento Laboral y en el Estatuto de los Trabajadores para cada supuesto, podrán someter a la decisión de uno o varios árbitros las cuestiones litigiosas surgidas, tanto en conflictos de interés como jurídicos, bien sean de carácter colectivo o individual con las limitaciones establecidas en el artículo 3.2 de este Acuerdo, previa manifestación expresa de las partes afectadas por el conflicto, de sometimiento al procedimiento arbitral en el supuesto concreto.

A tales efectos, ambas partes deberán remitir al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, conjunta o separadamente, un documento en el que previa identificación de los afectados por el conflicto, relacionen con exactitud las cuestiones sometidas a arbitraje, expresando su compromiso de aceptación de la decisión arbitral, y la renuncia, en su caso, a convocar y celebrar huelgas o medidas de cierre patronal por las cuestiones sometidas a arbitraje, así como a la utilización de las vías judiciales o administrativas hasta tanto se haya obtenido resolución arbitral. Una vez perfeccionado dicho convenio arbitral se iniciará la tramitación del procedimiento.

No obstante lo anterior, si con motivo de la finalización del trámite de mediación/conciliación sin acuerdo, las partes aceptaran la posibilidad de someter el conflicto a arbitraje, el Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje hará constar en el acta respectiva el acuerdo expreso de las partes, sirviendo ésta para iniciar el procedimiento en la medida que se concreten las cuestiones anteriormente enumeradas.

2.  El Organo Arbitral, que deberá tener composición impar y un máximo de tres miembros, estará integrado por los árbitros designados por las partes de entre los expertos del Colegio Arbitral en la materia sometida a arbitraje.

De no producirse acuerdo unánime de las mismas acerca de la designación, en comparecencia ante el Secretario Técnico del Organismo, las partes irán descartando alternativamente nombres entre los expertos del Colegio Arbitral en la materia sometida a arbitraje hasta que quede una sola nominación, en la que recaerá la función arbitral.

Las partes de mutuo acuerdo, podrán designar árbitro o árbitros ajenos al Colegio Arbitral, en cuyo caso abonarán los gastos que genere tal actuación.

En todo caso, si transcurridos 10 días hábiles desde la perfección del convenio arbitral las partes no procedieran a la designación de Organo Arbitral, se archivará sin más trámite el expediente.

El árbitro sólo podrá excusar su intervención en el procedimiento por causa de imposibilidad material, o por concurrencia de alguna causa que justifique su abstención por verse afectada su imparcialidad. En ambos casos, deberá ponerlo en conocimiento del Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje por escrito durante el día siguiente hábil a la recepción de la comunicación, en cuyo supuesto se reiniciará el trámite de nominación.

3.  A efectos de garantizar los principios de audiencia, contradicción e igualdad entre las partes, que regirán todo el procedimiento, el Secretario del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje citará de comparecencia a las partes y al Organo Arbitral, debiendo aquellas comparecer por sí mismas o por medio de sus representantes, que deberán acreditar poder bastante o reconocimiento de representación otorgado ante el Secretario Técnico del Organismo.

Iniciada la sesión serán oídas las partes, concediéndoles la palabra tantas veces como se estime conveniente, desarrollándose el procedimiento en la forma que el órgano arbitral considere oportuna, a fin de obtener el máximo conocimiento de las posiciones de las partes. El Organo Arbitral podrá solicitar documentación complementaria en cuyo caso, quedará interrumpido el plazo para dictar el laudo hasta tanto no obre en su poder la documentación requerida, si bien se procurará que las diligencias se cumplimenten en el plazo más breve posible. La documentación aportada por las partes, por propia voluntad o a requerimiento del Organo Arbitral, deberá ir debidamente paginada y acompañada de una enumeración descriptiva de lo aportado, con referencia explícita a las páginas que ocupa. Todo ello deberá ser registrado por el Organismo y quedar de forma definitiva en el expediente.

Podrán ser citadas de comparecencia las partes tantas veces como el Organo Arbitral lo estime conveniente.

4.  Si dichas reuniones tuvieran como consecuencia la adopción de acuerdos en alguna de las materias sometidas a decisión arbitral, el árbitro levantará acta, firmada por los comparecientes, haciendo constar sus nombres y condiciones personales así como la representación en la que actúan. Igualmente, hará constar en acta la cuestión objeto de controversia y los términos del acuerdo alcanzado con expresa mención de la renuncia de las partes a someter dicha cuestión a decisión arbitral.

Los efectos del acuerdo alcanzado serán los previstos en los artículos 63 a 68 y 154 de la Ley de Procedimiento Laboral y 91 del Estatuto de los Trabajadores. A tal fin, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje librará copia del Acta de Acuerdo a la Administración Laboral cuando proceda.

No obstante lo anterior, la decisión arbitral relatará, como Antecedentes de Hecho, la evolución habida en dicha cuestión, con expresa mención de su sometimiento inicial a decisión arbitral y la posterior renuncia de las partes a la vista del acuerdo alcanzado, que será trascrito literalmente del acta.

5.  La Resolución Arbitral deberá ser emitida en el plazo máximo de diez días hábiles contados desde la celebración de la primera sesión de comparecencia. No obstante, podrán acordar las partes un plazo más amplio, o excepcionalmente, y atendiendo a las dificultades del conflicto o a su trascendencia, prorrogar el Organo Arbitral el mencionado plazo mediante resolución motivada hasta el plazo máximo de veinticinco días hábiles.

Dicha Resolución Arbitral recogerá, debidamente ordenados, los siguientes extremos:

a)  Identificación de las partes del conflicto y del Organo Arbitral designado.

b)  Descripción de los hechos considerados trascendentes para la resolución del conflicto, que incluirán la identificación del objeto y el contenido del compromiso arbitral.

c)  Fundamentación jurídica de la resolución.

d)  Decisión arbitral que, en ningún caso, deberá versar sobre puntos no contemplados en el compromiso arbitral.

e)  Fecha y firma.

La Resolución Arbitral emitida, será notificada a las partes, previo Registro, a través de la Secretaría del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje.

6.  Cualquiera de las partes, en el plazo de siete días contados desde la notificación del Laudo, podrá solicitar del árbitro o árbitros la aclaración de alguno de sus puntos; y sólo podrá ser recurrido, en el plazo de treinta días que prevé el artículo 67.2 de la vigente Ley de Procedimiento Laboral, por inobservancia de los requisitos y formalidades establecidos para el desarrollo de la actuación arbitral o incongruencia.

7.  Cuando el Laudo Arbitral ponga fin a un conflicto colectivo de interpretación o aplicación de un Convenio o pacto colectivo, tendrá eficacia jurídica normativa y «erga omnes», a tenor de lo establecido en el artículo 91 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en tanto quienes suscribieran el compromiso arbitral tuviesen legitimación para acordar, en el ámbito del conflicto, un convenio colectivo; debiendo librar copia del mismo a la Administración Laboral correspondiente, a efectos de su publicación. En caso contrario, el laudo arbitral sólo surtirá efecto para los trabajadores y empresas que suscribieron el compromiso.

8. A efectos ejecutivos, el Laudo Arbitral está equiparado a las sentencias firmes por la Disposición Adicional 7.ª de la Ley de Procedimiento Laboral.


DISPOSICIONES ADICIONALES



Disposición adicional primera.—Las partes firmantes de este Acuerdo se comprometen a animar, en la negociación colectiva, la incorporación de cláusulas de sumisión a arbitraje en divergencias surgidas entre las partes en cuestiones concretas, y en especial, en materia de prevención de riesgos laborales y organización de los métodos y tiempos de trabajo.


Disposición adicional segunda.—El Comité Paritario llevará a cabo las funciones de interpretación y seguimiento del presente Acuerdo. Podrá modificar su contenido, y ampliar las competencias en él previstas por acuerdo unánime de todas las Organizaciones que lo integran.


DISPOSICIÓN DEROGATORIA



Disposición derogatoria única.—El presente Acuerdo deroga el II Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de Conflictos Laborales de Aragón y el Reglamento de Funcionamiento del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, publicados ambos en el «Boletín Oficial de Aragón» el 23 de julio de 1999, y cuantos acuerdos adoptados por el Comité Paritario se opongan a su regulación.


DISPOSICIÓN FINAL



Disposición final única.—El presente Acuerdo entrará en vigor el día 1 de enero de 2006 y tendrá duración indefinida de no mediar denuncia expresa de cualquiera de las Organizaciones firmantes, sin perjuicio de las modificaciones que puedan efectuarse por el Comité Paritario según lo dispuesto en la Disposición Adicional.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación