Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

INDICE

DECRETO 174/1996, DE 14 DE SEPTIEMBRE, REGULADOR DE LOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN PROFESIONAL OCUPACIONAL DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LAS ISLAS BALEARES (BOCAIB DEL 28)




DECRETO 174/1996, DE 14 DE SEPTIEMBRE, REGULADOR DE LOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN PROFESIONAL OCUPACIONAL DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LAS ISLAS BALEARES (BOCAIB DEL 28)


 
Documentos relacionados

Por orden del muy honorable señor Presidente de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares de fecha 18 de junio de 1996, publicado en el Boletín Oficial Comunidad Autónoma de las Islas Baleares núm. 75 Ext., de 19 de junio, de reestructuración de las Consejerías, se crea la Consejería de Trabajo y Formación cuya estructura orgánica, establecido por otra Orden del muy honorable señor Presidente de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares de la misma fecha y publicado en el mismo Boletín referido anteriormente, queda integrada por la Secretaría General Técnica, la Dirección General de Trabajo y la Dirección General de Formación y asume las competencias en materia de trabajo y formación en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

La unificación de las competencias en materia de acciones formativas y de ayudas al empleo en un único órgano administrativo; la existencia de toda una normativa dispersa y generada por las distintas Consejerías desde el año 1989; la importancia que para la planificación formativa tiene el diálogo y la actuación conjunta con los interlocutores sociales; la próxima transferencia de la gestión del Plan de Formación e Inserción Profesional; la cada día mayor integración de las nuevas tecnologías como herramienta de utilización en la empresa; dada la creciente aplicación de nuevas metodologías, la formación abierta, a distancia tutorizada y la utilización de medios telemáticos y sistemas de la nueva sociedad de la información y la comunicación; la importancia del seguimiento y control de las acciones formativas, no sólo desde un punto pedagógico, ni tan siquiera desde el punto socio-laboral sino desde un punto económico y del control del gasto que mida su rentabilidad; dada la importancia de la programación en una materia como la formación ocupacional que va a acompañar al trabajador durante toda su vida laboral y la influencia que tiene en la inserción, reinserción, mantenimiento en el puesto de trabajo, desde un punto de vista implícito, y en su desarrollo y autorrealización como persona, hablando explícitamente, hacen preciso la unificación de dicha normativa, actualizando y desarrollando una serie de aspectos para una puesta al día y para una mejor información de los colectivos meta y los ejecutores, normativa que ayude a la mejor conjunción de los programas formativos bajo una planificación conjunta y plurianual.

Por todo ello, una vez consultado el Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, a propuesta del Consejero de Trabajo y Formación y previa deliberación del Consejo de Gobierno en su sesión de 14 de septiembre de 1996, decreto:


TÍTULO I

Disposiciones generales


CAPÍTULO I

Objetivos y ámbitos


Artículo 1.—El presente Decreto tiene como objetivos impulsar el desarrollo y regular la aplicación de los programas que promueve el Gobierno de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, a través de la Dirección General de Formación de la Consejería de Trabajo y Formación, destinados a conseguir la máxima integración y promoción laboral de los trabajadores, el mantenimiento de su nivel formativo, el perfeccionamiento dentro del ámbito laboral, contribuir a la adecuada formación e inserción de los jóvenes y de los colectivos con especiales dificultades de integración laboral, así como apoyar la competitividad de las empresas a través del desarrollo de las capacidades de sus recursos humanos. Todo ello en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 2.—Para conseguir los fines descritos en el artículo 1, se llevarán a cabo los siguientes programas regulados por el presente Decreto:

a)  Formación profesional de inserción y reinserción.

b)  Formación profesional continua.

c)  Formación de formadores.

d)  Orientación profesional.

e)  Intercambios internacionales y ayudas de formación.

f )  Acciones dirigidas a colectivos con especiales dificultades de integración laboral.

g)  Acciones de choque.

h)  Programas experimentales y de desarrollo en la aplicación de nuevas tecnologías.

i )  Programas de formación abierta y a distancia.

j )  Programas de dinamización.

El conjunto de dichos programas y en su planificación plurianual podrá ser designado mediante un acrónimo, para ayudar en su divulgación y reconocimiento social.


Artículo 3.—En los programas determinados en el artículo 2, se cumplirán uno o varios de los siguientes objetivos específicos:

1.  Inserción profesional de desempleados amenazados de paro de larga duración.

2.  Inserción profesional de jóvenes.

3.  Integración de las personas amenazadas de exclusión del mercado laboral.

4.  Promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

5.  Adaptación de los trabajadores a los cambios industriales o de los sistemas productivos.

6.  Apoyar el crecimiento y la estabilidad del empleo.

7.  Reforzar el potencial humano en materia de investigación, ciencia y tecnología.

8.  Mejorar los sistemas de formación y su adecuación a la aplicación de nuevos métodos y tecnologías.

9.  Contribuir al desarrollo mediante la formación de formadores y gestores.


Artículo 4.—En el ámbito de la formación profesional ocupacional existen distintas nomenclaturas que, en algunos casos, pueden provocar diferencias en su interpretación. Con el fin de concretarlas y a efectos del presente Decreto, se entenderá por:

a)  «Formación profesional inicial».  Cualquier tipo de formación profesional de inserción y reinserción, incluida la enseñanza técnica y profesional y los sistemas de aprendizaje, que permita el acceso de los jóvenes a una cualificación profesional.

b)  «Formación profesional continua».  Cualquier acción de formación profesional realizada por un trabajador durante su vida activa, sea de perfeccionamiento, reciclaje o reconversión.

c)  «Orientación profesional».  La prestación de consejos e informaciones en lo relativo a la elección y movilidad profesionales, que se realizará en el ámbito de la formación profesional por medio de iniciativas de información individuales.

d)  «Empresa».  Todas las empresas del sector privado o público, independientemente del tamaño, estatuto jurídico o sector económico en el que operen, así como todos los tipos de actividad económica, incluida la economía social.

e)  «Trabajador».  Toda persona que, ejerciendo o no un empleo, tenga vínculos activos con el mercado laboral, incluidos los trabajadores por cuenta propia.

f )  «Organismos de formación».  Todos los tipos de centros públicos, semipúblicos o privados que, de conformidad con las legislaciones y/o prácticas nacionales conciben o realizan acciones de formación profesional, inicial o continua.

g)  «Aprendizaje y formación abiertos y a distancia».  Cualquier tipo de formación profesional flexible que incluya:

— La utilización de tecnologías y servicios de información y de comunicación, de forma tradicional o avanzada, y

— El apoyo de servicios de orientación y tutorías individualizadas.

h)  «Curso de larga duración».  Acción formativa cuya duración media se aproxima a las 1.000 horas, transcurre en dos años lectivos, manteniendo pruebas de selección para su ingreso, evaluación continua o evaluación intermitente, prueba de evaluación final y certificado de aptitud.

i )  «Curso».  Acción formativa cuya duración media está comprendida entre 100 y 600 horas y realizado en un año lectivo manteniendo pruebas de selección para su ingreso, evaluación continua o evaluación intermitente, prueba de evaluación final y certificado de aptitud.

j )  «Cursillo».  Acción formativa cuya duración está comprendida entre veinte y noventa y nueve horas, manteniendo pruebas de selección para su ingreso, evaluación continua o evaluación intermitente, prueba de evaluación final y certificado de aptitud.

k )  «Seminario».  Acción formativa o divulgativa de corta duración con selección de entrada, sin evaluación y con entrega de certificado de asistencia.

l )  «Jornada».  Acción divulgativa o formativa abierta al público en general o sectorial sin certificado de aptitud ni de asistencia.

m)  «Módulo».  Unidad formativa específica que, conjuntada con otras, conforma un curso, con evaluación.

n)  «Centro propio».  Aquel dependiente directamente o en la forma jurídica que correspondiera, de una Consejería de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, incluyéndose los transferidos.

o)  «Curso de autoformación tutorizada».  Es aquel cuyo núcleo formativo es el establecido por el alumno con elementos multimedia que le conceden una autonomía de aprendizaje, existiendo siempre un tutor de atención individual y las evaluaciones correspondientes y se realiza en un centro especializado.

p)  «Curso de formación a distancia tutorizada».  Es aquel cuyo núcleo formativo puede realizarse por el alumno fuera del centro, manteniéndose aproximadamente un 25 por ciento de formación presencial, tutorización y evaluación.

q)  «Curso de formación telemática».  Es aquel cuyo núcleo formativo se establece por medios telemáticos y las tutorías pueden llegar a realizarse por medios telefónicos o telemáticos; no obstante, habrá asistencia presencial para algunas prácticas y en las evaluaciones.

r)  «Curso presencial».  Es aquel cuyo núcleo formativo, al menos en un 80 por ciento, se realiza presencialmente y prioritariamente de forma grupal, incluidas en la forma presencial las evaluaciones.

s)  «Programa operativo».  Es el conjunto coherente de medidas plurianuales para cuya realización se puede recurrir a uno o varios fondos estructurales y a uno o varios de los demás instrumentos financieros existentes, así como al B.E.I.

t)  «DOCUP».  Documento Único de Programación. Es un documento mediante el cual se comprometen y gestionan los fondos destinados a los Estados miembros. La información de esta forma de intervención se presenta en un documento único de programación, dando origen a una única decisión de la Comisión.


Artículo 5.—Para la realización de estos programas, la Consejería de Trabajo y Formación, a través de la Dirección General de Formación, ordenará los medios propios necesarios o podrá establecer los términos de colaboración con empresas, entidades e instituciones, que presenten proyectos más idóneos para conseguir los objetivos generales enumerados en el artículo 1 y de acuerdo con lo que prevé este Decreto y las órdenes correspondientes de desarrollo, si las hubiera.


Artículo 6.—La Dirección General de Formación, a fin de efectuar dichos programas, manteniendo una conjunción de objetivos, presentará ante las instancias competentes y coordinará en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares los programas operativos o la parte correspondiente al Fondo Social Europeo de los DOCUPS de los marcos de apoyo comunitarios, así como de las iniciativas comunitarias de empleo y recursos humanos, y ADAPT, en calidad de organismo público responsable, y de los proyectos en el marco de los programas Leonardo da Vinci, Telemátic, Media, etc.

Esta actuación coordinada se considera necesaria para que, conjuntamente con su propia actividad y con el Plan F.I.P., pueda establecer un mapa coordinado de medidas y acciones que optimice resultados, aprovechando recursos y evitando duplicidades y solapamientos.


Artículo 7.—Cuando las características del programa lo permitan, se procurará la integración laboral plena de las personas con especiales dificultades de colocación, no solamente al final de las acciones formativas sino también en el transcurso de éstas, incorporándolas, en la medida de lo posible, en grupos no desfavorecidos. A estos efectos, se consideran colectivos con especiales dificultades de colocación los siguientes:

a)  Personas con disminución física, psíquica y sensorial y con enfermedades mentales, con posibilidad de inserción en el mundo laboral.

b)  Personas acogidas al soporte transitorio comunitario.

c)  Personas con drogadicción en proceso de rehabilitación.

d)  Personas ex drogadictas.

e)  Personas que cumplen penas en régimen abierto o aquellas a las que, previsiblemente, les quede menos de un año para progresar a régimen abierto o, para la libertad condicional o definitiva.

f)  Personas ex internas de los centros penitenciarios liberadas en el término anterior de un año.

g)  Personas en situación de paro de larga duración.

h)  Personas en situación de paro mayores de cuarenta y cinco años.

i )  Personas menores de veinticinco años que no hayan obtenido el graduado escolar.

j )  Mujeres en paro con cargas familiares.

k )  Cualquier persona que pertenezca a un colectivo en situación de marginación y edad laborales.


CAPÍTULO II

Coordinaciones y sinergias


Artículo 8.—Se designa a la Consejería de Trabajo y Formación como interlocutora ante la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo del Estado Español u organismo que la sustituya, a los efectos del objetivo 3 del Marco Comunitario correspondiente al Fondo Social Europeo, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 9.—Se designa a la Consejería de Trabajo y Formación como interlocutora ante la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo del Estado Español u organismo que la sustituya a los efectos del objetivo 2 del Marco Comunitario correspondiente al Fondo Social Europeo, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 10.—Se designa a la Consejería de Trabajo y Formación como interlocutora ante la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo del Estado Español u organismo que la sustituya a los efectos del objetivo 5.b) del Marco Comunitario correspondiente al Fondo Social Europeo, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 11.—La Dirección General de Formación llevará a cabo la planificación, el control, el seguimiento y la evaluación de las medidas y acciones de formación desarrolladas en el marco de los programas operativos y/o documentos unificados de programación correspondientes a los objetivos 3.2 y 5.b) del Fondo Social Europeo.


Artículo 12.—La Dirección General de Trabajo llevará a cabo la adopción, el control, el seguimiento y la evaluación de las medidas y acciones de ayudas al empleo previstas en el marco de los programas operativos y/o en los documentos unificados de programación correspondientes a los objetivos 3 y 5.b) del Fondo Social Europeo, en sinergia programática con las medidas de formación.


Artículo 13.—Por la conveniencia y obligatoriedad de establecer módulos de salud laboral y de seguridad e higiene en el trabajo en las acciones formativas, la Dirección General de Trabajo proveerá a la Dirección General de Formación de los técnicos y de las aportaciones pedagógicas necesarios para el buen fin de estas acciones, así como de la información previa de todas sus actuaciones formativas preventivas en dicha materia.


Artículo 14.—Se designa a la Dirección General de Formación como interlocutora ante la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo del Estado Español u órgano que la sustituya y las Unidades de Asistencia Técnica correspondientes del Estado Español en las Iniciativas Comunitarias de Empleo y Recursos Humanos y ADAPT u otras que pudieran crearse en el futuro de similares objetivos, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 15.—La Dirección General de Formación llevará a cabo el control, el seguimiento y la evaluación de los proyectos aprobados en el marco de las iniciativas comunitarias mencionadas en el artículo anterior.


Artículo 16.—La Dirección General de Formación llevará acabo el control, el seguimiento y la evaluación de los proyectos aprobados en el marco de los programas europeos Leonardo da Vinci, Telemátic, Media, etc., u otros en el ámbito de la formación y de la multimedia, que hayan sido presentados por la propia Dirección General o a través de ella.


Artículo 17.—La Consejería de Trabajo y Formación establecerá las vías de coordinación con aquellas consejerías que, bien tengan centros propios de aplicación formativa o bien expidan competencialmente certificados profesionales, o ejecuten planes que puedan ser concomitantes con los programas tratados en este Decreto. Dicha coordinación es precisa para el establecimiento uniforme y complementario de los planes de formación de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 18.—La Dirección General de Formación podrá establecer que el control, el seguimiento y la evaluación parcial o total de algunos de los programas de actuación previstos en este Decreto sea efectuado a través de su órgano de gestión, que es el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional y en su caso, si así fuera necesario, la ejecución de algún proyecto específico y prioritariamente los concertados con la Administración Local.


Artículo 19.—La Consejería de Trabajo y Formación establecerá las correspondientes sinergias de actuación y, en su caso, los Convenios necesarios con la Administración local, bien sea mediante el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional o a través de contratos-programa para una optimización de recursos dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


CAPÍTULO III

Órganos de participación


Artículo 20.—El Consejo de Formación Ocupacional es un órgano de carácter asesor de la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, adscrito a la Consejería de Trabajo y Formación.


Artículo 21.—1.  Corresponden al Consejo las siguientes funciones:

a)  Realizar propuestas y elaborar informes sobre las necesidades formativas de Baleares.

b)  Elaborar propuestas de programación de la formación ocupacional y coordinación de todas las acciones formativas dependientes de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares así como de las acciones formativas derivadas de Convenios en su ámbito territorial.

c)  Realizar análisis del desarrollo de las acciones formativas llevadas a cabo en el ámbito autonómico.

d)  Recibir información sobre la evaluación, desarrollo y seguimiento de las acciones formativas dependientes de la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

e)  Formular propuestas y realizar estudios encaminados a potenciar la eficacia de la formación profesional ocupacional.

f )  Proponer la disolución del mismo.

g)  Ser órgano coordinador e informador de todas aquellas cuestiones de formación que se traten o pudieran tratarse en las distintas mesas sectoriales o consejos paritarios que actúan en la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

h)  Todos aquellos que le correspondan por este Decreto y los que pudieran corresponderle en función de su naturaleza.

2.  Las funciones y competencias del Consejo de Formación Ocupacional prevalecerán sobre otros organismos o instancias creados por la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 22.—1.  El Consejo estará integrado por los siguientes miembros:

a)  Cuatro representantes de las organizaciones sindicales más representativas según lo establecido en la Ley 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical, designados por los órganos competentes de las mismas en proporción a la representatividad que ostenten.

b)  Cuatro representantes de las organizaciones empresariales, en proporción a la representatividad que ostenten según se establece en la disposición adicional sexta del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, que serán designados por los órganos competentes de las mismas.

c)  Cuatro altos cargos representantes de la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, designados por el Consejero de Trabajo y Formación, entre los cuales figurarán obligatoriamente el Secretario General Técnico de la Consejería de Trabajo y Formación y el Director general de Educación de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

2.  Cada una de las partes representadas podrá proponer el nombramiento de suplentes.


Artículo 23.—1.  La Presidencia del Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares corresponderá al honorable señor Consejero de Trabajo y Formación que podrá ser asistido técnicamente por el Director general de Formación.

2.  El secretario del Consejo asistirá a las sesiones con voz pero sin voto y será un funcionario de la Consejería de Trabajo y Formación designado por el Consejero de Trabajo y Formación.


Artículo 24.—El Consejo se reunirá, previa convocatoria de su presidente, en sesión ordinaria, un mínimo de dos veces al año o en sesión extraordinaria, a iniciativa del Presidente o cuando así lo solicite un tercio de los miembros del Consejo.


Artículo 25.—El Consejo podrá constituirse en Comisión, denominada Comisión técnica de formación ocupacional, respetando los mismos criterios de proporcionalidad establecidos en el artículo 22 de este Decreto. Esta Comisión se formará para la elaboración de estudios y de propuestas en temas específicos designados por el Consejo, y para los determinados en este Decreto u órdenes de desarrollo.

La Comisión técnica de formación ocupacional efectuará en forma presencial una reunión mensual pudiendo realizarse otra quincenal mediante audioconferencia.


Artículo 26.—La asistencia a la reuniones del Consejo y de la Comisión técnica no dará derecho a sus miembros a devengo de remuneración alguna.


Artículo 27.—Con el fin de alcanzar una mejor coordinación entre planes formativos, asistirá a las reuniones de este Consejo como miembro con voz pero sin voto, un técnico responsable del Plan F.I.P.


CAPÍTULO IV

Entidades colaboradoras


Artículo 28.—Podrán colaborar en la realización de los programas normados en este Decreto aquellas empresas, entidades o instituciones públicas o privadas que reúnan los siguientes requisitos:

1.  Cumplir las condiciones de profesionalidad o especialización u homologación requeridas en cada programa.

2.  Participar en aquellas actividades de perfeccionamiento establecidas y que sean convocadas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Trabajo y Formación.

3.  Estar al corriente del pago de las cotizaciones de la Seguridad Social y de sus obligaciones tributarias, de acuerdo con la legislación vigente.

4.  No tener contraída deuda alguna con la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

5.  No estar incurso en ninguna de las prohibiciones establecidas en el artículo 20 de la Ley 13/1995, de 18 de mayo, de Contratos de las Administraciones Públicas.


Artículo 29.—Para financiar total o parcialmente estas actividades de colaboración con la Consejería de Trabajo y Formación se podrán conceder ayudas económicas a los entes que, cumpliendo las condiciones generales contempladas en el artículo anterior y las específicas de cada programa, presenten, en tiempo y forma, proyectos de acciones incluidas en alguno de los programas regulados en este Decreto.


Artículo 30.—Las ayudas concedidas serán incompatibles con cualquier otra obtenida por la entidad solicitante, para la realización de la misma acción, excepto si se trata de financiación parcial del proyecto y quede definido de manera detallada y precisa en la petición de ayuda, no superando el conjunto de ayudas y participaciones el 100 por ciento del proyecto.


Artículo 31.—De manera excepcional y cuando las circunstancias del mercado de trabajo lo aconsejen, se podrán establecer Convenios con entidades no colaboradoras para la realización de determinadas acciones destinadas a cubrir necesidades no satisfechas por las entidades colaboradoras, previo informe de la Comisión técnica del consejo de formación ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 32.—Las solicitudes para la aprobación de los proyectos de los diferentes programas, tendrán que formalizarse adjuntándose la documentación requerida mediante soporte informático más copia impresa signada en todas sus páginas y se presentará ante la Consejería de Trabajo y Formación o ante los órganos que establece el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.


Artículo 33.—Los plazos de solicitud son los que figuran en el título V de este Decreto, salvo para las acciones de choque cuyo plazo será efectivo todo el año excluido el mes de agosto.


Artículo 34.—1.  Las solicitudes que requieran resolución de la Consejería de Trabajo y Formación y no estén específicamente contempladas en este Decreto, serán valoradas técnicamente por la Comisión técnica que las presentará ante el Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, valoración que será informada a la Dirección General de Formación a fin de elevar propuesta de resolución al Consejero de Trabajo y Formación para que dicte la resolución correspondiente. Si no recae resolución expresa en un plazo de tres meses, las solicitudes se considerarán desestimadas.

2.  Las solicitudes de iniciativas comunitarias, programas europeos, etc., cuya aprobación corresponda a la Administración Central, a la Comisión de la Unión Europea o a sus órganos delegados, seguirán su procedimiento propio.


Artículo 35.—Las entidades que deseen dar publicidad de las acciones financiadas total o parcialmente por la Consejería de Trabajo y Formación deberán solicitar previamente la aprobación del texto y del diseño de la publicidad a realizar y recibir por escrito dicha aprobación, debiendo figurar claramente en dicha publicidad así como en toda documentación escrita o gráfica y sobre cualquier soporte, el patrocinio y la financiación de la Consejería de Trabajo y Formación y, si procede, el del Fondo Social Europeo u órgano cofinanciador correspondiente.

Por su parte, la Consejería de Trabajo y Formación, podrá establecer y ejecutar las campañas promocionales y publicitarias convenientes para la mayor diseminación de las acciones y programas.


CAPÍTULO V

Metodología de actuación, seguimiento, control y evaluación


Artículo 36.—Las acciones contempladas en los distintos programas de este Decreto se compondrán, según su caso, de una o varias de las fases siguientes:

a)  Selección.  A través de la cual se elegirá un grupo idóneo entre los aspirantes en el número que después se indicará, con la finalidad de poder llevar a término la acción propuesta.

b)  Formación:

1.  Inicial.  Consiste en la impartición de una acción que capacite al alumno para descubrir, comprender y ser capaz de realizar todos los trabajos inherentes a la profesión, ocupación o puesto de trabajo determinados.

2.  Continua.  Consiste en la impartición de una acción formativa encaminada al mantenimiento del nivel operativo global, el perfeccionamiento profesional así como la adaptación a los cambios industriales o de los sistemas productivos.

c)  Orientación.  Podrá perseguir uno o varios de los tres fines específicos siguientes:

1.  Acercar al alumno al mundo del trabajo o en su caso, a la creación de empresas de economía social y/o al trabajo autónomo.

2.  Atraer al mundo empresarial a fin de que tenga un contacto mayor con los alumnos y su proceso de aprendizaje, lo cual facilitará la conexión entre la oferta y la demanda de trabajo.

3.  Acercar al trabajador al mundo de la formación para adecuarlo a los cambios de los sistemas y hacerlo partícipe en la mejora de la competitividad de las empresas basada en el desarrollo de las capacidades en su papel fundamental de recurso humano.


Artículo 37.—La acción tendrá una duración determinada de horas, impartidas generalmente a razón de un mínimo diario de lunes a viernes, excepto los festivos. El número total de horas se repartirá entre conocimientos profesionales, prácticas, experiencias en empresas y evaluaciones. Estas horas se detallarán en un programa previamente visado por la Dirección General de Formación de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares antes del comienzo de la acción.


Artículo 38.—La entidad impartidora de la acción deberá presentar el «curriculum» de cada uno de los profesores y/o agentes participantes en el desarrollo de la misma, así como la relación laboral existente con cada uno de ellos que deberá ser establecida de forma individual para cada acción.


Artículo 39.—1.  Los aspirantes tendrán que estar en posesión como mínimo del título de enseñanza y conocimientos técnicos señalados en la convocatoria o, en el caso de que falte, superar una prueba especial previa a la selección propuesta y visada por la de trabajo y formación. Se tendrá en cuenta el interés del alumno en los temas o áreas relacionadas con la profesión del curso que pretende realizar.

2.  No podrán empezar el curso alumnos con deficiencias físicas excluyentes para el puesto de trabajo objeto de la formación y que estén incluidas en los profesiogramas de ocupación, así como discapacidades que dificulten el normal desarrollo. No obstante la entidad impartidora tendrá que emitir un informe completo sobre estos casos a la Consejería, a fin de seguir una labor de orientación y montaje de cursos para estos aspirantes.


Artículo 40.—Para un mejor aprovechamiento de la enseñanza, el número de alumnos que han de comenzar el curso se indicará en cada convocatoria específica del curso.


Artículo 41.—La entidad ejecutora deberá ser centro homologado o centro colaborador. Este requisito no será de obligado cumplimiento para las acciones formativas impartidas en el marco de las iniciativas comunitarias o programas europeos.


Artículo 42.—El alumno deberá tener durante todo el curso un seguro de accidentes y responsabilidad civil que sea equiparable con sus mínimos al seguro escolar. Asimismo se tendrá que prever la cobertura proporcional al índice de peligrosidad que puedan suponer las prácticas profesionales con alumnos de la especialidad. El coste del seguro a que se refiere este apartado será asumido por la entidad impartidora del curso.


Artículo 43.—1.  La entidad impartidora dispondrá de aulas de teórica, locales de prácticas y servicios con la capacidad suficiente para la enseñanza debida al número de alumnos fijado en cada convocatoria específica y de acuerdo con la normativa aplicable.

2.  Las aulas tendrán que tener instalaciones eléctricas adecuadas a las necesidades de iluminación, así como las necesarias para la impartición del curso y el funcionamiento de los equipos de prácticas.

Asimismo tendrán que reunir las condiciones de seguridad e higiene previstas en la normativa vigente.


Artículo 44.—Tanto las aulas de clase de teórica como los locales de prácticas, tendrán que disponer del mobiliario por alumno suficiente para que puedan realizarse con comodidad las actividades del curso.


Artículo 45.—La entidad ejecutora tendrá que poner a disposición de los alumnos el material suficiente para el desarrollo del curso, del cual presentará una relación en su propuesta, especificando cantidades, concepto y presupuesto.


Artículo 46.—Se tendrá que disponer de todos los equipos necesarios para la realización de las prácticas del curso, aunque puedan planificarse con carácter rotante y por grupos.

Todo el conjunto de maquinaria e instrumentos a utilizar ha de ser homologado.

La entidad impartidora presentará una relación de equipos, así como la planificación de sus usos por parte del alumnado.


Artículo 47.—1.  La Consejería de Trabajo y Formación, a través de la Dirección General de Formación, realizará una selección de alumnos en coordinación con la entidad impartidora mediante las pruebas y en los locales y horarios que se estipulen.

2.  El contenido de la acción formativa se presentará a través del correspondiente proyecto por la entidad ejecutora para su visado previo por la Consejería de Trabajo y Formación.


Artículo 48.—Las entidades ejecutoras tendrán que presentar el temario específico que desarrollará el contenido señalado en el punto 2 del artículo 47, así como su programación mensual especificando horas, días y forma de realización, profesores impartidores y «curriculum».

En el caso de que la acción no consista en la impartición de un curso deberá presentar una planificación de la misma, adecuada a las fechas de inicio y finalización.


Artículo 49.—El ente impartidor dará a los alumnos los libros de texto o apuntes, esquemas, cuadernos de prácticas y otro material pedagógico necesario para la realización del curso.

De este material se presentará un listado, indicando la editorial y la edición. En caso de que el material didáctico fuese elaborado por la propia entidad impartidora, durante el curso se dará un ejemplar a la Dirección General de Formación de la Consejería. Este material podrá ser utilizado en seminarios, investigación, metodología y publicaciones, indicándose siempre su procedencia y nombrando la entidad elaboradora.


Artículo 50.—Todos los listados y programas presentados por la entidad impartidora se considerarán compromisos formales y se exigirá su cumplimiento.


Artículo 51.—Tanto el seguimiento de la programación como de la asistencia de alumnos, de sus calificaciones, pruebas e incidencias se detallarán por parte del centro impartidor perfectamente actualizadas a la Consejería.

La entidad impartidora tendrá que presentar, el último día hábil de cada mes, los listados de firma de alumnos acompañado de una relación completa de alumnos por curso, con el número de días asistidos por cada uno, ya sea con soporte impreso o telemático.

En el momento en que la Consejería de Trabajo y Formación lo determine, el ente impartidor deberá conectarse telemáticamente con la Dirección General de Formación, habilitando los medios informáticos, técnicos y humanos necesarios para ello.


Artículo 52.—Durante la celebración del curso, la entidad impartidora propondrá a la Consejería, a través de la Dirección General de Formación, aquellas medidas generales o individualizadas que estimen convenientes adoptar para un mejor funcionamiento del curso. Asimismo será necesaria la aprobación de dicha propuesta a fin de poderlas aplicar.


Artículo 53.—En el caso de que la acción no consista en la impartición de un curso, el centro ejecutor deberá presentar uno o varios informes intermedios cuyo contenido será el que se especifique en el correspondiente acuerdo.


Artículo 54.—Las evaluaciones efectuadas durante el curso serán preparadas por la entidad impartidora y se presentarán con un día de antelación a la Consejería para su conocimiento.


Artículo 55.—La entidad impartidora presentará a la Dirección General de Formación la evaluación final que podrá consistir en:

a)  Una prueba escrita: en este caso presentará cuatro modelos diferentes con diez días de antelación. De éstos se elegirá uno o se propondrá otro distinto, si se considerase oportuno. El representante de la Consejería que asista a la evaluación final llevará consigo el día de la prueba el modelo seleccionado.

b)  Un trabajo, un proyecto, etc...: en este caso la entidad ejecutora deberá justificar la realización de este sistema de evaluación y comunicar la/s fecha/s de realización o presentación con diez días de antelación.

c)  O ambos.


Artículo 56.—Para poder realizar la evaluación final será obligatoria la asistencia, como mínimo, al 80 por ciento de las horas presenciales del curso, salvo casos excepcionales, que decidirá la Dirección General de Formación.


Artículo 57.—El seguimiento, control y evaluación de las acciones a desarrollar lo llevará a cabo la Dirección General de Formación directamente o a través del órgano gestor correspondiente.

Asimismo, y cuando proceda, se mantiene la reserva de inspección y seguimiento en favor de las autoridades responsables del Fondo Social Europeo ya sean comunitarias, estatales o autonómicas.


Artículo 58.—Todas las normas que afectan a la impartición de formación ocupacional, tanto la legislación autonómica como general del Estado o la de la Unión Europea, serán de obligado cumplimiento. Esto sin perjuicio de las adaptaciones que hayan de efectuarse para el posterior desarrollo legislativo. Asimismo y muy fundamentalmente, serán de obligado cumplimiento todas las normas de la Intervención General de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, de la del Estado español a través o conjuntamente con la Unidad Administradora del F.S.E., y las provenientes, tanto en su aspecto metodológico como en el económico, de las Direcciones Generales V de Empleo, Relaciones Laborales y Asuntos Sociales, XII, XIII, XXII, etc., así como de las Direcciones Generales XX de Control Financiero y IV de la Competencia de la Unión Europea a cuyos controles están sujetos los programas correspondientes y determinados en este Decreto.


Artículo 59.—El presupuesto total del curso se tendrá que subdividir en tres partidas:

a)  Coste docente.

b)  Costes directos.

c)  Costes indirectos.

Cada una de estas partidas se detallará tal y como se indica a continuación y tendrá que calcularse el coste hora/alumno:

a)  Profesorado-seguros-evaluaciones-elaboración de medios didácticos y similares.

b)  Seguros alumnos-material didáctico-material fungible-similares-seguimiento continuo docente.

c)  Equipos-energía-administración-similares.


Artículo 60.—Los pagos parciales se efectuarán previa presentación de las correspondientes facturas, de los certificados y/o informes que se soliciten según acuerdo.


Artículo 61.—La entidad ejecutora deberá presentar a la finalización de la acción una memoria económica que contendrá como mínimo:

a)  Relación detallada de los gastos subdivididos en las tres partidas citadas en el artículo 59.

b)  Originales o copias debidamente compulsadas de los documentos justificativos de los gastos (nóminas, seguros sociales, facturas de servicios, etc...)

c)  Criterios seguidos para la imputación de los costes indirectos a la acción.

d)  Explicación y justificación, en su caso, de las desviaciones entre el presupuesto inicial presentado y el realmente realizado.

e)  Certificado expedido por persona responsable de la exactitud contable y la certeza de los hechos justificados o declaración firmada.

f )  Factura del último pago pendiente de la acción.


Artículo 62.—Son costes elegibles los siguientes:

1.  Formadores:

— Remuneración de formadores internos y externos.

— Cargas sociales (S.S.)

— Gastos de viaje y estancia de formadores.

2.  Gastos de estudiantes:

— Remuneración o asignación de los participantes.

— Cargas sobre subsidios.

— Cargas sociales y seguros.

— Otras cargas sociales.

3.  Gastos de viajes y de residencia de estudiantes:

— Gastos de viaje diarios.

— Gastos de alimentación y alojamiento durante los cursos externos y comprendiendo, si es necesario, los gastos de desplazamiento.

4.  Consumo equipamiento/edificios:

— Bienes consumibles no amortizables necesarios para la formación (comprendiendo batas de protección).

— Equipamiento: Alquiler y «leasing». Amortización.

— Edificios: Alquiler y «leasing».

— Costes indirectos:

Remuneración de administradores, gerentes y asociados.

Remuneración del personal no docente.

Cargas sociales.

Gastos de viaje unidos a la formación del personal y de administradores, gerentes y asociados.

Adaptación de locales en los centros de formación profesional para minusválidos.

Gastos diversos de gestión.

Publicidad para los cursos.

Equipamiento de oficina (muebles).

Gastos de correo y teléfono.

Agua, gas y electricidad.

Tasas y seguros.


Artículo 63.—Los siguientes gastos no son cofinanciables ni por la Consejería de Trabajo y Formación ni por el Fondo Social Europeo:

1.  Gastos bancarios, intereses de préstamo y de cuentas corrientes.

2.  Otros gastos financieros.

3.  Comisiones, indemnizaciones extralegales concertadas con el personal.

4.  Amortización de construcciones.

5.  Compra de equipos y de construcciones amortizables.


Artículo 64.—En el caso de que la acción formativa no consistiera en la impartición de un curso, el ente ejecutor deberá presentar un presupuesto dividido en las siguientes partidas:

a)  Gastos de personal (sueldos y salarios, Seguridad Social, desplazamientos, manutención, transportes, etc...)

b)  Gastos de material.

c)  Gastos indirectos, que incluirán gastos de administración, amortización de equipos, energía, etc.


Artículo 65.—La Consejería podrá requerir cualquier ampliación de documentación y justificantes, tanto administrativos como docentes y fiscales.


Artículo 66.—La entidad impartidora expondrá en un lugar bien visible de la clase, del local de prácticas y en el tablero de anuncios, los carteles indicadores de impartición de cursos cofinanciados por el Gobierno Balear y el Fondo Social Europeo u otro ente cofinanciador de la Unión Europea.


Artículo 67.—Las admisiones de alumnos y certificaciones acreditativas correspondientes al curso serán expedidas por la Consejería de Trabajo y Formación. A pesar de ello, los alumnos podrán solicitarlo ante la entidad impartidora, que cursará la solicitud a la Consejería, o ante la misma Consejería.


Artículo 68.—La entidad impartidora tendrá que presentar en el plazo de treinta días desde la finalización de las acciones una memoria explicativa de todas las actuaciones, incluida la metodología y estudio de resultados.


Artículo 69.—Dicha memoria deberá contener los siguientes mínimos:

a)  Selección.  Fecha y hora; número de personas presentadas; número de personas admitidas.

b)  Programa.  Contenido teórico; contenido práctico; contenido experimental.

c)  Planing horario (por días/horas).

d)  Metodología.

e)  Medios didácticos.  Material fungible; medios propios; publicaciones; bibliografía.

f )  Instalaciones (adjuntar plano).

g)  Profesorado.  Relación horas/profesor/materia; «curriculum»; relación laboral con el centro.

h)  Alumnos.  Listados de asistencia; seguro de alumnos; ficha de evaluación individual; pruebas realizadas y resultados; bajas producidas y causas; contratación derivada del curso.

i )  Ficha resumen beneficiarios.  Número de personas que lo han iniciado; número de personas que lo han finalizado; número de personas aptas; número de mujeres; número de hombres; numero de «handicaps»; número de alumnos mayores de veinticinco años; número de alumnos menores de veinticinco años.

j )  Transnacionalidad, en su caso.

k )  Acciones complementarias, en su caso.


Artículo 70.—En el caso de que la acción formativa no consista en la impartición de un curso, la memoria final del proyecto consistirá en un resumen del desarrollo del mismo, explicando las actividades ejecutadas con las fechas de finalización de cada una de las fases, especificando en su caso, actividades complementarias, equipos y material utilizado, la metodología que se ha seguido, el personal participante, los resultados obtenidos en cada fase y resultados finales.


Artículo 71.—La Dirección General de Formación se reserva la facultad de condicionar el inicio de una acción a la existencia del número adecuado de alumnos.


Artículo 72.—La entidad impartidora tendrá que encontrarse en disposición de iniciar la acción objeto del acuerdo dentro de la semana siguiente a la fecha del mismo.


Artículo 73.—En el caso de acciones enmarcadas dentro de iniciativas comunitarias o programas europeos, será de aplicación la normativa europea específica para cada uno de ellos, así como la complementaria establecida en el presente Decreto.


Artículo 74.—Se realizarán anualmente a instancia de la Dirección General de Formación, auditorías externas aleatorias entre todos los proyectos ejecutados.

Independientemente del proceso estocástico, la Dirección General de Formación podrá, cuando lo estime necesario a propuesta de los servicios internos de control de la misma, efectuar auditorías externas directas.


Artículo 75.—La documentación relativa a la ejecución de un proyecto formativo cofinanciado total o parcialmente por la Consejería de Trabajo y Formación y en su caso por el Fondo Social Europeo u otro organismo de la Unión Europea, deberá estar a disposición de las autoridades responsables comunitarias, estatales y autonómicas por un plazo de cinco años.


Artículo 76.—La Dirección General de Formación, dentro de sus actividades de promoción, realizará el asesoramiento de las entidades que pidan colaborar en algunos de los programas establecidos, tanto en lo que respecta a los aspectos técnicos como a los procedimientos administrativos.


Artículo 77.—Las entidades colaboradoras tendrán que informar por escrito a la Dirección General de Formación de cualquier incidencia relativa a los programas aprobados, así como solicitar por escrito cualquier modificación respecto al programa previsto.


Artículo 78.—El informe que hagan los promotores o técnicos de formación en las actas de visita haciendo constar sus observaciones sobre el desarrollo del proyecto, tiene que estar firmado por el representante de la entidad como acreditación de que se le ha dado a conocer el mencionado informe.

Esta firma no presume la conformidad con el contenido.

El responsable de la entidad colaboradora podrá incluir en el mencionado informe las observaciones y alegaciones que considere de interés.


Artículo 79.—Se tendrá que avisar a los promotores o técnicos de formación, con una antelación de quince días, de todos los actos que se celebren en relación con la actividad que realizan las entidades en colaboración con la Consejería de Trabajo y Formación, especialmente los de inaguración y clausura de los cursos.


Artículo 80.—Las entidades colaboradoras facilitarán a los promotores o técnicos de formación el acceso a las instalaciones donde se realicen las actividades reguladas por este Decreto, así como las reuniones que éstos soliciten, tanto con el personal técnico de la entidad como con los participantes en los programas.


Artículo 81.—Si se observan anomalías que no afecten sustancialmente al contenido básico del programa aprobado, se instará por escrito a la entidad colaboradora para que corrija en un plazo de tiempo establecido en la comunicación.

Si no se hacen las modificaciones solicitadas en el plazo fijado, la Dirección General de Formación podrá ordenar la suspensión del pago de la ayuda otorgada.


Artículo 82.—Detectada alguna irregularidad que afecte sustancialmente el contenido del programa, o bien si persisten las anomalías a la que hace referencia el artículo anterior, el promotor o técnico de formación procederá a la apertura de un expediente.

En el acta de incoación del expediente se tendrá que hacer constar:

a)  Relación de los hechos.

b)  Irregularidades detectadas.

c)  Disposiciones infringidas.

Todo esto se pondrá en conocimiento de los responsables del centro para que, en el plazo de quince días, formulen las alegaciones que consideren necesarias para su defensa, que se incluirán en el expediente.

A la vista de las actuaciones realizadas, la sección de control técnica administrativa de programas emitirá una propuesta que será comunicada, junto con el resto del expediente, al Director general de Formación para la emisión del preceptivo informe que será elevado al Consejero de Trabajo y Formación con el fin de adoptar la resolución correspondiente.


Artículo 83.—Mediante resolución del Consejero, se podrá revocar total o parcialmente la ayuda, reclamar la devolución de las cantidades percibidas indebidamente, ya sea por vía administrativa o judicial, así como también suspender temporalmente o definitivamente la condición de entidad colaboradora con independencia de las otras acciones legales que, en su caso, pudieran corresponder.


Artículo 84.—Contra las resoluciones del Consejero de Trabajo y Formación se podrá interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses desde el día siguiente a la notificación de las mencionadas resoluciones, de conformidad con lo dispuesto en la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativo.


Artículo 85.—La evaluación es la actividad que tiene como finalidad examinar y valorar el grado de cumplimiento de los objetivos previstos, las circunstancias que inciden en su realización, así como también la eficacia y eficiencia general del sistema, con la finalidad de determinar los medios para mejorarlos.


Artículo 86.—Independientemente de las evaluaciones intermedias que se realizarán según la duración de la acción formativa, se establece un programa de evaluación «ex post» que permitirá conocer, en relación con los objetivos previstos, la calidad de las actuaciones realizadas y su repercusión con el fin de conseguir una total eficacia en la preparación de futuras acciones y en la evaluación de resultados.


Artículo 87.—A los efectos del artículo anterior, al finalizar la acción a los seis y a los nueve meses, se cumplimentarán tres cuestionarios distintos mediante los cuales se obtendrá la información precisa proporcionada por el ex alumno, acerca de su situación laboral al iniciar y al finalizar la acción.


Artículo 88.—Los resultados de estas evaluaciones se utilizarán por el Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en las sucesivas programaciones y determinación de los centros impartidores.


TÍTULO II

Programas de actuación


CAPÍTULO I

Programas de formación ocupacional


Artículo 89.—En este título se regulan las acciones formativas de trabajadores que tienen como objetivo su inserción, su cualificación, reconversión o perfeccionamiento para que puedan acceder a un puesto de trabajo o promocionar en su vida laboral, así como aquellas dedicadas a la mejora de la competitividad de las empresas a través de la formación de sus recursos humanos.


Artículo 90.—Forman la parte fundamental de los programas de formación ocupacional todas aquellas acciones que se realizan en la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y en los ámbitos siguientes:

1.  Programas que, siguiendo la normativa del Fondo Social Europeo, se realizan con la cofinanciación de los presupuestos de la Unión Europea.

2.  Acciones que se realizan dentro del Plan Nacional de Formación e Inserción Profesional que viene desarrollando la Administración del Estado hasta la materialización del traspaso de la gestión de la Formación Profesional Ocupacional.

3.  Acciones de formación que se financien íntegramente con el presupuesto de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

4.  Proyectos y programas que se realizan con financiación o cofinanciación de los presupuestos de la Unión Europea, pero sujetos a propia normativa diferente del Fondo Social Europeo.


Artículo 91.—Las acciones formativas a las que hace referencia este Decreto se agruparán según su estructura en los siguientes apartados:

A)  Cursillos, módulos, cursos y cursos de larga duración, planificados reglamentariamente dentro de los programas operativos de los objetivos 2, 3, 5.b) y plan F.I.P., salvo las acciones de choque.

B)  Seminarios, jornadas, acciones exclusivas de orientación, acciones motivacionales y de divulgación enmarcadas en los distintos programas.

C)  Acciones de choque.

D)  Proyectos y acciones dentro del marco de las Iniciativas Comunitarias de Empleo y Recursos Humanos y ADAPT.

E)  Proyectos y acciones aprobados dentro de un programa específico europeo: Leonardo da Vinci, Media, etc.

F)  Intercambios y ayudas de formación.

G)  Experimentales.


Artículo 92.—Los cursos de formación a los que hace referencia este Decreto tendrán que reunir las siguientes condiciones:

a)  Ser impartidos en su mayor parte por expertos cuya experiencia profesional mínima en la especialidad sea de dos años y se conjunte con la pedagógica.

b)  Incluir módulos específicos de seguridad e higiene; si se tratara de alumnos en paro, técnicas de búsqueda de empleo; si se trata de cursos destinados a trabajadores en activo, relaciones humanas y dinámica de grupos; y en todo caso si fuera necesario se establecerán módulos de apoyo a la normalización lingüística.


Artículo 93.—Las acciones formativas a las que hace referencia este Decreto se agruparán según el colectivo:

1.  Acciones de formación inicial y/o acciones para trabajadores en paro.

2.  Acciones de formación continua.


Artículo 94.—La Dirección General de Formación de la Consejería de Trabajo y Formación establecerá un censo de centros colaboradores en materia de formación ocupacional, en el que figurarán todas las entidades a las que se le haya autorizado la realización de cursos y cursillos de formación ocupacional.

En el censo figurarán las especialidades que haya realizado y aquellas que se les hubiere homologado en cumplimiento de las disposiciones del plan F.I.P.

Vendrán también específicamente señaladas las condiciones de accesibilidad al centro para personas con disminuciones físicas.


Artículo 95.—Con el fin de unificar el censo de centros colaboradores, después de la transferencia de la gestión de la formación ocupacional, mantienen la condición de centros colaboradores y a tal efecto se les asignará el número pertinente de registro, los que hayan estado homologados por el INEM o por la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, sin perjuicio de la necesaria adecuación conforme a la normativa sobre certificados de profesionalidad y los correspondientes contenidos mínimos de formación profesional ocupacional.


CAPÍTULO II

Formación inicial y/o para trabajadores en paro


Artículo 96.—Las acciones formativas de este capítulo se impartirán según los siguientes marcos:

— Acciones dentro del programa operativo del objetivo 3 y prioritariamente en el desarrollo de los ejes 1 y 2, coincidentes con los objetivos específicos 1 y 2.

— Acciones del Plan F.I.P.

— Acciones dentro de la Iniciativa de Empleo y Recursos Humanos.

— Y como medida complemantaria dentro de los programas operativos de los objetivos 2 y 5.b) y la Iniciativa ADAPT.


Artículo 97.—Las acciones del artículo anterior comprendidas en el grupo A) del artículo 91, serán impartidas por centros homologados; las comprendidas en el grupo B) lo serán por centros colaboradores u homologados y las comprendidas en el grupo E) seguirán su propia reglamentación.


Artículo 98.—No se considerarán acciones formativas iniciales, las preparaciones y formaciones previas a la carrera funcionarial o de similar índole.


CAPÍTULO III

Formación continua


Artículo 99.—Las acciones formativas comprendidas en este capítulo se impartirán según los siguientes marcos:

— Acciones dentro de los programas operativos de los objetivos 2 y 5.b).

— Acciones aprobadas en el marco de la iniciativa ADAPT.

Correspondiendo en la actualidad la gestión de la formación continua al FORCEM, las acciones a realizar por la Dirección General de Formación en este campo tendrán carácter complementario, sin menoscabo de la pretensión de cogestionar en un próximo futuro dicha formación y sin que ello disminuya el ánimo de colaboración con las entidades gestionadoras para una optimización de recursos en el ámbito geográfico de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 100.—Las entidades impartidoras de las acciones comprendidas en el artículo anterior y cuyas ayudas sean financiadas o cofinanciadas por la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares han de ser como mínimo entidades colaboradoras. En su momento y por orden de desarrollo se determinarán específicamente estas condiciones.


Artículo 101.—Queda excluida del ámbito de este Decreto, la formación continua de los funcionarios o personal laboral de la Administración de la Comunidad Autónoma, competencia que corresponde al órgano competente en materia de función pública.


CAPÍTULO IV

Orientación profesional


Artículo 102.—El programa de orientación profesional tiene el objetivo de ofrecer a los candidatos a la formación y a los trabajadores que lo soliciten y a fin de conocer mejor sus propias posibilidades de incorporación, mantenimiento y promoción en su vida laboral, los consejos de orientación necesarios y los medios para el desarrollo de su carrera profesional.


Artículo 103.—La orientación profesional se realizará mediante acciones de atención individualizada y a través de programas colectivos, mesas redondas, jornadas, etc.


Artículo 104.—Las acciones definidas en los dos artículos anteriores podrán estar integradas dentro de una acción formativa, y realizadas por los departamentos de orientación de los centros impartidores o consideradas como una acción específica propia. En este último caso podrá ser realizada por los propios servicios de orientación de la Dirección General de Formación, de sus órganos de gestión o en su caso por gabinetes colaboradores.


Artículo 105.—La Dirección General de Formación establecerá las directrices técnicas necesarias para una planificación homogénea de este programa, teniendo en cuenta la prioridad de actuación sobre colectivos con mayores dificultades de integración en el mundo laboral.


Artículo 106.—Para un eficaz seguimiento y control de estas acciones, la Dirección General de Formación elaborará un censo de departamentos de orientación de centros y gabinetes de orientación profesional.


CAPÍTULO V

Intercambios y ayudas de formación


Artículo 107.—Las ayudas económicas reguladas en este capítulo se destinan a:

a)  Facilitar estancias de perfeccionamiento profesional en el extranjero de trabajadores y pequeños empresarios jóvenes a fin de adquirir una experiencia laboral fuera de su entorno; obtener al mismo tiempo la mejora de otra lengua, un conocimiento de otras idiosincrasias y formas de actuación en el mundo laboral.

b)  Facilitar la estancia y el aprendizaje en un centro de España distante de su residencia habitual de una acción formativa o módulo que el aspirante no puede realizar en centros cercanos a su domicilio, demostrando verdaderas actitudes para la profesión objeto del aprendizaje y carencia de medios para su realización.

c)  Facilitar la participación en cursos de formación que no siendo gratuitos, y no teniendo ningún sistema establecido de beca o ayuda, puedan ser fundamentales en la formación personalizada del alumno, siendo prioritarios los contemplados en el capítulo VIII del título II de este Decreto.

d)  Facilitar la participación en las acciones de formación de colectivos con especiales dificultades, mediante ayudas de transporte, de alimentación, dependiendo de la duración de la jornada formativa, y muy especialmente, ayudas de guardería, que dé a la mujer con hijos menores de la edad escolar, la misma oportunidad de asistencia a la formación.


Artículo 108.—A fin de un mejor aprovechamiento presupuestario, se faculta a la Dirección General de Formación a complementar, combinar y establecer cofinanciaciones con planificaciones de igual índole europeas, estatales y en su caso propias, ateniéndose en cada caso a la reglamentación que le sea pertinente. Cuando la concesión sea por parte exclusiva de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en la convocatoria se determinará el baremo de selección y será la Comisión técnica de formación quien informará sobre cada caso, a fin de su posterior resolución por el Consejero de Trabajo y Formación.


CAPÍTULO VI

Acciones dirigidas a colectivos con especiales dificultades de integración laboral


Artículo 109.—El presente programa tiene como objetivo, que se considera prioritario sobre los otros, facilitar la integración de trabajadores con especiales dificultades, mediante la realización de acciones de orientación, formación y readaptación profesional de los colectivos-meta citados en el artículo 6 de este Decreto.


Artículo 110.—Tendrán especial incidencia en este programa las planificaciones de los ejes 3 y 4 del objetivo 3 del Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo y Recursos Humanos en sus tres vertientes y las correspondientes medidas del Plan Nacional de Formación e Inserción Profesional.


Artículo 111.—Se podrán establecer ayudas en formación y orientación profesional referidas a este capítulo para aquellos centros colaboradores que demuestren tener experiencia en la ejecución y planificación de actividades incluidas en el mismo y que, cumpliendo con los requisitos generales de este Decreto, presenten en tiempo y forma proyectos sobre una o varias de las siguientes acciones:

1.  Orientación e información profesional destinadas a la integración laboral de estos colectivos, mediante estudio de actitudes, aptitudes, referencias y capacidades realizado de una forma individualizada.

2.  Formación ocupacional orientada a la inserción, perfeccionamiento, recalificación y/o reciclaje que conjuntamente con el desarrollo de actitudes humanas pueda facilitar su integración, adecuación y mantenimiento en el mercado laboral.

3.  Otras acciones que posibiliten la integración de estos colectivos.


Artículo 112.—Cuando los proyectos presentados en virtud de los fines contemplados en este capítulo estén concatenados con planes de ayudas al empleo, una vez informados preceptivamente, mediante una propuesta conjunta de las Direcciones Generales de Formación y de Trabajo, se elevarán ante el Consejero de Trabajo y Formación para su resolución.


CAPÍTULO VII

Acciones de choque


Artículo 113.—Aún existiendo una programación anual que, partiendo de los estudios de necesidades y del complejo sistema de aportaciones de las instituciones intervinientes en la formación ocupacional, por el mismo sentido »vivo» del mercado laboral pueden generarse en un momento ampliación o creación de actividades económicas que con inmediatez generen una necesidad espacífica de formación, con una consecuente contratación con compromiso documental previo. Estas acciones se denominarán »acciones de choque».


Artículo 114.—Su proceso será por vía de urgencia y estudiado en la Comisión técnica del Consejo de Formación Ocupacional, manteniendo las exigencias de calidad de las restantes acciones formativas y procurando que prioritariamente sean impartidas por centros homologados, dejando no obstante la posibilidad de participación total o parcial de la empresa comprometida en la contratación de un número específico de alumnos aptos.


Artículo 115.—La selección de alumnos, el seguimiento y la evaluación de la acción se regirá por las mismas normas que los restantes cursos y adicionalmente se comprobará el compromiso de contratación ya que sin el cumplimiento de este último requisito podría reclamarse o no abonar todo el coste de los gastos elegibles del curso.


CAPÍTULO VIII

Programas experimentales y de formación a distancia


Artículo 116.—Se consideran programas experimentales aquellos que por su naturaleza, metodología, aplicaciones tecnológicas o colectivos-meta, signifiquen una actuación nueva dentro de las actividades de la Dirección General de Formación, o bien aquellas acciones que requieran por: período de tiempo a determinar, una evaluación analítica específica que pueda establecer mecanismos sistematizados de perfeccionamiento.


Artículo 117.—Por un período no superior a dos años, a partir de su puesta en marcha, tendrán la consideración de experimentales, las aulas de autoformación, las aulas telemáticas y los cursos de formación a distancia (salvo los incluidos en el Plan F.I.P.), tanto actúen en centros propios como en centros colaboradores.


Artículo 118.—Por un período no inferior a tres años, a partir de su puesta en marcha, tendrá la consideración de programa experimental el Centro de Recursos de Formación y Multimedia determinado en el título VI de este Decreto y por consecuencia tendrán dicha consideración todas las acciones que a través de él se coordinen con los centros y las correspondientes a la investigación, diseño, elaboración, etc. de multimedia e hipermedia.


Artículo 119.—Por un período no inferior a cuatro años, a partir del curso 1996-1997, tendrán la consideración de programa experimental los cursos no universitarios de la Escuela Internacional de Negocios (conocida bajo el logotipo de CEFEM), los cursos de Ejecutivo Internacional y el master a distancia que sobre la especialidad se están proyectando y se realizarán bajo acuerdos transnacionales.


Artículo 120.—Tendrán consideración de acciones experimentales, las acciones formativas sobre nuevas tecnologías, realizadas por primera vez en concierto con la Consejería de Trabajo y Formación y aquellas que apliquen por primera vez y significativamente metodologías experimentales, así como las que a través de una orden de desarrollo pudieran declararse por el Consejero de Trabajo y Formación.


Artículo 121.—La Dirección General de Formación podrá realizar los programas experimentales especificados en este capítulo, a través de propuestas y proyectos presentados en tiempo y forma por los centros colaboradores, con condiciones específicas para ello, según determina este Decreto y muy especialmente en los títulos III y V; también, y en su defecto obligatoriamente, a través de medios o centros propios, de los que podrá encargar la gestión administrativo-contable al Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional que a su vez podrá percibir las cuotas determinadas y correspondientes de los alumnos, destinadas a cofinanciar la investigación y la formación.


Artículo 122.—La Consejería de Trabajo y Formación podrá establecer acuerdos con centros colaboradores y excepcionalmente con los que no lo sean que, no solicitando ayuda económica para la impartición de cursos, sí quieren participar en los programas de investigación, tecnificación y mejora o puesta al día de los procesos metodológicos.


Artículo 123.—Los centros colaboradores en las modalidades contempladas en este capítulo presentarán para su homologación la documentación específica para ello, determinada en el título III, y así constará en la resolución correspondiente, si procede.


Artículo 124.—Las memorias correspondientes a las acciones determinadas en este capítulo, cumplirán los requisitos generales de este Decreto y además una auditoría pedagógico-económica que facilite los estudios indicados en el artículo 116.


CAPÍTULO IX

Programas de dinamización


Artículo 125.—Con el fin de conseguir una mayor eficacia de todos los programas contemplados en este Decreto, así como de aquellos otros programas de ámbito europeo y/o estatales que pudieran aplicarse con la misma filosofía expuesta en el artículo 1, la Dirección General de Formación en aras, asimismo, de la igualdad de oportunidades y de los principios de objetividad, publicidad y concurrencia, adoptará una serie de medidas de información, asistencia técnica y de apoyo, denominadas en su conjunto de «dinamización».


Artículo 126.—Independientemente de las jornadas de divulgación, la Dirección General de Formación, ya sea bien directamente o a través de sus organismos de gestión, mantendrá un departamento de información y asistencia técnica sobre formas y tiempos de convocatoria a los distintos programas e iniciativas europeas, estatales y autonómicos de la materia tratada.


Artículo 127.—Se establecerá un conjunto de seminarios, jornadas y congresos, ya sea de forma directa o concertada con centros colaboradores, que tendrán fines divulgativos, motivadores e introductores fundamentalmente en aquellas materias de interés que menos demanda tienen o interesen generalmente.


Artículo 128.—Se establecerá una o varias campañas publicitarias anuales cumpliendo los principios de publicidad, objetividad y concurrencia.


CAPÍTULO X

Formación de formadores


Artículo 129.—La Consejería de Trabajo y Formación establecerá un programa de Formación de Formadores, ya bien sea por medios propios, en colaboración con la Universidad, con el INEM o con otras entidades, con el fin de promover la formación continua de los expertos y profesores de la formación ocupacional.


Artículo 130.—Los centros homologados tendrán la obligación de procurar la asistencia de sus profesores a los cursos de formación de formadores que establezca la Dirección General de Formación.


Artículo 131.—A través del Centro de Recursos de Formación y Multimedia se establecerán una serie de acciones encaminadas a la formación de formadores en los ámbitos de gestión multimedial, producción de recursos, estructuración didáctica, etc.


Artículo 132.—Será prioritaria la utilización de los sistemas de videoconferencia y telemáticos junto con aplicaciones a distancia en los cursos de formación de formadores, para una mayor amplitud del programa y adaptación de espacios y horarios de los formados.


TÍTULO III

Censos y homologaciones


CAPÍTULO I

Censos


Artículo 133.   Censo de expertos.—Se crea un censo de expertos para la impartición de materias en cursos directos, mediante contrato de trabajo para la realización de un servicio determinado celebrado al amparo del artículo 15.1.a) del Estatuto de los Trabajadores y del Real Decreto 2596/1994, de 29 de diciembre, u otra legislación que en su momento fuera de aplicación.


Artículo 134.—En este censo constará, junto a la filiación del experto, la siguiente documentación:

a)  Con carácter general:

— «Curriculum vitae».

— Dos fotografías actuales.

— Fotocopia D.N.I.

b)  Específicamente:

— Titulaciones, cursos, seminarios y publicaciones sobre la/s materia/s solicitada/s.

— Experiencia profesional laboral.

— Experiencia docente de la/s materia/s solicitada/s.

— Conocimientos de idiomas.

— Proyecto formativo personal para la/s materia/s solicitada/s.


Artículo 135.—Para la incorporación al censo de expertos se harán convocatorias de carácter general o específicas para una o varias materias.


Artículo 136.   Censo de eméritos.—En una mayor optimización de la formación y teniendo en cuenta que existe una serie de personalidades de denotada experiencia cuyo saber no debe ser desaprovechado, pero que por su situación -jubilación, incompatibilidad, etc.- no pueden ser contratados, se crea un censo de eméritos para la participación en ponencias, conferencias, mesas redondas, etc., que normalmente serán impartidas graciosamente.


Artículo 137.—La inclusión en el censo de eméritos se efectuará previa voluntad de la persona, a propuesta de organismos o entidades significativas de formación y laborales europeas.


Artículo 138.   Censo de centros colaboradores.—De acuerdo con lo previsto en el artículo 94 de este Decreto, se establece un censo de centros colaboradores de la Consejería de Trabajo y Formación en acciones formativas generales, sin menoscabo del cumplimiento de las condiciones de homologación específicas para la impartición de ciertos programas, medidas o acciones.


Artículo 139.—Los centros que deseen pertenecer al censo de centros colaboradores deberán cumplir los requisitos establecidos en el artículo 28 de este Decreto y presentar, junto a la solicitud, la siguiente documentación:

a)  Documento de propiedad o legitimación de uso del centro.

b)  Original o fotocopia compulsada de la licencia de apertura otorgada por el Ayuntamiento.

c)  Alta del Impuesto de Actividades Económicas.

d)  Certificación de estar al corriente de pago de las cotizaciones de la Seguridad Social y de sus obligaciones tributarias.

e)  Certificado de no tener deudas por ningún concepto con la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 140.   Censo de departamentos y gabinetes de orientación profesional.—Para establecer un mejor control y seguimiento de las acciones de orientación, la Dirección General de Formación elaborará un censo de gabinetes y departamentos de orientación profesional de los centros colaboradores.


Artículo 141.—Podrán solicitar la inclusión en este censo aquellas empresas, entidades o instituciones que reúnan las condiciones establecidas en el artículo 28 de este Decreto y los centros colaboradores que tengan departamento de orientación profesional y que cumplan los siguientes requisitos:

a)  Tener instalaciones adecuadas para la realización de tareas de orientación individual y colectiva.

b)  Estar especializadas exclusivamente en actividades de orientación profesional y en su caso en actividades de formación.

c)  Disponer de personal especializado en psicología, pedagogía o medicina con experiencia mínima de un año en tareas de orientación profesional.


Artículo 142.   Censo de centros colaboradores de formación profesional ocupacional con especialidades homologadas.—Se crea un censo de centros colaboradores de formación profesional ocupacional con especialidades homologadas, cuyas características y condiciones se establecen en el capítulo II de este título y en el que además se indique la modalidad de impartición objeto de homologación.


Artículo 143.—Todos los censos y bases de datos correspondientes se ajustarán a lo establecido en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre de regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal y normativa de desarrollo.


CAPÍTULO II

Homologaciones


Artículo 144.—Para la impartición de las acciones formativas contempladas en el artículo 91, apartado A) de este Decreto, el centro habrá de tener homologada la especialidad a impartir y la modalidad de impartición.


Artículo 145.—Para la impartición de acciones formativas contempladas en los apartados C), F) y G) del artículo 91 de este Decreto, será prioritario en el momento de la selección de un centro para la ejecución de dichas acciones, tener homologada la especialidad a impartir y la modalidad de impartición salvo que se trate de especialidades nuevas o experimentales.


Artículo 146.—En caso de solicitud de cofinanciación para la participación en proyectos contemplados en los apartados D) y E) del artículo 91 de este Decreto, se considerará como mérito de preselección pertenecer al censo de centros colaboradores de formación profesional ocupacional con especialidades homologadas.


Artículo 147.—Podrá pertenecer al censo de centros colaboradores de formación profesional ocupacional con especialidades homologadas:

a)  Los centros de formación profesional ocupacional de ámbito geográfico exclusivo de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

b)  Las organizaciones empresariales y sindicales, las entidades locales con centros directamente dependientes de ellas en la forma jurídica que corresponda, organismos paritarios de formación de ámbito sectorial, las organizaciones de economía social de ámbito geográfico exclusivo de las Islas Baleares que ejecuten la formación a través de centros de ellos dependientes.

c)  Los centros de formación profesional ocupacional que cumplan lo establecido en el artículo 154.2 de este Decreto.


Artículo 148.—Los centros que deseen pertenecer a este censo deberán solicitarlo a la Consejería de Trabajo y Formación adjuntando a la solicitud, la documentación preceptiva indicada en el capítulo I de este título, y siempre que cumplan los siguientes mínimos:

a)  Reunir las condiciones higiénicas, acústicas, de habitabilidad y de seguridad exigidas en la legislación vigente y disponer de licencia de apertura del Ayuntamiento como centro de formación.

b)  Por cada una de las especialidades formativas homologadas, teniendo en cuenta el número de plazas de formación que el centro puede atender simultáneamente, deberá reunir los siguientes mínimos:

— Un aula por especialidad atendida simultáneamente, que tendrá un mínimo de dos metros cuadrados por alumno, siendo el mínimo módulo admisible para espacio de catorce alumnos y el máximo de veinte.

— Un taller para realizar prácticas profesionales a partir de la superficie mínima indicada para las aulas, dependiendo de cada especialidad, que permita que todos los alumnos del mismo curso realicen las prácticas simultáneamente.

c)  Deberán cumplir los requisitos de los itinerarios formativos y enseñanzas mínimas aprobadas por el INEM, salvo para especialidades experimentales o que no tuvieran todavía aprobado dicho itinerario formativo, en cuyo caso expondrán su propio proyecto con el compromiso de adecuarlo al que en su momento se apruebe.

d)  El centro deberá disponer, además, de las siguientes instalaciones:

— Un espacio de cincuenta metros cuadrados, como mínimo, para despachos de dirección, sala de profesores y actividades de coordinación.

— Una secretaría.

— Aseos y servicios higiénico-sanitarios en número adecuado a la capacidad del centro.

e)  El profesorado deberá ser experto en la especialidad formativa de que se trate y acreditar documentalmente su formación, indicando expresamente su forma de contratación, que en el caso de ser »en prácticas» no podrá realizar directamente acciones sobre el alumnado aunque sí apoyando y ayudando al profesorado.

f )  Para los centros que impartan formación a distancia, acreditar la experiencia del centro en formación a distancia, así como la disponibilidad de los medios necesarios para desarrollarla.


Artículo 149.—Junto a la solicitud, deberán adjuntar además, de la documentación preceptiva como centros colaboradores, la siguiente documentación evaluativa:

a)  Solicitud de homologación.

b)  Lista de edades formativas cuya homologación se solicita.

c)  Memoria de indentificación de inmuebles e instalaciones.

d)  Planos del centro donde se impartirá la formación.

e)  Esquema gráfico de utilización de recursos por especialidades formativas.

f )  Fichas de especialidades formativas a homologar.

g)  «Curriculum» de profesorado contratado para la especialidad o perfil completo y obligado del profesorado a contratar en caso de impartición de la especialidad.

h)  Dotación: equipo y material (elementos principales del equipo).

i )  Dotación: herramientas y utillaje, material de consumo y elementos de protección.

j )  Programa del curso: relación secuencial de módulos.

k )  Programa del curso: datos específicos de cada módulo.

l )  Otras aplicaciones: nuevas tecnologías, investigación pedagógica, investigación sociolaboral, etc. e incidencia sobre la acción formativa.


Artículo 150.—A efectos de seguimiento, el centro habrá de tener una estructura mínima administrativa compuesta por:

— Un PC multimedia, mínimo 486, recomendable Pentium.

—  Al menos 8 Mb de memoria RAM y 500 Mb de disco.

— Software y servicio de correo X-400.

— Software y servicio para el acceso a INTERNET, incluyendo correo electrónico INTERNET.

— Módem para comunicaciones, mínimo de 14.400 b/s o placa SPC-2 para acceso a INFOVIA vía RDSI.


Artículo 151.—Para los centros de formación a distancia, de autoformación y formación telemática, independientemente de sus dotaciones que expondrán en la documentación evaluativa, deberán reunir, como mínimo, los siguientes requisitos básicos:

— Poder acceder a fuentes de información «on line».

— Poder trabajar en materiales en CD-ROM, etc.

— Tener un conjunto de ordenadores PC's, multimedia interconectados través de una red de área local tipo ethernet.

— Tener un Router con capacidad RDSI para interconexión con la Dirección General de Formación y con sus proveedores de servicios INTERNET.


Artículo 152.—Conforme al artículo 95 de este Decreto, se unificará el censo de centros homologados pasando a figurar directamente en él tanto los que posean resolución del INEM como los que pasen a la situación de definitivos de los resueltos provisionalmente por la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

No obstante, todos deberán obligatoriamente adecuarse en los plazos formas marcados por el Real Decreto 797/1995, de 19 de mayo, y la normativa estatal consecuente y de desarrollo, a efectos de los contenidos mínimos de Formación Profesional Ocupacional en correspondencia con los certificados de profesionalidad.


Artículo 153.—Se perderá la condición de centro con especialidades homologadas:

a)  Por incumplimiento de las condiciones previstas en el artículo 148 de este Decreto, incluidas las emanantes de las exigencias de la documentación contemplada en el artículo 149.

b)  Por subcontratación con un tercero para la ejecución de los cursos cuya realización le haya sido aprobada.

c)  Por aplicación de las ayudas a un fin distinto a aquél para el que fueron concedidas.

d)  No conservación de las exigencias técnico-pedagógicas, materiales y de personal tenidas en cuenta para la homologación de la especialidad.

e)  No adecuación de las especialidades a las necesidades que demande el sistema productivo.

f )  No superación de los mínimos de calidad de la formación y de los resultados de inserción profesional de los alumnos, determinados por la Administración competente.


Artículo 154.—Procedimiento de inclusión en el censo:

1.  Para los centros cuyo ámbito geográfico de actuación es exclusivo de las islas Baleares, el proceso de inclusión en el censo será el siguiente:

Presentada la solicitud de inclusión en el censo y su documentación completa en tiempo y forma, se emitirá un informe técnico por el Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y, previa propuesta por el Director general de Formación, será elevada al Consejero de Trabajo y Formación a fin de adoptar la resolución correspondiente.

2.  Para los que su ámbito geográfico es superior al de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, el proceso de inclusión será mediante certificación de su homologación expedida por la autoridad estatal competente.


Artículo 155.—Los centros con especialidades homologadas podrán participar en las convocatorias de acciones formativas ocupacionales efectuadas por la Consejería de Trabajo y Formación.


Artículo 156.—El Consejero de Trabajo y Formación podrá facultar a la Dirección General de Formación para que el mantenimiento, gestión y asesoramiento del censo de centros con especialidades homologadas pueda, bajo su tutela, ser asistido por los órganos gestores de la Consejería.


Artículo 157.—Los centros incluidos en este censo podrán incluir en su publicidad dicha homologación única y exclusivamente en las acciones determinadas por la Consejería de Trabajo y Formación y previo visado de la Dirección General de Formación.


Artículo 158.—Para la determinación de familias profesionales y especialidades, se utilizará la misma clasificación y códigos que los establecidos por el Ministerio de Trabajo para la homologación de especialidades en sus centros colaboradores y de uso normativo del INEM, con aceptación previa de cualquier modificación que pueda establecerse en dichas clasificaciones.


CAPÍTULO III

Centros propios


Artículo 159.—Los centros propios serán considerados a todos los efectos para la impartición de cursos directos, con iguales prerrogativas que los centros con especialidades homologadas.


Artículo 160.—Son centros propios los siguientes:

— La Escuela Internacional de Negocios (CEFEM), Consejería de Trabajo y Formación y gestionada por el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional.

— El Centro de Recursos de Formación y Multimedia-Consejería de Trabajo y Formación y gestionado por el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional.

— La Unidad de Acción Formativa constituida en la Dirección General de Formación.

— La Escuela de Hostelería-Consejería de Turismo.

— Centro «Sagrada Familia» -Consejería de la Función Pública e Interior.

— Centro «Es Pinaret» -Consejería de la Función Pública e Interior.


Artículo 161.—Se considerarán centros propios:

— El Centro de Formación Ocupacional Blancadona-Ibiza.

— La Unidad de Acción Formativa Ocupacional del Polígono Industrial de Mahón.

— La Unidad de Acción Formativa Ocupacional de Formentera.

Siendo efectiva dicha consideración en el momento de las transferencias de la gestión de la Formación Profesional Ocupacional.


Artículo 162.—Los centros propios dependientes de la Consejería de Trabajo y Formación, aun siendo gestionados por el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional, vendrán obligados a efectuar convocatorias públicas de expertos para la contratación de docentes, y el Consorcio para el Desarrollo de la Formación Ocupacional estará obligado a presentar informe administrativo-económico por períodos escolares auditado por una entidad externa, contemplándose separadamente por centros, todos los ingresos incluidas las cuotas del alumnado y todos la gastos generados por el centro.

Los restantes centros propios, a efectos de las acciones que pudieran realizar convenidas con la Consejería de Trabajo y Formación, se atendrán a las normas generales de este Decreto.


TÍTULO IV

Contratos-programa


Artículo 163.—El Gobierno de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, a través de la Consejería de Trabajo y Formación, podrá suscribir contratos-programa de carácter temporal y con una duración máxima de tres años con las organizaciones empresariales y sindicales así como con entidades locales del ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


Artículo 164.—Los contratos-programa son acuerdos de colaboración para la instrumentación de programas en los que figuran compromisos cuantitativos y financieros y en los que se incluyen mecanismos objetivos de control de la calidad de la formación impartida, suscritos con:

a)  Organizaciones empresariales y sindicales, a través de sus centros de formación ocupacional o a través de los centros concertados con ellos que, en los dos casos, cumplen las condiciones correspondientes requeridas en este Decreto para la impartición del proyecto.

b)  Entidades locales a través de centros de formación ocupacional que dependen, en la forma jurídica que sea, de dicha entidad y que cumplen las condiciones correspondientes establecidas en este Decreto para la impartición del proyecto. En el contrato-programa deberá, en este caso, figurar la aprobación económica de la entidad firmante y que normalmente será superior a un 25 por ciento del coste total del proyecto.


Artículo 165.—En el contrato-programa se hará referencia al menos a los siguientes aspectos:

a)  Programas en los que se incluirán las acciones de formación profesional ocupacional a desarrollar así como a los compromisos cuantitativos globales que adquieran en relación con dichas acciones.

b)  Mecanismos objetivos de control de calidad y seguimiento de la ejecución de dichas acciones.

c)  Aportaciones económicas de la Consejería de Trabajo y Formación para la ejecución de las acciones de formación profesional ocupacional previstas y de los restantes entes cofinanciadores.

d)  Comisión mixta, en la que estarán representadas la Dirección General de Formación y organizaciones que suscriban el contrato-programa específico.


Artículo 166.—Las especialidades concretas a impartir en los programas de Formación Profesional Ocupacional objeto del contrato-programa, estarán sujetas a las condiciones de homologación de este Decreto.


Artículo 167.—Las acciones a desarrollar en base al correspondiente contrato-programa se distribuirán geográficamente así como también podrán determinarse programas, ejes y medidas que le sean de aplicación.


Artículo 168.—La determinación de los colectivos beneficiarios de las acciones será realizada por la Dirección General de Formación, por lo cual tendrá en cuenta los objetivos y prioridades establecidas en los programas.


Artículo 169.—Los interlocutores sociales y las entidades locales que suscriban un contrato-programa colaborarán con la Consejería de Trabajo y Formación en las actuaciones para la inserción profesional de los alumnos formados.

El programa de actuación deberá figurar, en su caso, en el correspondiente contrato-programa.


Artículo 170.—La Consejería de Trabajo y Formación, realizará el seguimiento y control de la ejecución de las acciones formativas así como la evaluación de la formación impartida.


Artículo 171.—Las acciones que se realicen al amparo de los contratos-programa se regirán, en lo no previsto en éstos, por lo establecido en el presente Decreto y demás normativa aplicable relativa a la concesión de ayudas de esta Comunidad Autónoma así como toda la normativa de la Unión Europea aplicable al efecto.


Artículo 172.—1.  En el contrato-programa, la Consejería de Trabajo y Formación fijará la aportación global que comprende los gastos realizados por el desarrollo de las acciones formativas efectuadas durante su vigencia.

2.  La concesión de cofinanciación quedará condicionada al cumplimiento de los compromisos que quieran las entidades firmantes, en cuanto a instalaciones y equipo docente necesario para un eficaz desarrollo de las acciones, no pudiendo subcontratar con terceros la ejecución de las acciones incluidas en dichos proyectos.


Artículo 173.—1.  Las cuantías aportadas por la Consejería de Trabajo y Formación en el contrato-programa, quedarán condicionadas a la existencia de crédito presupuestario por este concepto de acuerdo con la normativa presupuestaria de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares que sea de aplicación.

2.  Dichas cuantías podrán incrementarse o minorarse hasta un 20 por ciento en función de la evaluación de la actividad realizada en los años anteriores, sin perjuicio de lo establecido en el punto siguiente.

3.  Las acciones formativas programadas en un año lectivo y no iniciadas en el mismo, podrán comenzar en los meses siguientes con el mismo presupuesto, siempre que finalicen dentro del año presupuestario. Si tampoco se pudieran realizar en este plazo, la Consejería de Trabajo y Formación podrá rescindir los correspondientes Convenios si así lo estimase oportuno.

4.  La forma de pago se establecerá en los oportunos Convenios.


TÍTULO V

Convocatorias y procesos de adjudicación


Artículo 174.—Para las acciones formativas contempladas en el artículo 91 apartado A), la convocatoria anual será del 1 al 30 de septiembre.


Artículo 175.—Aparte de lo dispuesto en el artículo anterior y si las dotaciones presupuesarias lo permiten, podrán establecerse otra/s convocatoria/s extraordinaria/s por orden del Consejero de Trabajo y Formación.


Artículo 176.—La adjudicación de ayudas se establecerán mediante resolución del Consejero de Trabajo y Formación previo informe del Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, a propuesta de la Comisión técnica de formación ocupacional. La resolución se emitirá en el plazo de tres meses. Si en el citado plazo no recayera resolución, la ayuda se entenderá desestimada.


Artículo 177.—La Comisión técnica de formación ocupacional y el Consejo de Formación Ocupacional tendrán en cuenta para su propuesta e informe:

a)  Los estudios de necesidades laborales.

b)  La demanda formativa.

c)  Los resultados de las últimas acciones de acuerdo con los criterios siguientes:

1.  Cursos destinados a personas en situación de paro.  La valoración se hará teniendo en cuenta las evaluaciones «ex post» de las acciones de similares características realizadas con anterioridad.

2.  Cursos destinados a trabajadores empleados.  La valoración se hará atendiendo al porcentaje de cofinanciación de la acción. En el caso de los cursos destinados a trabajadores de empresas en crisis, se tendrá en cuenta que el plan de formación sea el resultado del acuerdo entre los trabajadores y la empresa.

d)  La experiencia en formación ocupacional del centro, que se valorará en proporción a los años de actuación como centro colaborador, ya sea de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, ya sea del INEM, o de ambas Administraciones.

e)  Las innovaciones metodológicas y tecnológicas del centro solicitante.

f )  La accesibilidad al centro por parte de personas con algún tipo de disminución.

g)  La experiencia en realización de programas en colaboración con centros de otros países de la Unión Europea.

h)  Aquellas otras que en su caso especifique la correspondiente Orden de convocatoria.


Artículo 178.—Para las acciones formativas contempladas en el apartado B) del artículo 91 de este Decreto, la convocatoria queda abierta desde el 1 de septiembre hasta el 30 de abril del año siguiente.

Estas solicitudes deberán presentarse ante el Registro de la Consejería de Trabajo y Formación como mínimo tres meses antes de la fecha propuesta como inicio.

Excepcionalmente el Consejero de Trabajo y Formación podrá dispensar de este último requisito, siempre que exista un plazo suficiente aunque sea de urgencia para su estudio por la Comisión técnica de formación ocupacional.


Artículo 179.—La adjudicación de estas ayudas se establecerá mediante resolución del Consejero de Trabajo y Formación, previo informe de la Comisión técnica de formación ocupacional. Si en un plazo de tres meses no recayera resolución, la ayuda se entenderá desestimada.


Artículo 180.—La Comisión técnica de formación ocupacional tendrá en cuenta para su informe lo siguiente:

a)  Los estudios de necesidades laborales.

b)  La demanda formativa.

c)  Los informes del Departamento de Orientación Profesional.

d)  Los resultados de las últimas acciones de similares características.

e)  La experiencia del centro en este tipo de acciones.

f )  La accesibilidad al centro por parte de personas con disminución.

g)  La experiencia y reconocimiento de los ponentes dentro de la conjunción del proyecto.


Artículo 181.—Para las acciones formativas contempladas en el apartado C) del artículo 91 de este Decreto, no existe plazo de convocatoria, pudiéndose presentar proyectos durante todo el año salvo el mes de agosto.

Dichas solicitudes deberán presentarse por vía de urgencia ante el Registro de la Consejería de Trabajo y Formación como mínimo un mes antes de la fecha propuesta como inicio.


Artículo 182.—La adjudicación de estas ayudas se establecerá mediante resolución del Consejero de Trabajo y Formación, previo informe de la Comisión técnica de formación ocupacional. La resolución será emitida en el plazo de un mes. Si en el citado plazo no recayera la resolución, la ayuda se entenderá desestimada.


Artículo 183.—La Comisión técnica de formación ocupacional tendrá en cuenta para la elaboración de su informe, lo siguiente:

a)  La idoneidad de la acción formativa propuesta con el puesto de trabajo.

b)  La contratación inmediata tanto en su número como en sus características, quedando expresamente excluidas como acciones de choque las que sea contratos de aprendizaje.


Artículo 184.—Para las acciones formativas contempladas en el artículo 91, apartados D) y E), se atendrán en todo caso a las convocatorias establecidas por la Unión Europea o las correspondientes Unidades de Coordinación y Asistencia Técnica del Estado Español.


Artículo 185.—No obstante, las entidades que quieran presentar proyectos o acciones referidas a los citados apartados, habrán de seguir los siguientes procedimientos:

1.  Las entidades que soliciten asistencia técnica y utilicen a la Dirección General de Formación como medio de presentación de sus proyectos sin solicitud de ayuda de cofinanciación del Gobierno Balear, deberán presentar en el Registro de la Dirección General de Formación su solicitud en un plazo de catorce días hábiles antes de la finalización de la correspondiente convocatoria.

2.  Las entidades que al mismo tiempo soliciten cofinanciación del Gobierno Balear, deberán dar a la Dirección General de Formación notificación acompañada de un pre-proyecto dos meses antes del fin de la convocatoria correspondiente, y presentar su solicitud en forma veinte días hábiles antes del último día de finalización de la convocatoria.


Artículo 186.—Forma de adjudicación:

1.  Por ser proyectos cuya resolución final corresponde a otra Administración, no se efectuará preselección en ningún caso de los contemplados en el artículo anterior en su apartado 1.

2.  Para los contemplados en el apartado 2, cabría efectuar preselección cuando las solicitudes de cofinanciación por el Gobierno de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares superen estimablemente la previsión presupuestaria. Esta preselección se efectuaría por la Comisión técnica de formación ocupacional, seleccionando los mejores proyectos conforme a la normativa de la convocatoria.

Esta preselección no presupone una aprobación definitiva y los no preselecionados podrán presentar su proyecto por el apartado 1 del artículo anterior si encontraran otras fuentes de cofinanciación.


Artículo 187.—Las decisiones de la Comisión de la Unión Europea que aprueba los proyectos vinculan a la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en el sentido de que queda sujeta a proceder a la adjudicación directa de la ejecución de las acciones, sin necesidad de promover concurrencia de la oferta, a la/s persona/s física/s o jurídica/s responsable/s del proyecto aprobado por la Comisión de la Unión Europea.


Artículo 188.—A efectos de determinar la aceptación por parte de dicha Comisión de los proyectos presentados a la misma, será suficiente, en consideración a lo que establece el artículo anterior, la comunicación por parte de la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo o en su caso por parte de la Unidad Coordinadora y de Asistencia Técnica correspondiente.


Artículo 189.—Para las acciones contempladas en los apartados F) y G) del artículo 91 de este Decreto, las convocatorias se establecerán por orden expresa del Consejero de Trabajo y Formación en la que se indicarán las condiciones específicas y forma de adjudicación.

Para las acciones incluidas en el apartado G) antes mencionado que sean ejecutadas directamente y a través de los centros propios por la Consejería de Trabajo y Formación, no será necesaria convocatoria alguna, salvo la contratación de expertos.


Artículo 190.—La convocatoria para solicitar la inclusión de un centro en el censo de centros colaboradores o de homologación de especialidades será desde el 1 de septiembre al 30 de mayo del año siguiente.


Artículo 191.—La resolución de estas solicitudes será emitida en un plazo de seis meses. Si en el citado plazo no recayera la resolución, se entenderán desestimadas.


Artículo 192.—La convocatoria para solicitar la inclusión de un centro en el Censo de Departamentos y Gabinetes de Orientación Profesional será del 2 de enero al 28 de febrero de cada año, sin menoscabo de que por circunstancias especiales se haga una convocatoria extraordinaria por orden del Consejero de Trabajo y Formación.


Artículo 193.—Dichas solicitudes se resolverán en un plazo de tres meses. Si no recae resolución en dicho plazo, la petición se entenderá desestimada.


Artículo 194.—Para la resolución de inclusión y mantenimiento en el censo, se establecerán los criterios a tener en cuenta que en todo caso contemplarán los siguientes extremos:

a)  Adecuación a la intraestructura.

b)  Recursos humanos.

c)  Metodología de la orientación profesional.

d)  Experiencia.

e)  Colectivos de atención.


Artículo 195.—En relación al artículo 135 de este Decreto, la convocatoria para solicitud e inclusión en el censo de expertos se hará a través de la correspondiente orden del Consejero de Trabajo y Formación según las necesidades formativas mediante su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares o en casos de relativa urgencia a través de los medios de comunicación adecuados.


Artículo 196.—1.  Toda la documentación para solicitudes de acciones formativas y de inclusión en censos se presentará en soporte informático y con una copia impresa y firmada en todas sus páginas.

2.  Se procurará que figuren escaneados los documentos directos así como los gráficos y planos que sean preceptivos en la documentación.


Artículo 197.—Cuando hubiera que presentarse nueva documentación o documentación complementaria, se hará también en soporte informático y la impresión firmada bastará con la que haya cambiado sobre la ya presentada.


Artículo 198.—La Dirección General de Formación establecerá mediante páginas WEB en INFOVIA e INTERNET las informaciones, comunicaciones y demás asuntos de interés para los centros colaboradores en una primera instancia y en general en segunda.


Artículo 199.—La Dirección General de Formación establecerá los medios de comunicación, ya sea mediante servicios y aplicaciones específicas sobre INFOVIA, o por correo electrónico X-400, de toda aquella información, aporte de datos, etc. que puedan adecuarse a dichos medios en aras a una simplificación del proceso administrativo de la ejecución de cursos a seguir entre los centros y aquélla.


TÍTULO VI

Redes y centro de recursos


Artículo 200.—Las transformaciones de los sistemas productivos, la aplicación de las nuevas tecnologías, la cada vez más necesaria especialización conjuntada con una capacidad creativa y de trabajo en equipo, junto con otros factores, están generando un profundo cambio en la llamada formación ocupacional, exigiendo cada día más, una labor de investigación y transformación que la integre en unos baremos de calidad cada vez mas óptimos.

Por ello se requiere a la Dirección General de Formación la definición para el período 1997-1999, ambos inclusives, de las siguientes planificaciones:

1.  Conjuntamente con la Dirección General de Tecnología de la Información y Comunicaciones actuaciones de I + D de Formación y Tecnificación.

2.  Establecimiento de redes que puedan dar cobertura técnica a los centros, optimización de recursos y efectos importantes sobre la calidad de la formación.

3.  Actuaciones combinadas con la Fundación Universidad-Empresa de la U.I.B. en aras al acercamiento, cada día más necesario y logrado, entre el mundo universitario y el mundo laboral.

4.  Creación y puesta en marcha inmediata de un centro de recursos de formación.

Estas planificaciones mantendrán entre sí la mayor sinergia posible.


Artículo 201.—Se crea una Red de Formación Presencial que, mediante soluciones sobre RDSI, dé cobertura en el plazo de cuatro meses desde la publicación del Decreto a los centros cabecera de Mallorca, Menorca e Ibiza; en un plazo no superior al año se extienda a Formentera, y hayan podido agregarse a la red todos los centros colaboradores que sus estructuras técnicas se lo permitan.


Artículo 202.—Se crea una red de formación mediante enseñanza asistida por ordenador, red a la que podrán paulatinamente ir asociándose los centros colaboradores, y los alumnos que posean los medios técnicos necesarios.

Se establecerá un plan especial de ayudas a alumnos con impedimentos físicos locomotrices, para que puedan ser los primeros integrantes de esta red.


Artículo 203.—Se crea una red de interconexión de recursos informáticos a integrarse en el Centro de Recursos de Formación.

El sistema, la estructura, funcionamiento y formas de actuación de esta red al igual que las establecidas en los artículos 201 y 202, serán determinadas por orden de desarrollo del Consejero de Trabajo y Formación.


Artículo 204.—Se crea una red de información, seguimiento y control telemático intrínseco a las técnicas de gestión de las acciones formativas, cuyos núcleos fundamentales son:

1.  Sistema de gestión del alumnado.

2.  Sistema de gestión del curso.

3.  Sistema de gestión acciones complementarias.

4.  Opciones de mantenimiento de la aplicación.

Tanto la red como sus contenidos, datificaciones y resultados serán gestionados por la Dirección General de Formación, que en sus fases operativas puede ser auxiliada por el órgano correspondiente de gestión.


Artículo 205.—La Dirección General de Formación con aprovechamiento en lo posible, de las infraestructuras y estructuras ya existentes de ella dependientes y coordinada con la Dirección General de Tecnología de la Información y Comunicaciones, crea el Centro de Recursos de Formación, centro de actuación virtual paulatina sobre todo el ámbito geográfico de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, y de conexión exterior que tendrá como objetivos básicos los siguientes:

1.  Integración de sistemas formativos.

2.  Formación interactiva multimedial, en entorno formativo abierto, con generación de recursos y en su caso, reutilización adaptada de los existentes.

3.  Formación de formadores en los siguientes ámbitos:

3.1  Formación en tecnología subyacente.

3.2  Formación en la adecuación de material formativo.

3.3  Formación en valoración y gestión multimedial.

3.4  Formación metodológica en utilización de nuevas tecnologías.

4.  Desarrollo de metodologías y didácticas correspondientes, orientadas a redes multimediales.

5.  Implementación de los recursos básicos para el desarrollo de prototipos.

6.  Asistencia técnica a la creación de empresas generadoras de contenidos formativos.

7.  Mayor aproximación del mundo de la formación a los sistemas de la sociedad de la información y la comunicación.

8.  Establecimiento de los recursos de soporte.

9.  Otros del mismo ámbito.

Para un mejor cumplimiento de los objetivos, la Dirección General de Formación podrá integrar en el centro las redes establecidas en este título, junto con la contemplada en el artículo 203 que lo está obligatoriamente, así como los laboratorios de investigación formativa que, conjuntamente con la Universidad, actúen en el ámbito, como lo es el «Laboratorio de Investigación de Animática y Tecnología Multimedia Avanzada», o el «Laboratorio de Validación de Sistemas de Formación» que, como proyecto europeo del programa Leonardo da Vinci, coordina el CODEFOC, que se integrarán desde su inicio; en igual forma se establecerá el correspondiente acuerdo con la Fundación Universidad-empresa para actuación conjunta en este campo, y las sinergias con los distintos proyectos que sobre recursos formativos y fundamentalmente multimediales, coordinados por la Dirección General de Formación, que puedan generar un marco común y colaborador en técnicas y en resultados, a fin de lograr en el menor tiempo posible y bajo el ratio eficacia-economía que se genere el mayor efecto multiplicador.


DISPOSICIÓN TRANSITORIA


El Consejero de Trabajo y Formación adoptará, en un plazo de seis meses, las medidas oportunas para la adecuación a las disposiciones del presente Decreto del anterior censo de especialidades homologadas para la formación profesional ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares así como del registro de los centros incluidos en la denominada Red Coordinada para la calidad de la formación profesional ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, creados por el Decreto 20/1994, de 10 de febrero, de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.


DISPOSICIONES DEROGATORIAS



Disposición derogatoria primera.—Quedan derogadas todas las normas de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares de igual o interior rango en lo que contradigan o se opongan a lo dispuesto en el presente Decreto o regulen formación profesional ocupacional.


Disposición derogatoria segunda.—Quedan derogadas expresamente las siguientes disposiciones:

El Decreto 22/1990, de 8 de febrero, regulador de las ayudas para la asistencia a cursos de formación ocupacional; el Decreto 86/1991, de 17 de octubre, por el que se establecen las bases reguladoras de la concesión de aportaciones por las Consejerías de Comercio e Industria y de Economía y Hacienda para proyectos cofinanciados por el Fondo Social Europeo u otras iniciativas comunitarias de fomento de empleo; el Decreto 21/1992, de 12 de marzo, sobre proyectos cofinanciados por el Fondo Social Europeo u otras iniciativas comunitarias de fomento de empleo; el Decreto 52/1992, de 10 de septiembre, por el que se establecen ayudas para la realización de acciones formativas en el sector Comercio y órdenes de desarrollo; el Decreto 79/1992, de 5 de noviembre, de creación del Consejo de Formación Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y su modificación por Decreto 146/1996, de 5 de julio; el Decreto 102/1992, de 2 de septiembre, por el que se establecen las relaciones entre la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo y la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares; el Decreto 20/1994, de 10 de febrero, de creación de la Red Coordinada para la calidad de la Formación Profesional Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y del Censo de Especialidades Homologadas para la Formación Profesional Ocupacional de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y el Decreto 85/1994, de 30 de junio, que fija las bases generales de colaboración, a través de contrato-programa, entre el Gobierno de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y los interlocutores sociales y entidades locales. Asimismo quedan derogados el Decreto 3/1995, de 13 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas para la implementación del programa operativo para el desarrollo de zonas rurales del objetivo 5.b) de Baleares en su capítulo IV: ayudas a la formación profesional y a la creación de empleo y el Decreto 129/1994, de 29 de diciembre, regulador de concesión de ayudas económicas destinadas a la realización de acciones formativas y de asesoramiento en el ámbito de aplicación del PRIB.


DISPOSICIONES FINALES



Disposición final primera.—Se autoriza al Consejero de Trabajo y Formación a dictar cuantas disposiciones de aplicación, desarrollo e interpretación del presente Decreto sean necesarias.


Disposición final segunda.—El presente Decreto entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Descubre ofertas diarias
IV Congreso Nacional de Derecho de Sociedades
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación