Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 



ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO, DE 29 DE SEPTIEMBRE DE 2000, POR EL QUE SE APRUEBA EL CALENDARIO DE FIESTAS PARA EL AÑO 2001, EN EL ÁMBITO DE LAS ISLAS BALEARES (BOCAIB DE 12 DE OCTUBRE)


 

La Administración Laboral en nuestra Comunidad Autónoma se enfrenta a las peculiaridades territoriales y de organización político-administrativa concurrentes a la hora de determinar el calendario laboral. La existencia de cuatro islas con tres Consejos Insulares y la naturaleza mixta de tales entidades territoriales, que se desprende de la simple lectura del Estatuto de Autonomía de las Illes Balears —especialmente de los artículos 37, 39 núm. 27 y 40—, crea una problemática particular que debe ser atendida. Como se ha visto, únicamente se contemplan como entidades que pueden determinar festivos a las comunidades autónomas y a los municipios, ignorándose por la ley estatal —artículo 37 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 24 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores— las peculiaridades de regulación que concurren en los Consejos Insulares,que no pueden ser tomados como simples «Diputaciones Provinciales», sino que son verdaderas instituciones herederas de fórmulas tradicionales y peculiares de administración fuertemente enraizadas con la estructura política representativa que el Parlamento de las Illes Balears encarna y que aproximan, a los ciudadanos, la organización político-administrativa del Gobierno de les Illes Balears en cada isla.

Dentro de este orden de cosas, resulta lógico que, por parte de las autoridades políticas de los Consejos Insulares, se pretenda la fijación de una de las fiestas atribuyéndola a cada ámbito insular, haciendo coincidir la misma con un hecho histórico peculiar de cada isla, alejándose del concepto de fiesta como hecho religioso y aproximándose al día festivo como acontecimiento cívico.

Sin embargo, existen limitaciones de fijación de festivos reguladas en leyes del Estado, producto de su exclusiva competencia en materia de legislación laboral (artículo 149.1.7) sobre las cuales, la Comunidad Autónoma tiene, únicamente, potestad de ejecución.

A fin de superar tales limitaciones, pudiera pensarse en instar, de las Autoridades del Estado, una reforma normativa, atacando la actual redacción del artículo 37.2 de la ley del Estatuto de los Trabajadores, que incluyera, en las comunidades autónomas insulares, con administraciones insulares del estilo de nuestros Consejos, la posibilidad de que cada isla pudiera fijar una fiesta insular, al igual que las entidades locales municipales pueden hacerlo en su respectivo territorio.

A todo ello hay que añadir que el calendario de fiestas para el año 2001, así como ocurrió en el año 2000, presenta un problema que hasta la fecha no se había presentado; ya que ninguna de las fiestas fijas, ni estatales ni de las Illes Balears, coincidirán en domingo, lo cual implica que alguna de las fiestas tradicionales no se puede incorporar al calendario laboral de festivos dado lo imperativo de la Ley en la obligación existente del respeto a las fiestas de ámbito estatal.

Con la intención de dar respuesta a un sentimiento arraigado en nuestra cultura y haciendo uso de la facultad, al igual que otras comunidades autónomas, establecida en el último párrafo del apartado 2 del artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores en el sentido de que de forma excepcional, el año que, por no coincidir con domingos suficientes fiestas nacionales, se impida la celebración de una de sus fiestas tradicionales, se pueda añadir una fiesta más sobre el número de fiestas señaladas, con carácter de recuperable, a escoger una, entre el 6 de enero, Epifanía del Señor (sábado), el 12 de abril —Jueves Santo— o el 26 de diciembre, segunda fiesta de Navidad (miércoles); se ha optado, tras una amplia consulta al conjunto de agentes sociales y económicos de las Illes Balears, a la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears, a las entidades religiosas, a los Obispados y a los Consejos Insulares, por esta opción, recogiendo así su parecer, en general favorable, para hacer factible que el calendario laboral de 2001 obtuviera el más amplio consenso y recogiera tanto las opiniones de los sectores económicos, como el respeto a la tradición cultural balear. También ha sido consultada la Mesa de Diálogo Social, en sesión extraordinaria, integrada por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas en las Illes Balears, haciéndose las observaciones pertinentes y destacándose la dificultad para fijar el calendario laboral del 2001. Las autoridades de la Conselleria de Trabajo y formación que forman parte de la Mesa de Diálogo Social, por su parte, han solicitado a los agentes económicos y sociales, un esfuerzo en la fijación, en cada sector, de los calendarios laborales correspondientes basándose en las particularidades que concurren en el año 2001, para dar claridad aplicativa en la determinación de las fiestas.

Por otra parte, es preciso recordar que los Ayuntamientos completaran el calendario laboral con las dos fiestas locales en los respectivos ámbitos municipales y que, dichas entidades pueden elegir como días festivos, fechas que también son tradicionales en el ámbito de la Comunidad Autónoma, como son, a nivel local, el 25 de julio, Santiago apóstol o la segunda fiesta de Pascua.

El Decreto 75/1998, de 31 de julio, por el que se regula el calendario de fiestas de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears (BOCAIB núm. 105, de 15 de agosto), dictado al amparo de lo dispuesto con carácter necesario en la normativa del Estado, determina en el artículo 2 que el Consejo de Gobierno, mediante Acuerdo, puede sustituir las fiestas señaladas en el apartado d) del artículo 1 por otras que, por tradición, le sean propias así como la posibilidad de sustituir el descanso laboral de los lunes que coincidan en domingo, por otras que sean tradicionales en las Illes Balears.

Por ello, a propuesta del Consejero de Trabajo y Formación, de conformidad con lo establecido en el Real Decreto 98/1996, de 26 de enero, de traspaso de funciones y servicios de la Administración del Estado a la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en materia de trabajo —ejecución de la legislación laboral—, (BOE núm. 52, de 29 de febrero), el Decreto 31/1996, de 7 de marzo, de asunción y distribución de competencias transferidas por la Administración del Estado a la Comunidad Autónoma de las Illes Balears en materia de trabajo —ejecución de la legislación laboral— (BOCAIB núm. 35, de 19 de marzo) y el Decreto 75/1998, de 31 de julio, por el que se regula el calendario de fiestas de la Comunidad Autónoma de les Illes Balears (BOCAIB núm. 105, de 15 de agosto) y previa deliberación del Consejo de Gobierno en sesión del día 29 de septiembre de 2000 adopta el siguiente


ACUERDO

Primero.—De conformidad con lo dispuesto en la normativa estatal y autonómica vigente, los días festivos, en el ámbito de las Illes Balears, para el año 2001, son los que a continuación se relacionan:

1 de enero, Año Nuevo, lunes.

6 de enero, Epifanía del Señor, sábado.

1 de marzo, Día de las Illes Balears, jueves.

12 de abril, Jueves Santo, jueves.

13 de abril, Viernes Santo, viernes.

1 de mayo, Fiesta del Trabajo, martes.

15 de agosto, La Asunción, miércoles.

12 de octubre, Fiesta Nacional, viernes.

1 de noviembre, Todos los Santos, jueves.

6 de diciembre, Día de la Constitución, jueves.

8 de diciembre, Inmaculada Concepción, sábado.

25 de diciembre, Navidad, martes.

26 de diciembre, Segunda Fiesta de Navidad, miércoles.

Atendiendo que, en este año 2001, concurre la circunstancia prevista en el párrafo cuarto del artículo 37.2 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (BOE núm. 75, de 29 de marzo), de estas trece fiestas habrá una, a escoger, entre el 6 de enero, Epifanía del Señor (sábado), día 12 de abril, Jueves Santo (jueves) y el día 26 de diciembre, Segunda Fiesta de Navidad (miércoles), que tendrá la consideración de recuperable.


Segundo.—Proponer a la Administración del Estado la modificación normativa adecuada que reconozca la realidad pluriinsular de las Illes Balears, que permita renunciar a alguna de las fiestas reguladas en los apartados a), b) y c) del artículo 45.1. del Real Decreto 2001/1983, de 28 de julio, en la redacción dada por el Real Decreto 1346/1989, de 3 de noviembre, de tal forma que la Comunidad Autónoma pueda declarar una fecha como festiva en el ámbito insular y se mantenga la posibilidad de sustituir las fiestas señaladas en el apartado d) del artículo 45.1 del Real Decreto referido, por otras que, por tradición, sean propias en el ámbito de las Illes Balears.


Tercero.—Comunicar el presente Acuerdo al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, de conformidad con la disposición final segunda del Decreto 75/1998, de 31 de julio, por el que se regula el calendario de fiestas de la Comunidad Autónoma de les Illes Balears.


Cuarto.—Publicar este Acuerdo en el «Butlletí Oficial de les Illes Balears».



Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación