Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 


Documentos relacionados

CONVENIO CONSTITUTIVO DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL APROBADO EN LA CONFERENCIA MONETARIA Y FINANCIERA DE LAS NACIONES UNIDAS DE BRETTON WOODS (NEW HAMPSHIRE, ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA), CELEBRADA LOS DÍAS 1 A 22 DE JULIO DE 1944


 
(Traducción española del texto oficial inglés, depositado en los Archivos del Gobierno de los Estados Unidos de América.)

Los gobiernos en nombre de los cuales se firma el presente Convenio, acuerdan lo siguiente:


Artículo preliminar.- Se crea el Fondo Monetario Internacional, el cual funcionará de acuerdo con las disposiciones siguientes:


Artículo I. Fines.- Los fines del Fondo Monetario internacional son:

(i)  Promover la cooperación monetaria internacional por medio de una institución permanente que proporcione un mecanismo de consulta y colaboración en problemas monetarios internacionales.

(ii)  Facilitar la expansión y el incremento equilibrado del comercio internacional, contribuyendo de esta forma a fomentar y mantener un elevado nivel de empleo y de ingresos reales y a desarrollar los recursos productivos de todos los miembros como objetivos primordiales de política económica.

(iii)  Promover la estabilidad en los cambios, mantener un orden en los acuerdos cambiarios entre los miembros y evitar depreciaciones de los cambios con fines de competencia.

(iv)  Ayudar al establecimiento de un sistema multilateral de pasos en materia de transacciones corrientes entre los miembros, así como a la eliminación de las restricciones de divisas que entorpezcan la expansión del intercambio mundial.

(v)  Inspirar confianza a los miembros, poniendo a su disposición los recursos del Fondo con las debidas garantías, dándoles, así la posibilidad de corregir los desajustes en sus balanzas de pagos sin tener que recurrir a medidas perjudiciales para la prosperidad nacional o internacional.

(vi)  De conformidad con lo anterior, acortar la duración de los desequilibrios en las balanzas internacionales de pagos de los miembros y aminorar su intensidad.

El Fondo se guiará en todas sus decisiones por los fines establecidos en este artículo.


Artículo II. Países miembros.- Sección 1.  Miembros fundadores.-Serán miembros fundadores del Fondo aquellos países representados en la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, cuyos gobiernos acepten ingresar en el Fondo antes de la fecha especificada en el Artículo XX, Sección 2 (e).

Sección 2.  Otros miembros.-El ingreso en el Fondo quedará abierto a los gobiernos de los demás países en los momentos y de conformidad con los términos que se determinen por el Fondo.


Artículo III. Cuotas y suscripciones.- Sección 1.  Cuotas.-Se asignará una cuota a cada miembro. Las cuotas de los miembros representados en la Conferencia monetaria y Financiera de las Naciones Unidas que acepten ingresos en el Fondo antes de la fecha señalada en el Artículo XX, Sección 2 (e), serán las enumeradas en el Anejo A. Las cuotas de los demás miembros serán determinadas por el Fondo.

Sección 2.  Reajuste de cuotas.-El Fondo revisará cada cinco años las cuotas de sus miembros y, si lo creyere conveniente, propondrá, un reajuste de las mismas. También podrá considerar en cualquier otro momento, si lo creyere oportuno, el reajuste de cualquiera de dichas cuotas, a requerimiento del miembro interesado. Para modificar las cuotas será preciso acuerdo por mayoría de cuatro quintos de la totalidad de los votos, y no se alterará cuota alguna sin el consentimiento del miembro interesado.

Sección 3.  Suscripciones: momento, lugar y forma de pago.-(a)  La suscripción de cada miembro será igual a su cuota y se pagará íntegramente al Fondo en la depositaria apropiada, en la fecha o antes de la feche en que dicho miembro adquiera el derecho, de acuerdo con el Artículo XX, Sección 4 (c) o (d), de comprar divisas al Fondo.

(b)  Todo miembro pagará en oro, como mínimo, la cantidad que resulte inferior:

(i)  del veinticinco por ciento de su cuota; o bien

(ii)  del diez por ciento de sus activos oficiales netos de oro y dólares de los Estados Unidos de América en la fecha en que el Fondo, notifique a sus miembros, de conformidad con el Artículo XX, Sección 4 (a), que podrá en breve plazo comenzar a realizar transacciones de cambio.

Los miembros facilitarán al Fondo los datos necesarios para determinar sus activos oficiales netos de oro y dólares de los Estados Unidos de América.

(c)  Todo miembro pagará el resto de su cuota en su propia moneda.

(d)  Si los activos oficiales netos en oro y dólares de los Estados Unidos de América de algún miembro no pudieran determinarse en la fecha a que se refiere el apartado (b)  (ii)  anterior por estar sus territorios ocupados por el enemigo, el Fondo fijará otra fecha adecuada para determinar dichos activos. Si dicha fecha fuera posterior a aquella en que el miembro adquiera el derecho, según el Artículo XX, Sección 4 (c) o (d), de comprar divisas al Fondo, éste y el miembro convendrán un pago provisional de oro a realizar de acuerdo con el apartado (b)  anterior y el resto de la suscripción de dicho miembro será pagado en la moneda del mismo, quedando sujeto al oportuno reajuste entre el miembro y el Fondo, una vez que hayan podido determinarse los citados activos oficiales netos.

Sección 4.  Desembolsos en caso de modificación de las cuotas.-(a)  Todo miembro que acepte un aumento de su cuota pagará al Fondo, dentro de los treinta días siguientes a la fecha de su aceptación, el veinticinco por ciento del aumento en oro y el resto en su propia moneda. Sin embargo, si en la fecha, en que el miembro acepte el aumento, sus reservas monetarias fueran inferiores a su nueva cuota, el Fondo podrá reducir la proporción del aumento que deba ser pagada en oro.

(b)  Caso de que el miembro acepte una reducción de su cuota, el Fondo le pagará, dentro de los treinta días siguientes a la fecha de la aceptación, una cantidad igual a la reducción. El pago se efectuará en la moneda del miembro y en la cantidad de oro necesaria para evitar que las existencias de dicha moneda en poder del Fondo queden por debajo del setenta y cinco por ciento de la nueva cuota.

Sección 5.  Sustitución de efectivo por títulos.-El Fondo aceptará de todo miembro, en lugar de cualquier proporción, de su moneda que a juicio del Fondo no sea necesaria para las operaciones de éste, pagarés u obligaciones similares emitidos por el miembro o por la depositaria designada por el mismo de acuerdo con el Artículo XIII, Sección 2, los cuales no serán negociables ni devengarán interés y serán pagaderos a la par y a la vista, mediante el correspondiente abono en la cuenta del Fondo en la mencionada depositaria. Lo dispuesto en esta sección será aplicable no sólo a la moneda suscrita por los miembros, sino también a cualquier moneda que por otro concepto se adeude al Fondo o sea adquirida por éste.


Artículo IV. Paridades monetarias.- Sección 1.  Expresión de las paridades.-(a)  La paridad de la moneda de cada miembro será expresada en relación con el oro como denominador común, o en relación con el dólar de los Estados Unidos de América del peso y ley vigentes en 1 de julio de 1944.

(b)  Todos los cómputos relativos a las monedas de los miembros a los efectos de aplicar las disposiciones de este Convenio se harán a base de sus paridades.

Sección 2.  Compras de oro basadas en las paridades.-El Fondo fijará un margen superior o inferior a la paridad para las transacciones en oro entre sus miembros; y ninguno de éstos comprará oro a precio por encima de la paridad más el margen señalado, ni venderá oro a precio por debajo de la paridad menos el margen señalado.

Sección 3.  Operaciones en moneda extranjera basadas en la paridad.-Los tipos máximo y mínimo para las transacciones de cambio entre monedas de los miembros que se realicen dentro de sus territorios no diferirán de la paridad:

(i)  en el caso de transacciones de cambio al contado, en más del uno por ciento; y

(ii)  en el caso de otras transacciones de cambio, en un margen que exceda del fijado para las transacciones al contado en más de lo que el Fondo considere razonable.

Sección 4.  Obligaciones relativas a la estabilidad de los cambios.-(a)  Cada miembro se compromete a colaborar con el Fondo para promover la estabilidad de los cambios, a mantener acuerdos ordenados de cambio con otros miembros y a evitar alteraciones de los cambios con fines de competencia.

(b)  Cada miembro se compromete a permitir dentro de sus correspondientes territorios, mediante medidas adecuadas compatibles con el presente Convenio, transacciones de cambio entre su moneda y la de otros miembros únicamente dentro de los límites señalados en la Sección 3 de este Artículo. Se juzgará que cumple este compromiso todo miembro cuyas autoridades monetarias, para la liquidación de sus transacciones internacionales, de hecho compren y vendan libremente oro dentro de los límites prescritos por el Fondo de la Sección 2 de este Artículo.

Sección 5.  Modificación de las paridades.-(a)  Ningún miembro podrá proponer una modificación en la paridad de su moneda, excepto para corregir un desequilibrio fundamental.

(b)  La modificación de la paridad de la moneda de un miembro únicamente podrá realizarse a propuesta del miembro y previa consulta con el Fondo.

(c)  Cuando se proponga una modificación, el Fondo tendrá en cuenta ante todo las modificaciones que hayan podido ya producirse en la paridad inicial de la moneda del miembro determinada de conformidad con el Artículo XX, Sección 4.  Si la modificación propuesta, junto con las demás modificaciones previas, ya sean aumentos o disminuciones:

(i)  no excediera del diez por ciento de la paridad inicial, el Fondo no opondrá objeción alguna;

(ii)  no excediera de un diez por ciento adicional de la paridad inicial, el Fondo podrá asentir u objetar, pero tendrá que manifestar su criterio dentro de setenta y dos horas, si así lo requiriera el miembro;

(iii)  no estuviera comprendida en ninguno de los párrafos (i)  o (ii)  anteriores, el Fondo podrá, asentir u objetar, pero tendrá derecho a un plazo más largo para manifestar su criterio.

(d)  Las modificaciones uniformes de las paridades efectuadas con arreglo a la Sección 7 de este Artículo no se tendrán en cuenta para determinar si una modificación propuesta está comprendida en los párrafos (i), (ii)  o (iii)  del apartado (c) anterior.

(e)  Todo miembro podrá modificar la paridad de su moneda sin el consentimiento del Fondo, siempre que dicha modificación no afecte a las transacciones internacionales de los miembros del mismo.

(f)  El Fondo dará su conformidad a cualquier modificación propuesta dentro de los términos del apartado (c) (ii) o (c) (iii) anterior cuando le conste que dicha modificación es necesaria para corregir un desequilibrio fundamental. En particular, siempre que así le conste, no opondrá objeción a una propuesta de modificación por razón de la política social o interna del miembro que la proponga.

Sección 6.  Efecto de modificaciones no autorizadas.-Si un miembro modificase la paridad de su moneda a pesar de la objeción del Fondo, en los casos en que éste tiene derecho a oponerse, quedará inhabilitado para utilizar los recursos del Fondo, a menos que éste resuelva lo contrario; y si, transcurrido un plazo razonable, persiste la diferencia de criterio entre el miembro y el Fondo, el asunto quedará sometido a lo dispuesto por el Artículo XV, Sección 2 (b).

Sección 7.  Modificaciones uniformes de las paridades.-No obstante lo provisto en la Sección 5 (b)  de este Artículo, el Fondo podrá acordar, por mayoría de votos, modificaciones uniformes y proporcionadas de las paridades, de las monedas de todos los miembros, siempre que cada una de dichas modificaciones sea aprobada por todos los miembros que tengan un diez por ciento o más del total de las cuotas. No obstante, la paridad de la moneda de un miembro no será modificada de conformidad con esta cláusula, si dentro de las setenta y dos horas siguientes al acuerdo del Fondo el miembro le informa que no desea que la paridad de su moneda sea modificada por dicho acuerdo.

Sección 8.  Mantenimiento del valor oro del activo del Fondo.-(a)  Será mantenido el valor oro del activo del Fondo, a pesar de las modificaciones en la paridad o en el valor de cambio exterior de la moneda de cualquier miembro.

(b)  Cuando (i)  la paridad de la moneda de un miembro sea reducida, o (ii)  el valor de cambio exterior de la moneda de un miembro se haya depreciado en proporción importante, en opinión del Fondo, dentro del territorio de dicho miembro, éste abonará al Fondo dentro de un plazo razonable una cantidad de su propia moneda igual a la reducción del valor oro de la misma que se halle en poder del Fondo.

(c)  Cuando la paridad de la moneda de un miembro sea aumentada, el Fondo devolverá a dicho miembro dentro de un plazo razonable una cantidad de su moneda igual al aumento del valor oro de la misma que se halle en poder del Fondo.

(d)  Las disposiciones de esta sección serán aplicables a cualquier modificación uniforme y proporcionada de las paridades de las monedas de todos los miembros, a menos que el Fondo decida otra cosa en el momento de ser propuesta dicha modificación.

Sección 9.  Monedas diversas dentro de los territorios de un miembro.-Cuando un miembro proponga una modificación en la paridad de su moneda, se entenderá, a menos que declare lo contrario, que propone también la modificación correspondiente en la paridad de las demás monedas de todos los territorios respecto de los cuales haya aceptado este Convenio según el Artículo XX, Sección 2 (g). Sin embargo, dicho miembro podrá declarar que su propuesta se refiere solamente a la moneda de la metrópoli, o a una o varias de las demás monedas que especifique, o a la moneda de la metrópoli y una o varias de las demás monedas que especifique.


Artículo V. Transacciones con el Fondo.- Sección 1.  Organismos que podrán operar con el Fondo.-Los miembros operarán con el Fondo solamente a través de sus Tesorerías, bancos emisores, fondos de estabilización u otras entidades fiscales similares; y el Fondo operará únicamente con dichos organismos o por mediación de los mismos.

Sección 2.  Limitación de las operaciones del Fondo.-Salvo lo dispuesto en contrario por este Convenio, las operaciones por cuenta del Fondo se limitarán a las transacciones necesarias para suministrar a un miembro, a petición suya, la moneda de otro miembro a cambio de oro o de la moneda del miembro que desee efectuar la compra.

Sección 3.  Condiciones para la utilización de los recursos del Fondo.-(a) Todo miembro estará facultado para comprar al Fondo la moneda de otro miembro, a cambio de la suya propia, en las condiciones siguientes:

(i)  que el miembro que desea comprar dicha moneda manifieste que la necesita en aquel momento para realizar pagos en la misma compatibles con las disposiciones de este Convenio;

(ii)  que el Fondo no haya notificado, de acuerdo con el Artículo VII, Sección 3, que sus existencias de la moneda solicitada se han hecho escasas;

(iii)  que la compra propuesta no dé lugar a que las existencias en poder del Fondo de la moneda del miembro comprador aumenten en más del veinticinco por ciento de su cuota durante el período de doce meses, anterior a la fecha de la compra, ni excedan del doscientos por ciento de dicha cuota; pero la limitación del veinticinco por ciento se aplicará únicamente en la medida, en que las existencias de moneda del miembro en poder del Fondo hayan rebasado el setenta y cinco por ciento de su cuota, en el caso de que hubiesen estado por debajo de dicha cantidad;

(iv)  que el Fondo no haya declarado previamente, de conformidad con la Sección 5 de este Artículo, el Artículo IV, Sección 6, el Artículo VI, Sección 1, o el Artículo XV, Sección 3 (a), que el miembro que desee hacer la compra ha quedado inhabilitado para utilizar los recursos del Fondo.

(b)  Sin autorización del Fondo ningún miembro podrá utilizar sus recursos para adquirir moneda con el fin de cubrir operaciones aplazadas de cambio o «futuros».

Sección 4.  Dispensa de condiciones.-El Fondo podrá a su discreción, y en forma que salvaguarde sus intereses dispensar cualquiera de las condiciones prescritas en la Sección 3 (ii)  de este Artículo, especialmente cuando se trate de miembros que hayan evitado una utilización cuantiosa o continua de los recursos del Fondo. Al otorgar la dispensa, el Fondo tomará en consideración las necesidades periódicas o excepcionales del miembro que la solicita. El Fondo tomará también en consideración la buena disposición del miembro para entregar como garantía real oro, plata, títulos u otras disponibilidades aceptables cuyo valor sea suficiente, en opinión del Fondo, para proteger sus intereses: y podrá requerir como condición para la dispensa la prestación de dicha garantía real.

Sección 5.  Inhabilitación para utilizar los recursos del Fondo.-Cuando el Fondo considere que alguno de los miembros utiliza sus recursos en forma contraria a los fines del mismo, presentará a dicho miembro un informe expresando sus puntos de vista y señalando un plazo adecuado para la respuesta. Después de presentar dicho informe, el Fondo podrá limitar la utilización de sus recursos por el miembro en cuestión. Si no se recibe una respuesta al informe en el plazo señalado, o si la respuesta recibida no fuera satisfactoria, el Fondo podrá continuar limitando el uso de sus recursos por parte del miembro, o podrá, después de darle un plazo razonable, declararle inhabilitado para utilizar dichos recursos.

Sección 6.  Compras de monedas al Fondo a cambio de oro.-(a)  Todo miembro que desee obtener, directa o indirectamente, la moneda de otro miembro a cambio de oro, la adquirirá, siempre que pueda hacerlo con iguales ventajas, mediante la venta de oro al Fondo.

(b)  Se entenderá que nada de lo previsto en esta Sección se opone a que un miembro pueda vender en cualquier mercado oro recién extraído de minas situadas en sus territorios.

Sección 7.  Readquisición por un miembro de su moneda en poder del Fondo.-(a)  Todo miembro podrá readquirir del Fondo y éste le venderá a cambio de oro cualquier cantidad de las existencias que éste posea de la moneda del mismo en exceso de su cuota.

(b)  Al finalizar cada año financiero del Fondo, el miembro readquirirá mediante pago en oro o en monedas convertibles, tal como se determina en el Anejo B, parte de las existencias de su moneda en poder del Fondo, con arreglo a las condiciones siguientes:

(i)  Cada miembro utilizará para readquirir del Fondo su propia moneda una cantidad de sus reservas monetarias igual al valor de la mitad de cualquier aumento que hayan experimentado durante el año las existencias del Fondo de dicha moneda, más la mitad del incremento, o menos la mitad de la disminución que hayan tenido durante el año las reservas monetarias del miembro. Esta regla no se aplicará cuando las reservas monetarias del miembro hayan decrecido durante el año más de lo que hayan aumentado las existencias de dicha moneda en poder del Fondo.

(ii)  Si después de efectuada la readquisición a que se refiere el párrafo (i)  anterior (caso de ser requerida), resultare que las existencias en poder de un miembro de la moneda de otro (o de oro comprado a éste)  hubiesen aumentado por razón de operaciones en dicha moneda con otros miembros o personas dentro de sus territorios, el miembro cuyas existencias de la citada moneda (o de oro)  hubiese aumentado por tal concepto, dedicará el aumento a readquirir las existencia de su propia moneda en poder del Fondo.

(c)  Ninguno de los ajustes descritos en el apartado (b) anterior será llevado hasta el punto en que:

(i)  las reservas monetarias del miembro queden por bajo de su cuota, o

(ii)  las existencias de su moneda en poder del Fondo queden por bajo del setenta y cinco por ciento de su cuota, o

(iii)  las existencias en poder del Fondo de cualquier moneda solicitada rebasen el setenta y cinco por ciento de la cuota del miembro correspondiente.

Sección 8.  Gravámenes.-(a)  Todo miembro que compre al Fondo la moneda de otro miembro a cambio de la suya propia, abonará una comisión, uniforme para todos los miembros, de tres cuartos por ciento, además del precio de paridad. El Fondo podrá aumentar a discreción esta comisión, sin que exceda del uno por ciento, o reducirla, sin que baje del medio por ciento.

(b)  El Fondo podrá cobrar una comisión razonable a todo miembro que le compre o le venda oro.

(c)  El Fondo cobrará comisión, uniforme para todos los miembros, que será pagadera por el miembro, sobre los saldos medios diarios de las existencias que el Fondo posea de la moneda del mismo en exceso de su cuota. Estos gravámenes serán a los tipos siguientes:

(i)  Sobre cantidades no superiores al veinticinco por ciento en exceso de la cuota; no se cobrará comisión alguna durante los primeros tres meses; medio por ciento anual durante los siguientes nueve meses, y a partir de entonces, un aumento en la comisión de medio por ciento por cada año subsiguiente.

(ii)  Sobre las cantidades superiores al veinticinco por ciento y que no rebasen el cincuenta por ciento en exceso de la cuota: medio por ciento adicional durante el primer año, y otro medio por ciento adicional por cada año subsiguiente.

(iii)  Sobre cada fracción adicional de veinticinco por ciento en exceso de la cuota: medio por ciento adicional durante el primer año, y otro medio por ciento adicional por cada año subsiguiente.

(d)  Cuando las existencias de moneda de un miembro en poder del Fondo sean tales que el gravamen aplicable a cualquier fracción por cualquier período haya alcanzado el tipo de cuatro por ciento anual, el Fondo y el miembro estudiarán la forma de reducir las existencias de dicha moneda en poder del Fondo. A partir de entonces los gravámenes aumentarán de acuerdo con las disposiciones del apartado (c)  anterior hasta alcanzar el cinco por ciento, y de no llegar a un acuerdo, el Fondo podrá imponer los gravámenes que considere apropiados.

(e)  Los tipos a que se refieren los apartados (c) y (d)  anteriores podrán ser modificados por mayoría de tres cuartos de la totalidad de los votos.

(f)  Todos los gravámenes serán pagados en oro. No obstante, si las reservas monetarias del miembro fuesen inferiores a la mitad de su cuota, éste pagará en oro solamente la proporción del gravamen vencido que corresponda a la relación de dichas reservas con la mitad de su cuota, pagando el resto en su propia moneda.


Artículo VI. Transferencias de capital.- Sección 1.  Utilización de los recursos del Fondo para transferencias de capital.-(a)  Ningún miembro podrá hacer uso neto de los recursos del Fondo para hacer frente a salidas cuantiosas o reiteradas de capital; y el Fondo podrá pedir al miembro que establezca el control necesario para evitar que se utilicen con dicho fin sus recursos. Si, después de requerido para ello, el miembro no ejerciera el control adecuado, el Fondo podrá declararle inhabilitado para utilizar sus recursos.

(b)  Se entenderá que lo dispuesto en esta Sección:

(i)  no impedirá la utilización de los recursos del Fondo para las transacciones de capital de cuantía razonable que sean necesarias para la expansión de las exportaciones en el curso ordinario del comercio, la banca u otros negocios;

(ii)  ni afectará a los movimientos de capital a los que haga frente el miembro con sus recursos propios en oro y en divisas extranjeras, siempre que los miembros se comprometan a que dichos movimientos de capital estén de acuerdo con las finalidades del Fondo.

Sección 2.  Disposiciones especiales sobre transferencias de capital.-Si las existencias de moneda de un miembro en poder del Fondo se mantuvieran inferiores al setenta y cinco por ciento de la cuota de aquél durante un período inmediatamente anterior no inferior a seis meses, dicho miembro -siempre que no hubiese sido inhabilitado para utilizar los recursos del Fondo con arreglo a la Sección 1 del presente Artículo, Artículo IV, Sección 6, Artículo V, Sección 5, o Artículo XV, Sección 2 (a)- tendrá derecho, no obstante lo previsto en la Sección 1 (a)  de este Artículo, a comprar al Fondo la moneda de otro miembro a cambio de la suya propia para cualquier fin, incluso transferencias de capital. Sin embargo no se autorizarán las compras de moneda para transferencias de capital a que se refiere esta Sección, si produjeran el efecto de elevar las existencias en poder del Fondo de la moneda del miembro que desea comprar por encima del setenta y cinco por ciento de su cuota, o de reducir las existencias en poder del Fondo, de la moneda solicitada por debajo del setenta y cinco por ciento de la cuota del miembro cuya moneda se solicite.

Sección 3.  Control de las transferencias de capital.-Los miembros podrán ejercer los controles que consideren necesarios para regular los movimientos internacionales de capital, pero ningún miembro podrá ejercer dichos controles en forma que restrinja los pagos para transacciones corrientes o que aplace indebidamente las transferencias de fondos para liquidación de obligaciones, excepto en los casos previstos en el Artículo VII, Sección 3 (b)  y en el Artículo XIV, Sección 2.


Artículo VII. Monedas escasas.- Sección 1.  Escasez general de una moneda.-Cuando el Fondo crea que se está originando una escasez general de determinada moneda; podrá comunicarlo a los miembros y emitir un informe exponiendo las causas de la escasez y haciendo recomendaciones para remediarla. Participará en la preparación del informe un representante del miembro de cuya moneda se trate.

Sección 2.  Medidas para reponer las existencias de monedas escasas en poder del Fondo.-El Fondo podrá, cuando lo estime procedente para reponer sus existencias de la moneda de un miembro, adoptar una o ambas de las medidas siguientes:

(i)  Proponer al miembro que, en los términos y condiciones que con él convenga, preste su moneda al Fondo o que, con la aprobación del miembro, el Fondo tome a préstamo dicha moneda de cualquier otra procedencia, dentro o fuera de los territorios del referido miembro; pero ningún miembro tendrá obligación alguna de hacer semejantes préstamos al Fondo, ni de aprobar que éste tome a préstamo su moneda de cualquier otra procedencia.

(ii)  Requerir al miembro para que venda su moneda al Fondo a cambio de oro.

Sección 3.  Escasez de existencias en poder del Fondo.-(a)  Cuando resulte evidente al Fondo que la demanda de la moneda de un miembro amenaza seriamente las posibilidades del Fondo para suministrarla, éste, haya o no emitido el informe a que se refiere la Sección 1 de este Artículo, declarará formalmente la escasez de dicha moneda y procederá desde entonces a distribuir sus existencias de la moneda escasa, y los incrementos de la misma, teniendo debidamente en cuenta las necesidades relativas de los miembros, la situación económica internacional general y todas las demás circunstancias pertinentes. El Fondo emitirá también un informe sobre las medidas adoptadas.

(b)  La declaración formal a que se refiere el apartado (a)  anterior servirá como autorización a todo miembro para imponer temporalmente, previa consulta con el Fondo, limitaciones a la libertad de realizar operaciones cambiarias en la moneda escasa: Con sujeción a lo dispuesto en el Artículo IV, Secciones 3 y 4, el miembro tendrá plena jurisdicción para determinar la naturaleza de dichas limitaciones, pero éstas no podrán ser más restrictivas de lo necesario para limitar la demanda de la moneda escasa a las existencias que el miembro en cuestión posea o vaya adquiriendo de la misma, y serán atenuadas y suprimidas tan rápidamente como las circunstancias lo permitan.

(c)  La autorización a que se refiere el apartado (b)  anterior expirará en el momento en que el Fondo declare formalmente que la moneda de que se trata ha dejado de escasear.

Sección 4.  Administración de las restricciones.-Todo miembro que imponga restricciones con respecto a la moneda de cualquier otro miembro de conformidad con lo dispuesto en la Sección 3, apartado (b), de este Artículo, considerará favorablemente cualquier indicación que le haga el otro miembro referente a la administración de dichas restricciones.

Sección 5. Efecto sobre las restricciones de otros convenios internacionales.-Los miembros convienen en no invocar las obligaciones derivadas de Acuerdos concluidos con otros miembros con anterioridad a este Convenio en forma tal que puedan impedir la aplicación de lo dispuesto por este Artículo.


Artículo VIII. Obligaciones generales de los miembros.- Sección 1.  Introducción.-Además de las obligaciones asumidas conforme a otros artículos de este Convenio, todo miembro se compromete a cumplir las impuestas por este Artículo.

Sección 2.  Prohibición de restricciones en los pagos corrientes.-(a)  Sin perjuicio de lo dispuesto por el Artículo VII, Sección 3 (b)  y el Artículo XIV, Sección 2, ningún miembro podrá imponer restricciones, sin la aprobación del Fondo, a la realización de pagos y transferencias por transacciones internacionales corrientes.

(b)  Los contratos de cambio que, afectando a la moneda de un miembro, fueren contrarios a las normas sobre control de cambios de dicho miembro, mantenidas o establecidas de conformidad con este Convenio, no tendrán fuerza de obligar en los territorios de ningún miembro. Además, los miembros podrán, por mutuo acuerdo, cooperar en la adopción de medidas destinadas a hacer más efectivas las normas sobre control de cambios de cualquiera de ellos, siempre que dichas medidas y normas sean compatibles con este Convenio.

Sección 3.  Prohibición de actividades monetarias discriminatorias.-Ningún miembro adoptará (ni permitirá a ninguna de sus entidades de carácter fiscal mencionada en el Artículo V, Sección 1, que adopte)  medidas discriminatorias en materia monetaria, ni incurrirá en prácticas monetarias de criterio múltiple, excepto las autorizadas por este Convenio o las aprobadas por el Fondo. Si dichas medidas y prácticas estuvieran ya establecidas en la fecha en que entre en vigor el presente Convenio, el miembro de que se trate consultará con el Fondo respecto a la forma de proceder a su progresiva supresión, a menos que se mantengan o adopten de conformidad con el Artículo XIV, Sección 2, en cuyo caso será aplicable lo dispuesto en la Sección 4 de dicho Artículo.

Sección 4.  Convertibilidad de saldos en poder de otros miembros.-(a)  Todo miembro comprará, los saldos de su moneda en poder de otro miembro, si éste, al solicitar la compra, manifiesta:

(i)  Que los saldos a comprar han sido recientemente adquiridos como resultado de transacciones corrientes; o

(ii)  que su conversión se necesita para hacer pagos por transacciones corrientes.

El miembro tendrá la opción de pagar en la moneda del miembro vendedor o en oro.

(b)  La obligación a que se refiere el apartado (a)  anterior no será aplicable:

(i)  Cuando la convertibilidad de los saldos haya sido restringida de acuerdo con la Sección 2 de este Artículo o con el Artículo VI, Sección 3; o

(ii)  cuando los saldos se hayan acumulado como resultado de transacciones efectuadas antes de la supresión por un miembro de las restricciones mantenidas o adoptadas de conformidad con el Artículo XIV Sección 2; o

(iii)  cuando los saldos hayan sido adquiridos en contra de las normas sobre cambios del miembro al que se solicita los compre; o

(iv)  cuando la moneda del miembro que solicite la compra haya sido declarada escasa con arreglo al Artículo VII, Sección 3 (a); o

(v)  cuando el miembro del cual se solicite la compra no tenga derecho, por cualquier motivo, a comprar al Fondo moneda de otros miembros a cambio de su propia moneda.

Sección 5.  Suministro de información.-(a)  El Fondo podrá pedir a los miembros que le suministren cuanta información crea necesaria para sus operaciones, y en particular, como mínimo necesario para el desempeño efectivo de la misión del Fondo datos nacionales sobre los siguientes extremos:

(i)  Existencias oficiales, tanto en el país como en el extranjero de (1)  oro y (2)  divisas.

(ii)  Existencias, tanto en el país como en el extranjero, de (1)  oro y (2)  divisas en poder de entidades bancarias y financieras que no sean organismos oficiales.

(iii)  Producción de oro.

(iv)  Exportaciones e importaciones de oro, por países de destino y de origen.

(v)  Exportaciones e importaciones totales de mercancías, valorados en moneda nacional, por países de destino y de origen.

(vi)  Balanza internacional de pagos, especialmente (1)  comercio de mercancías y servicios (2)  transacciones de oro (3)  transacciones conocidas de capital y (4)  otras partidas.

(vii)  Situación de las inversiones internacionales, a saber, inversiones de propiedad extranjera dentro de los territorios del miembro e inversiones realizadas en el extranjero propiedad de personas residentes en sus territorios, en la medida en que sea posible facilitar esta información.

(viii)  Ingreso nacional.

(ix)  Índices de precios; a saber, índices de precios de mercancías al por mayor y al por menor y de precios de exportación e importación.

(x)  Tipos de cambio (de compra y de venta)  de divisas extranjeras.

(xi)  Controles de cambios, a saber, explicación completa de los controles de cambio en vigor al ingresar en el Fondo el miembro respectivo, así como detalle de las subsiguientes modificaciones, según vayan produciéndose.

(xii)  Cuando existan convenios oficiales de «clearing», detalle de los saldos por liquidar en transacciones comerciales y financieras, así como del período de tiempo durante el cual han estado pendientes dichos atrasos.

(b)  Al pedir esta información el Fondo tendrá en cuenta la distinta capacidad de los miembros para suministrar los datos requeridos. Los miembros no estarán obligados a suministrar la información con tal detalle, que revele negocios de individuos o de sociedades. No obstante, los miembros se comprometen a suministrar la información requerida en la forma más detallada y precisa que pueda hacerse y a evitar, en la medida de lo posible, meras estimaciones.

(c)  El fondo podrá concertar arreglos con los miembros para el suministro de información adicional. Actuará como centro para la recopilación o intercambio de información sobre problemas monetarios y financieros, facilitando de este modo la preparación de estudios destinados a ayudar a los miembros al desarrollo de programas que promuevan los fines del Fondo.

Sección 6.  Consultas entre miembros sobre convenios internacionales existentes.-Cuando un miembro esté autorizado por este Convenio, en las circunstancias especiales o temporales especificadas en el mismo, a mantener o establecer restricciones sobre las operaciones de cambio, y existan otros acuerdos entre los miembros, concertados con anterioridad a este Convenio, que se opongan a la aplicación de dichas restricciones, los signatarios de dichos acuerdos se consultarán entre sí con el fin de efectuar los reajustes aceptables de mutuo acuerdo que sean necesarios. Lo dispuesto en este Artículo se entenderá sin perjuicio de que se aplique el Artículo VII, Sección 5.


Artículo IX. «Status», inmunidades y privilegios.- Sección 1.  Fines de este artículo.-Para que el Fondo pueda cumplir las funciones que le están encomendadas, le serán otorgados en los territorios de los miembros «status» las inmunidades y los privilegies establecidos en este Artículo.

Sección 2.  «Status» del Fondo.-El Fondo tendrá plena personalidad jurídica y, en particular, capacidad para:

(i)  contratar;

(ii)  adquirir bienes muebles e inmuebles y disponer de los mismos;

(iii)  entablar procedimiento legal.

Sección 3.  Inmunidad Judicial.-El Fondo, sus bienes y su activo, dondequiera que se hallen situados y en poder de quienquiera que se encuentren, disfrutarán de inmunidad en cuanto a toda clase de procedimiento judicial, excepto en tanto en cuanto que el Fondo renuncie expresamente a su inmunidad a los efectos de cualquier procedimiento o por los términos de cualquier contrato.

Sección 4.  Inmunidad en cuanto a otras acciones.-Los bienes y activo del Fondo, dondequiera que se hallen situados y en poder de quienquiera que se encuentren, gozarán de inmunidad en cuanto a registro, requisa, confiscación, expropiación o cualquier otra forma de embargo por acción ejecutiva o legislativa.

Sección 5.  Inmunidad de los archivos.-Los archivos del Fondo serán inviolables.

Sección 6.  Exención de restricciones sobre el activo.-En la medida necesaria para la ejecución de las operaciones previstas en este Convenio, todos los bienes y activos del Fondo estarán libres de restricciones, regulaciones, intervenciones y moratorias de cualquier clase.

Sección 7.  Privilegio en cuanto a comunicaciones.-Los miembros otorgarán a las comunicaciones oficiales del Fondo el mismo trato que a las comunicaciones oficiales de otros miembros.

Sección 8.  Inmunidades y privilegios de funcionarios y empleados.-Todos los gobernadores y consejeros ejecutivos, sus suplentes, funcionarios y empleados del Fondo:

(i)  gozarán de inmunidad en cuanto a procedimiento legal por actos ejecutados por los mismos en el desempeño de su cargo oficial, excepto cuando el Fondo renuncie a esta inmunidad;

(ii)  cuando no tengan la nacionalidad del país miembro, disfrutarán de las mismas inmunidades en cuanto a restricciones de inmigración, requisitos sobre registro a extranjeros y obligación de prestar servicio militar o nacional y de las mismas facilidades respecto a restricciones de cambios que sean concedidas por el miembro a los representantes, funcionarios y empleados de categoría equivalente de otros miembros;

(iii)  disfrutarán del mismo trato respecto a facilidades de viaje que el dispensado por el miembro a los representantes funcionarios y empleados de categoría equivalente de otros miembros.

Sección 9.  Inmunidades tributarias.-(a)  El Fondo, sus activos, bienes e ingresos, así como sus operaciones y transacciones autorizadas por este Convenio, estarán exentos de toda ciase de impuestos y derechos arancelarios. También estará exento el Fondo de toda clase de obligaciones relacionadas con el cobro y el pago de cualquier impuesto o derecho.

(b)  No se establecerá impuesto alguno sobre los sueldos o emolumentos, o en relación con los mismos, que el Fondo abone a sus consejeros ejecutivos, suplentes, funcionarios o empleados que no sean ciudadanos o súbditos o que no tengan la nacionalidad del país de residencia

(c)  No se establecerá impuesto de ninguna clase sobre cualquier obligación o título emitido por el Fondo, ni sobre sus dividendos o intereses, quienquiera que sea el tenedor:

(i)  si dicho impuesto constituye una discriminación contra tales obligaciones o títulos solamente por razón de su origen; o

(ii)  si la única base jurisdiccional para establecer dicho impuesto es el lugar o la moneda en que aquéllos fuesen emitidos, sean pagaderos o hayan sido pagados, o la situación de una oficina o centro de operaciones mantenidos por el Fondo.

Sección 10.  Aplicación de este Artículo.-Todo miembro adoptará las medidas que sean necesarias dentro de sus propios territorios para hacer efectivos, con arreglo a su legislación, los principios establecidos en este Artículo, e informará al Fondo acerca de las medidas específicas que haya adoptado en tal sentido.


Artículo X. Relaciones con otros organismos internacionales.- El Fondo cooperará, dentro de los términos de este Convenio, con cualquier organismo internacional de carácter general y con organizaciones internacionales públicas que tengan actividades especializadas en campos afines. Los acuerdos para tal cooperación que impliquen una modificación de cualquiera de las cláusulas de este Convenio solamente podrán efectuarse previa enmienda del mismo, de conformidad con el Artículo XVII.


Artículo XI. Relaciones con países no miembros.- Sección 1.  Compromisos en cuanto a las relaciones con países no miembros.-Todo miembro se compromete a:

(i)  no realizar ni permitir que realice ninguno de sus organismos de carácter fiscal a que se refiere el Artículo V, Sección 1, ninguna transacción con un país no miembro, ni con personas en territorios del mismo, que sea contraria a las disposiciones de este Convenio o a los fines del Fondo;

(ii)  no cooperar con un país no miembro, ni con personas en territorios del mismo, en actividades que sean contrarias a las disposiciones de este Convenio o a los fines del Fondo; y

(iii)  cooperar con el Fondo a fin de aplicar dentro de sus territorios medidas adecuadas para impedir las transacciones con países no miembros, o con personas en territorios de los mismos, que sean contrarias a las disposiciones de este Convenio o a los fines del Fondo.

Sección 2.  Restricciones en las operaciones con países no miembros.-Nada de lo dispuesto en este Convenio afectará al derecho de los miembros a imponer restricciones sobre las transacciones de cambios con no miembros o con personas en sus territorios, a menos que el Fondo juzgue que dichas restricciones perjudican los intereses de los miembros y son contrarias a los fines del mismo.


Artículo XII. Organización y dirección.- Sección 1.  Estructura del Fondo.-El Fondo tendrá una Junta de Gobernadores, Consejeros Ejecutivos, un Director gerente y el personal correspondiente.

Sección 2.  Junta de Gobernadores.-(a)  Todas las facultades del Fondo son conferidas a la Junta de Gobernadores, la cual constará de un gobernador y un suplente designados por cada miembro en la forma que éste determine. Cada gobernador y cada suplente desempeñará su cargo durante cinco años, a voluntad del miembro que lo designe, y podrá ser nombrado de nuevo. Ningún suplente podrá votar sino en ausencia del titular correspondiente. La Junta elegirá Presidente a uno de los gobernadores.

(b)  La Junta de Gobernadores podrá delegar en los Consejeros Ejecutivos la autoridad para ejercer cualquiera de sus facultades, excepto las siguientes:

(i)  Admitir nuevos miembros y determinar las condiciones de su admisión,

(ii)  Aprobar una revisión de cuotas.

(iii)  Aprobar una modificación uniforme en las paridades de las monedas de todos los miembros.

(iv)  Realizar acuerdos para cooperar con otros organismos internacionales (excepto acuerdos informales de carácter temporal o administrativo).

(v)  Determinar la distribución de los beneficios netos del Fondo.

(vi)  Requerir a un miembro para que se retire del Fondo.

(vii)  Decidir la liquidación del Fondo.

(viii)  Decidir las apelaciones contra las interpretaciones dadas a este Convenio por los Consejeros Ejecutivos.

(c)  La Junta de Gobernadores celebrará una reunión anual y cuantas otras la propia Junta disponga o sean convocadas por los Consejeros Ejecutivos. Las reuniones de la Junta serán convocadas por éstos siempre que sea solicitado por cinco miembros o por miembros que reúnan una cuarta parte de la totalidad de los votos.

(d)  El «quórum» para cualquier reunión de la Junta de Gobernadores estará constituido por una mayoría de gobernadores que representen como mínimo dos tercios de la totalidad de los votos.

(e)  Cada gobernador tendrá derecho a emitir el número de votos asignados de conformidad con la Sección 5 de este Artículo al miembro que le haya nombrado.

(f)  La Junta de Gobernadores podrá establecer mediante reglamento el procedimiento en virtud del cual los Consejeros Ejecutivos, cuando lo estimen conveniente para los intereses del Fondo, podrán obtener el voto de los gobernadores sobre una cuestión determinada sin necesidad de convocar una Reunión de la Junta.

(g)  La Junta de Gobernadores, y los Consejeros Ejecutivos en la medida autorizada para ello, podrán adoptar las normas y reglamentos, que sean necesarios o adecuados para la gestión de los asuntos del Fondo.

(h)  Los Gobernadores y los suplentes desempeñarán sus cargos sin percibir retribución del Fondo, pero éste les abonará los gastos razonables que devenguen por asistir a las reuniones.

(i)  La Junta de Gobernadores determinará la remuneración que ha de abonarse a los Consejeros Ejecutivos y el sueldo y las condiciones del contrato de servicios del Director gerente.

Sección 3.  Consejeros Ejecutivos.-(a)  Los Consejeros Ejecutivos serán responsables de la gestión de las operaciones generales del Fondo, y a tal efecto ejercerán todas las facultades que les delegue la Junta de Gobernadores.

(b)  Los consejeros, que no habrán de ser necesariamente gobernadores, serán por lo menos doce, y de ellos,

(i)  cinco serán designados por los cinco miembros de mayor cuota;

(ii)  no más de dos serán designados cuando sean de aplicación las disposiciones del apartado (c)  siguiente;

(iii)  cinco serán elegidos por los miembros que no tengan derecho a designar consejeros, excepto las Repúblicas americanas; y

(iv)  dos serán elegidos por las Repúblicas americanas que no tengan derecho a designar consejeros.

A los efectos de este apartado se entenderán por miembros los gobiernos de los países cuyos nombres figuran en el Anejo A, ya ingresen en el Fondo de acuerdo con el Artículo XX o de acuerdo con el Artículo II, Sección 2.  Cuando ingresen en el Fondo, gobiernos de otros países, la Junta de Gobernadores, por mayoría de cuatro quintos de la totalidad de sus votos, podrá aumentar el número de consejeros electivos.

(c)  Si en la segunda elección ordinaria de consejeros, o en las sucesivas, no figuraran entre los miembros con derecho a nombrar consejeros, de acuerdo con el apartado (b)  (i)  anterior los dos miembros de cuyas monedas las existencias en poder del Fondo, como promedio durante los dos años anteriores, hubieran quedado reducidas por debajo de sus cuotas en las mayores cantidades absolutas en términos de oro como común denominador, uno de dichos miembros, o ambos, según sea el caso, tendrán derecho a designar un consejero.

(d)  Sin perjuicio de lo previsto en el Artículo XX, Sección 3 (b), las elecciones de consejeros electivos tendrán lugar cada dos años, de acuerdo con las disposiciones del Anejo C, suplementado por los reglamentos que el Fondo estime pertinentes. Cuando la Junta de Gobernadores aumente el número de consejeros electivos de acuerdo con el párrafo (b)  anterior, dictará las normas necesarias para modificar adecuadamente la proporción de votos requerida para elegir consejeros de conformidad con las disposiciones del Anejo C.

(e)  Cada consejero designará un suplente con plenos poderes para actuar en su lugar cuando él no esté presente. Cuando estén presentes los consejeros, sus suplentes podrán participar en las reuniones, pero no podrán votar.

(f)  Los consejeros desempeñarán su cargo hasta que hayan sido designados o elegidos sus sucesores. Si quedara vacante un puesto de consejero electivo más de noventa días antes del término de su cargo, será elegido otro consejero para el resto del tiempo de dicho cargo por los miembros que eligieron al consejero anterior. La elección se hará por mayoría de los votos emitidos. Mientras esté vacante el cargo, el suplente del consejero anterior ejercerá sus facultades, excepto la de designar un suplente.

(g)  Los Consejeros Ejecutivos desempeñarán sus funciones en sesión continua en la oficina principal del Fondo y se reunirán cuantas veces lo exijan los asuntos del Fondo.

(h)  El «quórum» para cualquier reunión de los Consejeros Ejecutivos estará constituido por una mayoría de consejeros que represente como mínimo la mitad de los votos.

(i)  Cada consejero designado tendrá derecho a emitir el número de votos adjudicados de conformidad con la Sección 5 de este Artículo al miembro que le haya nombrado. Cada consejero electivo tendrá derecho a emitir el número de votos que contaron en su elección. Cuando sean aplicables las disposiciones de la Sección 5 (b)  de este Artículo, será aumentado o disminuido en la forma correspondiente el número de votos que un consejero tendría de otro modo derecho a emitir. Todos los votos que un consejero tenga derecho a emitir serán emitidos en bloque.

(j)  La Junta de Gobernadores adoptará normas necesarias para que un miembro que no tenga derecho a designar un consejero con arreglo a lo dispuesto en el apartado (b)  anterior, pueda enviar un representante a toda reunión de los Consejeros Ejecutivos en la que se halle en consideración una solicitud de dicho miembro o un asunto que le afecte especialmente.

(k)  Los Consejeros Ejecutivos podrán designar los comités que juzguen conveniente. La participación en dichos comités no se limitará necesariamente a los gobernadores, o a los consejeros ejecutivos o sus suplentes.

Sección 4.  Director gerente y personal.-(a)  Los Consejeros Ejecutivos elegirán un Director gerente, que no podrá ser un gobernador o un consejero ejecutivo. El Director gerente presidirá las reuniones de los Consejeros Ejecutivos, pero no tendrá voto, excepto el dirimente en caso de empate. Podrá participar en las reuniones de la Junta de Gobernadores, pero no votará en ellas. El Director gerente cesará en el cargo cuando así lo decidan los Consejeros Ejecutivos.

(b)  El Director gerente será el jefe del personal del Fondo y gestionará los asuntos corrientes del mismo bajo la dirección de los Consejeros Ejecutivos. Sin perjuicio del control general de éstos, será responsable de la organización, nombramiento y destitución del personal del Fondo.

(c)  En el desempeño de sus funciones, el Director gerente y el personal del Fondo estarán por completo al servicio de éste, y no al de otra autoridad. Los miembros del Fondo respetarán el carácter internacional de dicho servicio y se abstendrán de todo intento de influir sobre cualquier miembro del personal en el desempeño de sus funciones.

(d)  Al designar el personal del Fondo, el Director gerente, sin perjuicio de la necesidad primordial de asegurar el más alto nivel de eficacia y competencia técnica, tendrá debidamente en cuenta la importancia de reclutarlo sobre una base geográfica lo más amplia posible.

Sección 5.  Votación.-(a)  Cada miembro tendrá doscientos cincuenta votos, más un voto adicional por cada porción de su cuota equivalente a cien mil dólares de los Estados Unidos de América.

(b)  Siempre que se requiera una votación con arreglo al Artículo V, Sección 4 o 5, cada miembro tendrá el número de votos a los cuales tiene derecho de conformidad con el apartado (a)  anterior, corregido mediante:

(i)  la adición de un voto por el equivalente de cada cuatrocientos mil dólares de los Estados Unidos de América de ventas netas de su moneda efectuadas hasta la fecha en que la votación tenga lugar; o

(ii)  la sustracción de un voto por el equivalente de cada cuatrocientos mil dólares de los Estados Unidos de América de sus compras netas de monedas de otros miembros efectuadas hasta la fecha en que la votación tenga lugar, entendiéndose que ni las compras netas ni las ventas netas pueden exceder en ningún momento de una cantidad igual a la cuota del miembro correspondiente.

(c)  A los fines de todos los cómputos a que se refiere esta sección, se entenderá que los dólares de los Estados Unidos de América son del peso y ley en vigor el 1 de julio de 1944, reajustados por cualquier modificación uniforme realizada de conformidad con el Artículo IV, Sección 7, si se hiciera una dispensa con arreglo a la Sección 8 (d)  de dicho Artículo.

(d)  Excepto cuando se disponga específicamente lo contrario, todas las decisiones del Fondo se tomarán por mayoría de votos emitidos.

Sección 6.  Distribución de los beneficios netos.-(a)  La Junta de Gobernadores determinará anualmente la parte de los beneficios netos del Fondo que se asignará a la reserva y la que, en su caso, será distribuida.

(b)  Si se hiciera alguna distribución, se procederá, ante todo, a un pago no acumulativo de un dos por ciento a cada miembro sobre la cantidad en que el setenta y cinco por ciento de su cuota haya rebasado las existencias medias de su moneda en poder del Fondo durante un año. El remanente se pagará a todos los miembros en proporción a sus cuotas. Los pagos a cada miembro se harán en su respectiva moneda

Sección 7.  Publicación de informes.-(a)  El Fondo publicará un informe anual con un estado de cuentas intervenido y, cada tres meses o menos, un estado resumido de sus operaciones y de sus existencias de oro y monedas de los miembros.

(b)  El Fondo podrá publicar cualesquiera otros informes que juzgue convenientes para el cumplimiento de sus fines.

Sección 8.  Comunicación de opiniones a los miembros.-El Fondo tendrá en todo momento el derecho de comunicar oficiosamente sus opiniones a los miembros sobre cualquier asunto que se plantee con relación a este Convenio. El Fondo podrá decidir, por mayoría de dos tercios de la totalidad de los votos, la publicación de cualquier informe dirigido a un miembro sobre su situación y evolución monetarias o económicas que tiendan directamente a producir un grave desequilibrio en la balanza internacional de pagos de los miembros. Si el miembro no tuviera derecho a designar un consejero ejecutivo, lo tendrá a estar representado de acuerdo con la Sección 3 (j)  de este Artículo. El Fondo, no publicará informes que impliquen cambios en la estructura fundamental de la organización económica de los miembros.


Artículo XIII. Oficinas y depositarias.- Sección 1.  Emplazamiento de las oficinas.-La oficina principal del Fondo estará situada en el territorio del miembro que tenga la cuota mayor, pudiendo establecerse agencias o sucursales en los territorios de otros miembros.

Sección 2.  Depositarias.-(a)  Cada miembro designará a su banco emisor como depositario de todas las existencias de su moneda en poder del Fondo o, si no tuviera banco emisor, designará otra institución que el Fondo considere aceptable.

(b)  El Fondo podrá conservar otros activos, incluso oro, en las depositarias designadas por los cinco miembros que tengan las cuotas mayores, así como en otras depositarias designadas que el Fondo pueda elegir. Inicialmente la mitad por lo menos de las existencias del Fondo se conservarán en la depositaria, designada por el miembro en cuyo territorio tenga el Fondo su oficina principal; y el cuarenta por ciento, como mínimo, se conservará en las depositarias designadas por los otros cuatro miembros arriba mencionados. Sin embargo, todas las transferencias de oro que efectúe el Fondo se harán teniendo debidamente en cuenta los costes del transporte y las necesidades que se prevean del Fondo. En caso de emergencia, los Consejeros Ejecutivos podrán transferir todas o parte de las existencias en oro del Fondo a cualquier lugar en donde puedan estar convenientemente protegidas.

Sección 3.  Garantía del activo del Fondo.-Cada miembro garantiza todos los activos del Fondo contra las pérdidas que resulten por quiebra o insolvencia del depositario designado por el mismo.


Artículo XIV. Período transitorio.- Sección 1.  Introducción.-El Fondo no tiene por objeto facilitar recursos para socorro o reconstrucción, ni intervenir en materia de deudas internacionales derivadas de la guerra.

Sección 2.  Restricciones cambiarias.-Durante el período transitorio de la postguerra, los miembros podrán, no obstante lo dispuesto en otros artículos de este Convenio, mantener y adaptar a las circunstancias cambiantes (y, en el caso de miembros cuyos territorios hubieran sido ocupados por el enemigo, introducir, si fuera necesario)  restricciones en los pagos y transferencias por transacciones internacionales corrientes. Sin embargo, los miembros tendrán constantemente presente, en su política de divisas, las finalidades del Fondo y tan pronto como las circunstancias lo permitan, adoptarán todas las medidas posibles para concertar con otros miembros aquellos arreglos comerciales y financieros que faciliten los pagos internacionales y el mantenimiento de la estabilidad en los cambios. En particular, los miembros suprimirán las restricciones mantenidas o establecidas con arreglo a esta Sección, tan pronto como estimen que, sin dichas restricciones, estarán en condiciones de equilibrar su balanza de pagos en forma que no entorpezca indebidamente su acceso a los recursos del Fondo.

Sección 3.  Notificación al Fondo.-Todo miembro, antes de tener derecho, con arreglo al Artículo XX, Sección 4 (c)  o (d), a comprar moneda al Fondo, notificará a éste si tiene intención de acogerse al régimen transitorio previsto en la Sección 2 de este Artículo, o si se halla dispuesto a aceptar las obligaciones del Artículo VIII, Secciones 2, 3, y 4.  El miembro acogido al régimen transitorio notificará al Fondo tan pronto como esté dispuesto a aceptar las obligaciones antes mencionadas

Sección 4.  Actuación del Fondo con respecto a las restricciones.-No más tarde de tres años a partir de la fecha en que el Fondo comience sus operaciones, y cada año, a partir de entonces, el Fondo informará sobre las restricciones aún en vigor con arreglo a la Sección 2 de esto Artículo. Cinco años después de la fecha en que el Fondo comience sus operaciones, y cada año a partir de entonces, todo miembro que todavía mantenga cualquier clase de restricciones incompatibles con el Artículo VIII, Secciones 2, 3, o 4, consultará con el Fondo antes de seguir manteniéndolas. El Fondo podrá indicar a cualquier miembro, si lo juzgara necesario en circunstancias excepcionales, que la situación es favorable para la supresión de unas restricciones concretas o para la eliminación general de restricciones incompatibles con lo dispuesto en cualquier otro artículo de este Convenio. Se dará al miembro un plazo adecuado para responder a dicha indicación, y si el Fondo entendiera que el miembro persiste en el mantenimiento de restricciones incompatibles con los fines del mismo, el miembro se atendrá a lo dispuesto en el Artículo XV, Sección 2 (a).

Sección 5.  Naturaleza del período transitorio.-En sus relaciones con los miembros, el Fondo reconocerá que el período transitorio de la posguerra ha de ser de cambios y reajustes y, al tomar decisiones sobre las solicitudes formuladas por cualquier miembro con motivo de dicha situación, resolverá a favor del mismo en caso de duda razonable.


Artículo XV. Retirada de los países miembros.- Sección 1.  Derecho de los miembros a retirarse.-Todo miembro podrá retirarse del Fondo en cualquier momento, comunicándolo por escrito a la oficina principal del mismo. La retirada será efectiva en la fecha en que se reciba dicha comunicación.

Sección 2.  Retirada obligatoria.-(a)  Si un miembro deja de cumplir cualquiera de las obligaciones establecidas en este Convenio, el Fondo podrá inhabilitarle para utilizar sus recursos. Nada de lo previsto en esta Sección se entenderá en el sentido de limitar las disposiciones del Artículo IV, Sección 6, Artículo V, Sección 5 o Artículo VI, Sección I.

(b)  Si, transcurrido un plazo razonable, el miembro persistiera en el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones establecidas en este Convenio, o si continuara la discrepancia entre un miembro y el Fondo a que se refiere el Artículo IV, Sección 6, dicho miembro podrá ser requerido para que se retire del Fondo mediante decisión de la Junta de Gobernadores adoptada por mayoría de gobernadores que representen la mayoría de la totalidad de los votos.

(c)  Se adoptarán las normas necesarias para asegurar que antes de proceder contra un miembro conforme a los apartados (a)  y (b)  anteriores, se le notifique en un plazo razonable la queja existente contra él y se le dé una oportunidad adecuada para que exponga su caso tanto de palabra como por escrito.

Sección 3.  Liquidación de cuentas con los miembros retirados.-Cuando un miembro se retire de! Fondo cesarán las operaciones normales de éste en la moneda de aquél y la liquidación de cuentas entre ambos se hará de mutuo acuerdo con la debida prontitud. Si no se llegara pronto a un acuerdo, se aplicarán a la liquidación de cuentas las disposiciones del Anejo D.


Artículo XVI. Disposiciones para casos de emergencia.- Sección 1.  Suspensión temporal.-(a)  En caso de emergencia o de que se presentaran circunstancias imprevistas que amenacen las operaciones del Fondo, los Consejeros Ejecutivos podrán acordar por unanimidad la suspensión, por un plazo no mayor de ciento veinte días de la vigencia de las disposiciones siguientes:





(b)  Al propio tiempo que se adopte el acuerdo de suspender la vigencia de cualquiera de las citadas disposiciones, los Consejeros Ejecutivos convocarán una reunión de la Junta de Gobernadores para la fecha viable más próxima.

(c)  Los Consejeros Ejecutivos no podrán prorrogar ninguna suspensión por más de ciento veinte días. Sin embargo, dicha suspensión podrá prorrogarse por un período adicional no mayor de doscientos cuarenta días, si así lo decidiera la Junta de Gobernadores por mayoría de cuatro quintos de la totalidad de los votos; pero ya no podrá prorrogarse más, excepto si se enmienda este Convenio de conformidad con el Artículo XVII.

(d)  Los Consejeros Ejecutivos podrán, por mayoría de la totalidad de los votos, dar por terminada dicha suspensión en cualquier momento.

Sección 2.  Liquidación del Fondo.-(a)  El Fondo no podrá ser liquidado más que por decisión de la Junta de Gobernadores. En caso de emergencia, si los Consejeros Ejecutivos decidieran que era necesaria la liquidación del Fondo, podrán suspender temporalmente todas sus transacciones en espera de la decisión de la Junta.

(b)  Si la Junta de Gobernadores decidiera liquidar el Fondo, éste cesaría inmediatamente todas sus actividades, excepto las relativas al cobro y liquidación ordenados de sus activos y al saldo de sus obligaciones; y cesarán todas las obligaciones de los miembros derivadas de este Acuerdo, excepto las establecidas en este Artículo, en el Artículo XVIII, apartado (c), en el Anejo D, apartado 7, y en el Anejo E.

(c)  La liquidación se practicará de acuerdo con lo dispuesto en el Anejo E.


Artículo XVII. Enmiendas.- (a)  Cualquier propuesta para introducir modificaciones en este Convenio, ya emane de un miembro, de un gobernador o de los Consejeros Ejecutivos, se comunicará al Presidente de la Junta de Gobernadores, quien la someterá a la Junta. Si la enmienda propuesta fuera aprobada por la Junta, el Fondo consultará a todos sus miembros, por carta o telegrama circular, si la aceptan. Si tres quintas partes de los miembros, que tengan cuatro quintos de la totalidad de los votos, aceptaran la enmienda propuesta, el Fondo certificará el hecho mediante una comunicación formal dirigida a todos los miembros.

(b)  No obstante lo dispuesto en el apartado (a)  anterior, se requiere la aceptación por todos los miembros cuando se trate de enmiendas que modifiquen:

(i)  el derecho a retirarse del Fondo (Artículo XV, Sección 1);

(ii)  la disposición de que no se modificará la cuota de ningún miembro sin su consentimiento (Artículo III, Sección 2);

(iii)  la disposición de que no podrá modificarse la paridad de la moneda de un miembro, excepto a propuesta del mismo [Artículo IV, Sección 5 (b)].

(c)  Las enmiendas entrarán en vigor para todos los miembros tres meses después de la fecha en que se comuniquen formalmente, a menos que se especifique un período más corto en la carta o telegrama circular.


Artículo XVIII. Interpretación.- (a)  Cualquier cuestión relativa a la interpretación de las disposiciones de este Convenio que pueda surgir entre un miembro y el Fondo o entre miembros del mismo, será sometida a los Consejeros Ejecutivos para su resolución. Si la cuestión afectara particularmente a un miembro que no tuviese derecho a designar un consejero ejecutivo quedará aquél facultado para hacerse representar de acuerdo con el Artículo XII, Sección 3 (j).

(b)  Cuando los Consejeros Ejecutivos hayan adoptado una resolución en virtud del párrafo (a)  anterior, todo miembro podrá pedir que la cuestión se someta a la Junta de Gobernadores, cuya resolución será definitiva. Mientras esté pendiente la resolución de la Junta, el Fondo podrá, si lo creyere necesario, actuar a base de la decisión de los Consejeros Ejecutivos.

(c)  Cuando surja un desacuerdo entre el Fondo y un miembro con ocasión de su retirada, o entre el Fondo y cualquier miembro durante la liquidación de aquél, dicho desacuerdo será sometido a arbitraje por un tribunal de tres árbitros, uno designado por el Fondo, otro por el miembro o miembro retirado, y un amigable componedor, el cual, a menos que las partes convengan otra cosa, será designado por el Presidente del Tribunal Permanente de Justicia Internacional o por cualquier otra autoridad que haya sido prescrita por reglamento adoptado por el Fondo. El amigable componedor gozará de plenos poderes para resolver todas las cuestiones de procedimiento en los casos en que las partes no estén de acuerdo respecto al mismo.


Artículo XIX. Explicación de términos.- Al interpretar las disposiciones de este Convenio el Fondo y sus miembros se guiarán por las siguientes definiciones:

(a)  Por reservas monetarias de un miembro se entenderán sus existencias oficiales netas de oro, de monedas convertibles de otros miembros y de monedas de los países no miembros que el Fondo especifique.

(b)  Por existencias oficiales de un miembro se entenderán sus activos centrales (es decir, las existencias o haberes de su Tesoro público, banco central o emisor, fondo de estabilización u otra entidad financiera similar).

(c)  Las existencias de otras instituciones oficiales o de otros bancos establecidos dentro de sus territorios podrán ser consideradas por el Fondo, en un caso concreto y previa consulta con el miembro, como existencias oficiales en la medida en que excedan considerablemente de los saldos corrientes; a condición de que, al determinar si en un caso concreto las existencias exceden de los saldos corrientes, se deduzcan de tales existencias las cantidades de moneda adeudadas a instituciones oficiales y bancos establecidos en los territorios de los miembros o de países no miembros especificados en el apartado (d)  siguiente.

(d)  Por existencias de un miembro en monedas convertibles se entenderán sus disponibilidades en monedas de otros miembros que no estén acogidos al régimen transitorio previsto en el Artículo XIV, Sección 2, junto con sus disponibilidades en monedas de países no miembros que el Fondo pueda especificar de cuando en cuando. A estos efectos, el término moneda comprende sin limitación la moneda acuñada, el papel moneda, los saldos bancarios, las aceptaciones bancarias y las obligaciones de entidades oficiales emitidas con vencimiento no superior a doce meses.

(e)  Las reservas monetarias de un miembro se calcularán deduciendo de sus existencias centrales las obligaciones a pagar en moneda al Tesoro público, bancos emisores, fondo de estabilización o entidades similares de carácter financiero de otros miembros o de países no miembros especificados en el apartado (d)  anterior, junto con obligaciones similares a pagar a otras instituciones oficiales y otros bancos establecidos en los territorios de los miembros o de países no miembros especificados en el apartado (d)  anterior. A estas existencias netas se añadirán las sumas consideradas como existencias oficiales de otras instituciones oficiales y de otros bancos a que se refiere el apartado (c)  anterior.

(f)  Las existencias de moneda de un miembro en poder del Fondo comprenderán los títulos aceptados por el Fondo con arreglo al Artículo III, Sección 5.

(g)  El Fondo, previa consulta con el miembro que esté acogido al régimen transitorio previsto en el Artículo XIV, Sección 2, podrá considerar las existencias de moneda de dicho miembro, que lleven aparejados derechos específicos de conversión en otra moneda o en oro, como existencias en moneda convertible a los efectos de calcular las reservas monetarias.

(h)  A los efectos de calcular las suscripciones en oro a que se refiere el Artículo III, Sección 3, las existencias oficiales netas de un miembro en oro y en dólares de los Estados Unidos de América consistirán en sus existencias oficiales en oro y en moneda de los Estados Unidos de América después de deducir las existencias centrales de su moneda en poder en otros países y las existencias de su moneda en poder de otras instituciones oficiales y de otros bancos, si estas existencias llevan aparejados derechos específicos de conversión en oro o en moneda de los Estados Unidos de América.

(i)  Por pagos por transacciones corrientes se entenderán los pagos que no tienen por objeto efectuar transferencias de capital, y comprenden, sin limitación:

(1)  Todos los pagos debidos en relación con el comercio exterior, con otros negocios corrientes, inclusive servicios, y con facilidades bancarias y crediticias normales a corto plazo.

(2)  Los pagos debidos por intereses sobre préstamos y por rédito neto de otras inversiones.

(3)  Los pagos de cantidades moderadas por amortización de préstamos o por depreciación de inversiones directas.

(4)  Las remesas moderadas para gastos familiares de subsistencia.

El Fondo podrá decidir, previa consulta con los miembros interesados, si determinadas transacciones concretas han de considerarse transacciones corrientes o transacciones de capital.


Artículo XX. Disposiciones finales.- Sección 1.  Entrada en vigor.-Este Convenio entrará en vigor cuando haya sido firmado en nombre de los Gobiernos que reúnan el sesenta y cinco por ciento del total de las cuotas establecidas en el Anejo A y cuando los instrumentos a que se refiere la Sección 2 (a)  de este Artículo hayan sido depositados en su nombre; pero en ningún caso entrará en vigor este Acuerdo antes del 1 de mayo de 1945.

Sección 2.  Firma.-(a)  Todo Gobierno en cuyo nombre haya sido firmado este Convenio depositará en manos del Gobierno de los Estados Unidos de América un instrumento manifestando que ha aceptado este Convenio de acuerdo con su legislación y que ha tomado todas las medidas necesarias para cumplir con todas las obligaciones derivadas del mismo.

(b)  Un Gobierno será miembro del Fondo a partir de la fecha en que se deposite en su nombre el instrumento a que se refiere el apartado (a)  anterior; pero ningún Gobierno podrá ser miembro antes de la entrada en vigor de este Convenio con arreglo a la Sección 1 del presente Artículo.

(c)  El Gobierno de los Estados Unidos de América informará a los Gobiernos de todos los países cuyos nombres figuran en el Anejo A y a todos los Gobiernos cuyo ingreso sea aprobado de acuerdo con el Artículo II, Sección 2, de todas las firmas de este Convenio y del depósito de todos los instrumentos a que se refiere el apartado (a) anterior.

(d)  Todo Gobierno, en el momento en que sea firmado este Convenio en su nombre, remitirá al Gobierno de los Estados Unidos de América, en oro o en dólares de los Estados Unidos de América, la centésima parte del uno por ciento de su suscripción total con el fin de hacer frente a gastos administrativos del Fondo. El Gobierno de los Estados Unidos de América ingresará dichos fondos en una cuenta corriente especial y los traspasará a la Junta de Gobernadores del Fondo cuando haya sido convocada su primera reunión con arreglo a la Sección 3 de este Artículo. En el caso de que este Convenio no hubiera entrado en vigor el 31 de diciembre de 1945, el Gobierno de los Estados Unidos de América devolverá dichos fondos a los Gobiernos que los hayan remitido.

(e)  Este Convenio podrá ser firmado en Washington hasta el 31 de diciembre de 1945 en nombre de los Gobiernos de los países que figuran en el Anejo A.

(f)  Con posterioridad al 31 de diciembre de 1945, este Convenio podrá ser firmado en nombre del Gobierno de cualquier otro país, cuyo ingreso haya sido aprobado de acuerdo con el Artículo II, Sección 2.

(g)  Mediante la firma de este Convenio todos los Gobiernos lo aceptan tanto en su propio nombre como respecto a sus colonias, territorios ultramarinos, todos los territorios bajo su protección, soberanía o autoridad y todos los territorios sobre los cuales ejerzan mandato.

(h)  En el caso de Gobiernos cuyos territorios metropolitanos hayan estado bajo ocupación enemiga, el depósito del instrumento a que se refiere el apartado (a)  anterior podrá ser aplazado hasta ciento ochenta días a contar de la fecha en que dichos territorios hayan sido liberados. Sin embargo, si el Gobierno interesado no efectuara dicho depósito antes de expirar el plazo señalado, quedará anulada la firma estampada en nombre del mismo y le será devuelta la parte de su suscripción pagada con arreglo al apartado (d)  anterior.

(i)  Los apartados (d)  y (h)  entrarán en vigor respecto a cada Gobierno firmante a partir de la fecha de su firma.

Sección 3.  Inauguración del Fondo.-(a)  Tan pronto como este Convenio entre en vigor con arreglo a la Sección 1 del presente Artículo, cada miembro designará un gobernador, y el miembro que tenga la cuota mayor convocará la primera reunión de la Junta de Gobernadores.

(b)  En la primera reunión de la Junta de Gobernadores se adoptarán los acuerdos necesarios para la selección de consejeros ejecutivos provisionales. Los Gobiernos de los cinco países que tengan asignadas las cuotas mayores en el Anejo A designarán consejeros ejecutivos provisionales. Si uno o varios de dichos Gobiernos aún no fueran miembros, los puestos de consejeros ejecutivos que tuvieran derecho a designar quedarán vacantes hasta el momento en que dichos Gobiernos sean miembros o hasta el 1 de enero de 1946, si esta fecha llegara antes. Siete consejeros ejecutivos provisionales serán elegidos de conformidad con las disposiciones del Anejo C, y permanecerán en sus puestos hasta la fecha de la primera elección ordinaria de consejeros ejecutivos, que se celebrará tan pronto como sea posible después de 1 de enero de 1946.

(c)  La Junta de Gobernadores podrá delegar en los consejeros ejecutivos provisionales cualquiera de sus facultades, excepto las que no pueden ser delegadas en los Consejeros Ejecutivos.

Sección 4.  Determinación inicial de las paridades.-(a)  Cuando el Fondo considere que estará pronto en condiciones de comenzar sus operaciones de cambio, lo pondrá en conocimiento de los miembros y requerirá a cada uno de ellos para que comunique, dentro de treinta días, la paridad de su moneda basada en los tipos de cambio vigentes sesenta días antes de la entrada en vigor de este Convenio. Ningún miembro cuyo territorio metropolitano haya sido ocupado por el enemigo será requerido para que haga dicha comunicación mientras su territorio sea teatro de hostilidades de importancia vez que dicho miembro comunique la paridad de su moneda, serán aplicables las disposiciones del apartado (d)  siguiente.

(b)  La paridad comunicada por un miembro cuyo territorio metropolitano no haya sido ocupado por el enemigo será la paridad de la moneda de dicho miembro a los efectos de este Convenio, a menos que dentro de los noventa días posteriores a la recepción del requerimiento a que se refiere el apartado (a)  anterior:

(i)  el miembro notifique al Fondo que no considera satisfactoria la paridad, o

(ii)  el Fondo notifique al miembro que en su opinión, tal paridad no puede ser mantenida sin obligar a dicho miembro, o a otros, a recurrir al Fondo en una medida perjudicial para el Fondo y para las miembros. Cuando se haga una notificación conforme a los párrafos (i)  o (ii)  anteriores, el Fondo y el miembro se pondrán de acuerdo, dentro de un plazo determinado, por el Fondo a la luz de todas las circunstancias propias del caso, sobre una paridad conveniente para dicha moneda. Si el Fondo y el miembro no se pusieran de acuerdo dentro del período establecido, se estimará que el miembro se ha retirado del Fondo en la fecha en que expire dicho plazo.

(c)  Cuando la paridad de la moneda de un miembro haya sido establecida con arreglo al apartado (b)  anterior, bien sea por expiración del plazo de noventa días sin notificación, bien sea por acuerdo previa notificación, el miembro tendrá derecho a comprar al Fondo las monedas de otros miembros en la máxima medida permitida por este Convenio, siempre que el Fondo haya comenzado sus operaciones de cambio.

(d)  En el caso de un miembro cuyo territorio metropolitano haya sido ocupado por el enemigo, se aplicarán las disposiciones del apartado (b)  anterior, con sujeción a las modificaciones siguientes:

(i)  El plazo de noventa días sera ampliado de modo que termine en una fecha fijada por acuerdo entre el Fondo y el miembro.

(ii)  Durante el plazo ampliado, el miembro podrá comprar al Fondo con su moneda, si el Fondo ha comenzado sus operaciones de cambio, las monedas de otros miembros, pero solamente en las condiciones y en las cantidades que sean prescritas por el Fondo.

(iii)  En cualquier momento antes de la fecha fijada con arreglo al párrafo (i)  anterior se podrán introducir modificaciones, de acuerdo con el Fondo, en la paridad comunicada de conformidad con el apartado (a)  de esta sección.

(e)  Si un miembro cuyo territorio metropolitano hubiese sido ocupado por el enemigo, adoptará una nueva unidad monetaria antes de la fecha fijada con arreglo al apartado (d)  (i)  anterior, se comunicará al Fondo la paridad fijada por dicho miembro para la nueva unidad y se aplicarán las disposiciones del citado apartado (d).

(f)  No se tendrán en cuenta las modificaciones en las paridades convenidas con el Fondo con arreglo a esta sección al determinar si una modificación propuesta está comprendida en los párrafos (i), (ii) o (iii)  del Artículo IV, Sección 5 (c).

(g)  Todo miembro que comunique al Fondo una paridad para la moneda de su territorio metropolitano, comunicará simultáneamente un valor, referido a dicha moneda, para cada una de las demás monedas, si las hubiere, que circulen en los territorios respecto de los cuales haya aceptado este Convenio con arreglo a la Sección 2 (g)  de este artículo, pero no se requerirá a ningún miembro para que haga dicha comunicación respecto de la moneda específica de un territorio que haya sido ocupado por el enemigo mientras dicho territorio sea todavía teatro de hostilidades de importancia o durante un período posterior que el Fondo determine. Sobre la base de la paridad así comunicada, el Fondo computará la paridad de cada una de las demás monedas. Toda comunicación o notificación que se haga al Fondo respecto a la paridad de una moneda, con arreglo a los apartados (a), (b)  o (d)  anteriores, se considerará también, a menos que se manifieste lo contrario, como comunicación o notificación relativa a la paridad de todas las demás monedas arriba mencionadas. Sin embargo, todo miembro podrá hacer una comunicación o notificación que se refiera sólo a la moneda metropolitana o a cualquiera de las demás monedas. En tal caso, las disposiciones de los apartados precedentes, [incluso las del apartado (d)  anterior, si un territorio en el cual exista una moneda distinta hubiera sido ocupado por el enemigo] se aplicarán por separado a cada una de dichas monedas.

(h)  El Fondo comenzará sus operaciones de cambio en la fecha que determine una vez que los miembros que reúnan el sesenta y cinco por ciento del total de las cuotas establecidas en el Anejo A hayan adquirido el derecho, de acuerdo con los apartados precedentes de esta Sección, a comprar la moneda de otros miembros; pero en ningún caso las iniciará en tanto que no hayan cesado en Europa las hostilidades importantes.

(i)  El Fondo podrá aplazar las operaciones de cambio con un miembro cualquiera, si las circunstancias son tales que, en opinión del Fondo, pudieran llevar a una utilización de sus recursos en forma contraria a los fines de este Convenio o perjudicial para el Fondo o para los miembros.

(j)  Las paridades de las monedas de los Gobiernos que indiquen sus deseos de ser miembros después del 31 de diciembre de 1945 serán determinadas de acuerdo con lo dispuesto por el Artículo II, Sección 2.

Hecho en Washington, en un solo ejemplar que quedará depositado en los archivos del Gobierno de los Estados Unidos de América, el cual remitirá copias certificadas a todos los Gobiernos cuyos nombres se indican en el Anejo A y a todos aquellos cuyo ingreso en el Fondo sea aprobado de acuerdo con el Artículo II, Sección 2.


ANEJO A

Cuotas

(En millones de dólares de los Estados Unidos de América)



 
Australia ...

200

Bélgica ...

225

Bolivia ...

10

Brasil ...

150

Canadá ...

300

Colombia ...

50

Costa Rica ...

5

Cuba ...

50

Checoslovaquia ...

125

Chile ...

50

China ...

550

Dinamarca (1)  ...

-

Ecuador ...

5

Egipto ...

45

El Salvador ...

2,5

Estados Unidos de América ...

2.750

Etiopía ...

6

Filipinas ...

15

Francia ...

450

Grecia ...

40

Guatemala ...

5

Haití ...

5

Holanda ...

275

Honduras ...

2,5

India ...

400

Irán ...

25

Iraq ...

8

Islandia ...

1

Liberia ...

0,5

Luxemburgo ...

10

Méjico ...

90

Nicaragua ...

2

Noruega ...

50

Nueva Zelanda ...

50

Panamá ...

0,5

Paraguay ...

2

Perú ...

25

Polonia ...

125

Reino Unido ...

1.300

República Dominicana ...

5

Unión de África del Sur ...

100

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ...

1.200

Uruguay ...

15

Venezuela ...

15

Yugoslavia ...

60

Total ...

8.800


 
(1)  La cuota de Dinamarca será determinada por el Fondo después que el Gobierno danés haya declarado estar dispuesto a firmar este Convenio y antes de que se efectúe la firma.


ANEJO B

Disposiciones relativas a la readquisición por un miembro de su moneda en poder del Fondo

1.  Para determinar la medida en que podrá ser readquirida la moneda de un miembro en poder del Fondo, según el Artículo V, Sección 7 (b), con cada clase de reserva monetaria, es decir, con oro y con cada moneda convertible, será aplicable la siguiente regla, sin perjuicio de lo establecido en el apartado 2 posterior:

(a)  Si las reservas monetarias del miembro no hubieran aumentado durante el año, la cantidad pagadera al Fondo será distribuida entre todos los tipos de reservas en proporción a las existencias que tenga el miembro de los mismos a fin de año.

(b)  Si las reservas monetarias del miembro hubieran aumentado durante el año, una parte de la cantidad pagadera al Fondo igual a la mitad del incremento será distribuida entre aquellas clases de reservas que hayan aumentado, en proporción a la cantidad en que haya aumentado cada una de ellas. El resto de la suma pagadera al Fondo será distribuido entre todas las clases de reservas en proporción a las existencias que le queden al miembro de las mismas.

(c)  Si después de efectuadas todas las readquisiciones requeridas por el Artículo V, Sección 7 (b), el resultado excediera de cualquiera de los límites especificados en el Artículo V, Sección 7 (c), el Fondo requerirá que tales readquisiciones se hagan por los miembros proporcionalmente, de modo que no se rebasen dichos límites.

2.  El Fondo no adquirirá la moneda de ningún país no miembro con arreglo al Artículo V, Sección 7 (b)  y (c).

3.  Al calcular las reservas monetarias y el incremento de dichas reservas durante cualquier año a los fines del Artículo V, Sección 7 (b)  y (c), no se tendrá en cuenta -a menos que, por otras razones, el miembro haya hecho ya deducciones en dichas reservas- ningún incremento de las citadas reservas monetarias que sea debido a que una moneda anteriormente inconvertible se haya hecho convertible durante el año, o a existencias que sean el producto de un préstamo a plazo largo o medio contraído durante el año, o a fondos que hubiesen sido transferidos o reservados para reembolso de un préstamo durante el año subsiguiente.

4.  Cuando se trate de miembros cuyo territorio metropolitano haya sido ocupado por el enemigo, no se incluirá, al computar sus reservas monetarias o el incremento de las mismas, el oro producido en minas situadas en sus territorios metropolitanos durante los cinco años posteriores a la entrada en vigor de este Convenio.


ANEJO C

Elección de consejeros ejecutivos

1.  La elección de los consejeros ejecutivos electivos se hará mediante votación de los gobernadores que tengan derecho a votar según el Artículo XII, Sección 3 (b)  (iii)  y (iv).

2.  En la votación para los cinco consejeros que han de ser elegidos según el Artículo XII, Sección 3 (b)  (iii), cada gobernador con derecho a votar emitirá a favor de un solo candidato todos los votos que le correspondan según el Artículo XII, Sección 5 (a). Serán elegidos consejeros los cinco candidatos que obtengan el mayor número de votos, pero no será considerado como elegido ninguno de ellos que obtenga menos del diecinueve por ciento del número total de los votos que puedan ser emitidos (votos admisibles).

3.  Cuando no resultaren elegidos cinco candidatos en la primera votación, se procederá a una segunda votación, en la cual el candidato que obtuviere el menor número de votos no podrá ser elegido y en la que votarán únicamente: (a)  los gobernadores que votaron en la primera votación por un candidato no elegido, y (b)  los gobernadores cuyos votos a favor de un candidato elegido se considere, según el apartado 4 siguiente, que han elevado el número de votos emitidos a favor de dicho candidato por encima del veinte por ciento del total de los votos admisibles.

4.  Al determinar si los votos emitidos por un gobernador han elevado el total a favor de cualquier candidato por encima del veinte por ciento de los votos electivos, se entenderá que este porcentaje comprende, en primer lugar, los votos del gobernador que haya emitido el mayor número de votos en favor de dicho candidato; después, los votos del gobernador que siguió en número de votos; y así sucesivamente hasta alcanzar el veinte por ciento.

5.  Se considerará que un gobernador ha emitido todos sus votos a favor de un candidato cuando los votos de dicho gobernador hayan de computarse parcialmente para elevar por encima del diecinueve por ciento el número total de los obtenidos por el citado candidato, incluso si la totalidad de los votos emitidos a favor del mismo excediera, por tal razón del veinte por ciento.

6.  Si después de la segunda votación no hubiesen resultado elegidos cinco candidatos, se efectuarán nuevas votaciones con arreglo a las mismas normas hasta que resulten elegidos los cinco candidatos; aunque una vez que hayan resultado elegidos cuatro, el quinto podrá ser elegido por simple mayoría de los votos restantes, considerándose que ha sido elegido por la totalidad de los citados votos.

7.  Los consejeros que han de ser elegidos por las Repúblicas americanas según el Artículo XII, Sección 3 (b)  (iv), lo serán en la forma siguiente:

(a)  Cada uno de los consejeros será elegido separadamente.

(b)  En la elección del primer consejero cada gobernador que represente a una República americana con derecho a participar en la elección emitirá todos los votos que le correspondan a favor de un solo candidato. Será elegido el candidato que obtenga el mayor número de votos, siempre que haya obtenido no menos del cuarenta y cinco por ciento de la totalidad de los mismos.

(c)  Si en la primera votación no resultase elegido ningún candidato, se efectuarán nuevas votaciones, en cada una de las cuales el candidato que obtenga el menor número de votos será eliminado, hasta que un candidato obtenga el número de votos suficientes para ser elegido con arreglo al apartado (b)  anterior.

(d)  Los gobernadores cuyos votos hubiesen contribuido a la elección del primer consejero no tomarán parte en la elección del segundo.

(e)  El candidato que no resultare elegido en la primera votación no quedará incapacitado para la elección del segundo consejero.

(f)  Para la elección del segundo consejero se requerirá la mayoría de los votos que puedan emitirse. Si en la primera votación ningún candidato obtuviese mayoría, se efectuarán nuevas votaciones, en cada una de las cuales será eliminado el candidato que haya obtenido el menor número de votos, hasta que alguno de ellos obtenga la mayoría.

(g)  Se considerará que el segundo consejero ha sido elegido por la totalidad de los votos que hubieran podido emitirse en votación que determinó su elección.


ANEJO D

Liquidación de cuentas con miembros que se retiren

1.  El Fondo vendrá obligado a pagar al miembro que se retire una cantidad igual a su cuota, más las cantidades que le sean debidas por el Fondo, menos las que él adeude al mismo, incluyendo los cargas que se produzcan después de la fecha de retirada; pero no se efectuará ningún pago hasta seis meses después de la fecha de retirada. Los pagos se efectuarán en la moneda del miembro retirado.

2.  Si las existencias en poder del Fondo de la moneda del miembro retirado no fueran suficientes para pagar la cantidad neta debida por el Fondo, el saldo será pagado en oro o en cualquier otra forma que pueda convenirse. Si el Fondo y el miembro retirado no llegaran a un acuerdo dentro de los seis meses siguientes a la fecha de retirada, la moneda en cuestión retenida por el Fondo será abonada inmediatamente al miembro retirado. El saldo debido será pagado en diez plazos semestrales durante los cinco años siguientes. Cada uno de dichos plazos será pagado, a opción del Fondo, bien en moneda del miembro retirado, adquirida después de su retirada, bien mediante entrega de oro.

3.  Si el Fondo dejara de pagar cualquiera de los plazos debidos de conformidad con los párrafos anteriores, el miembro retirado tendrá derecho a exigir al Fondo el pago de dicho plazo en cualquiera de las monedas de que disponga, con excepción de aquellas que hubiesen sido declaradas escasas con arreglo al Artículo VII, Sección 3.

4.  Si las existencias en poder del Fondo de la moneda de un miembro retirado excedieran de la cantidad que se le debe y si dentro de los seis meses siguientes a la fecha de retirada no se llegara a un acuerdo sobre el procedimiento de liquidación de cuentas, el antiguo miembro quedará obligado a readquirir dicho exceso de su moneda en oro o, a su opción, en las monedas de los miembros que fuesen convertibles en el momento de la readquisición. La readquisición se hará a la paridad existente en el momento de la retirada del Fondo. El miembro retirado terminará la readquisición dentro de los cinco años siguientes a la fecha de su retirada, o en un plazo más amplio fijado por el Fondo, pero no estará obligado a readquirir en cada plazo semestral más de una décima parte del exceso de existencias de su moneda que tenga el Fondo en la fecha de la retirada, más las nuevas adquisiciones de moneda efectuadas durante el citado semestre. Si el miembro retirado no cumpliera esta obligación, el Fondo podrá liquidar en cualquier mercado, en una forma ordenada, la cantidad de moneda que debiera haber sido readquirida.

5.  Todo miembro que deseara obtener la moneda de otro miembro que se hubiera retirado, la adquirirá comprándola al Fondo, siempre que dicho miembro tenga acceso a los recursos del mismo y que dicha moneda esté disponible con arreglo al párrafo 4 anterior.

6.  El miembro retirado garantiza la utilización sin restricciones en todo momento de la moneda disponible con arreglo a los párrafos 4 y 5 anteriores para la compra de mercancías o para el pago de sumas que sean debidas a él o a personas en sus territorios; y compensará al Fondo por cualquier pérdida que resultara de la diferencia entre la paridad de su moneda en la fecha de la retirada y el valor obtenido por el Fondo al disponer de la misma, de conformidad con los párrafos 4 y 5 anteriores.

7.  En caso de liquidación del Fondo según el Artículo XIV, Sección 2, dentro de los seis meses siguientes a la fecha de retirada del miembro, las cuentas entre el Gobierno de éste y el Fondo serán liquidadas de acuerdo con el Artículo XVI, Sección 2 y con el Anejo E.


ANEJO E

Administración de la liquidación

1.  En caso de liquidación, las obligaciones del Fondo que no se refieran a la devolución de suscripciones tendrán prioridad en la distribución del activo del Fondo. Para hacer frente a cada una de dichas obligaciones, el Fondo utilizará su activo en el orden siguiente:

(a)  la moneda en que sea pagadera la obligación;

(b)  oro;

(c)  todas las demás monedas en proporción, en la medida que sea posible, a las cuotas de los miembros.

2.  Una vez canceladas las obligaciones del Fondo, de acuerdo con el párrafo 1 anterior, el saldo de su activo será distribuido y prorrateado en la forma siguiente:

(a)  El Fondo distribuirá su existencia de oro entre los miembros cuyas monedas estén en poder de aquél en cuantía inferior a sus cuotas. Estos miembros percibirán el oro distribuido en esta forma en proporción a la cantidad en que sus cuotas excedan de las existencias de sus monedas en poder del Fondo.

(b)  El Fondo distribuirá a cada miembro la mitad de las existencias de su moneda en poder de aquél, pero el importe distribuido no será superior al cincuenta por ciento de su cuota.

(c)  El Fondo prorrateará el resto de sus existencias de cada moneda entre todos los miembros en proporción a las cantidades debidas a cada uno de ellos, una vez realizadas las distribuciones previstas en los anteriores apartados (a)  y (b).

3.  Todo miembro readquirirá las existencias de su moneda asignadas a otros miembros con arreglo al apartado 2 (c)  anterior, y convendrá con el Fondo, dentro de los tres meses siguientes a la decisión de liquidación, la forma en que ha de procederse ordenadamente a dicha readquisición.

4.  Si un miembro no llegara a un acuerdo con el Fondo dentro del plazo de tres meses a que se refiere el apartado 3 anterior, el Fondo utilizará las monedas de otros miembros, adjudicadas por prorrateo a dicho miembro, según el apartado 2 (c)  anterior, para readquirir la moneda del mencionado miembro, adjudicada a otros miembros. Cada moneda adjudicada a un miembro que no haya llegado a un acuerdo con el Fondo será utilizada, en lo posible, para readquirir la moneda del mismo, adjudicada a los miembros que hubieran llegado a un acuerdo con el Fondo conforme el apartado 3 anterior.

5.  Si un miembro hubiera llegado a un acuerdo con el Fondo con arreglo al apartado 3 anterior, el Fondo utilizará las monedas de otros miembros adjudicadas a aquél conforme al apartado 2 (c)  anterior para readquirir la moneda de dicho miembro adjudicada a aquellos otros que hubiesen llegado a un acuerdo con el Fondo, conforme al apartado 3 anterior. Toda cantidad así readquirida lo será en la moneda del miembro al cual hubiese sido adjudicada.

6.  Una vez cumplido lo dispuesto en los apartados anteriores, el Fondo pagará a cada miembro las restantes monedas retenidas por cuenta del mismo.

7.  Todo miembro cuya moneda hubiera sido distribuida a otros miembros según el apartado 6 anterior, readquirirá dicha moneda a cambio de oro, o, a su opción, de moneda, del miembro que solicite la readquisición o en cualquier otra forma que pudieran convenir ambos. Si los interesados no se pusieran de acuerdo, el miembro obligado a la readquisición la completará dentro de los cinco años siguientes a la fecha de distribución, pero no estará obligado a readquirir en cada plazo semestral más de una décima parte de la cantidad distribuida a cada uno de los demás miembros. Si el miembro no cumpliera esta obligación, la cantidad de moneda que debiera haberse readquirido podrá liquidarse, en una forma ordenada, en cualquier mercado.

8.  Todo miembro cuya moneda hubiera sido distribuida entre otros miembros conforme al apartado 6 anterior, garantiza la utilización sin restricciones de dicha moneda en todo momento para la compra de mercancías o para el pago de sumas que sean debidas a él o a personas en sus territorios. Todo miembro así obligado se compromete a compensar a otros miembros por cualquier pérdida que resultara de la diferencia entre la paridad de su moneda en la fecha en que se decidiese la liquidación del Fondo y el valor obtenido por dichos miembros al disponer de la misma.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
TAZAS
III Congreso Internacional Compliance
Onesource
Dossier: RGPD
 
Tarifa plana